Linea Directa


LA POLÍTICA Y EL CIBERESPACIO
Por Gerardo Reyes Gómez (LD 03-09-01)

No me lo crean, porque debo haber estado soñando, pero de pronto me lo encontré caminando por la calle como cualquier hijo de vecino; se me quedó mirando con un dejo de soberbia y una irónica y sardónica sonrisita que me dejó ver con uno de sus labios medio torcido. Me dijo: “oye Ger, cómo le haces para decir tantas pen-tontadas, por no decir tonta-dejadas, en tan corto como mamón espacio”.

Su gran sinceridad me tomó desprevenido, sin embargo, reponiéndome de la sorpresa y haciendo de tripas corazón repliqué: “bien, mi nunca bien ponderado subcomandante Vicen, yo te digo como le hago para eso, si me dices cómo le haces tú para decirlas todos los días. Quizá a mí me cuesta un poco hacerlo de vez en cuando, pero a ti, hacerte con “pe” con “de” con “jota” te sale muy facilito y hasta natural.”

Ya sentía yo llegar un fuerte zape por la nuca, propinado entre oreja, ceja y madre, con la cacha de una calibre 45, por parte de alguno de los guaruras del Estado Mayor y hasta, inconscientemente, me agaché para esquivarlo. Pero no pasó nada. Me dije: “esto no esta sucediendo, debe ser un sueño y lo que pasa es que traes la conciencia cochambrosa, porque con frecuencia desusual te metes con el señor de las botas limpias y el cerebro descompuesto”. “Un día de estos --continúe con mi interna reflexión-- te van a partir toditito tu perfil de orgulloso naco iluminado, pasando por tu sacrosanta madre y parientes que te acompañen. Así que ya bájale, o te atienes a las consecuencias”.

Como dándome ánimos, continué: eso no puede pasar en el ciberespacio. Aquí sí hay libertad para expresar tu opinión y crítica con toda libertad, al menos si no llegas al libertinaje, pero puedes expresar todo lo que se te antoje. Ya no tienes encima, como antaño, al editor de un medio escrito que se vende a sí mismo, o vende tu trabajo al mejor postor y atesora las ganancias. Porque de existir una lógica distinta, al señor de Sahaún no le alcanzarían los guaruras para pararle los tacos a algunos cientos de miles de mexicanos que, como este hocicón cibernético, se han dado cuenta de que en una competencia entre los dos campeones, George W. Bush y nuestro subcomandante, no habría a quién irle. Los dos parecen aptos para probar los juegos de nintendo... pero los del nivel 1 y ambos se darían una divertidota de película.


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com