Linea Directa


CERISOLA Y LOS CAMINOS DEL SEÑOR DE LOS CIELOS
Por Gerardo Reyes Gómez. (LD 30-07-01)

"Business are business", esto no debemos olvidarlo, porque México tiene un gobierno de empresarios y ellos vinieron a hacer negocios. Para que no lo olvidemos ahí está Pedro Cerisola, el secretario de Comunicaciones y Transportes, por el momento responsable de llevar a cabo el que probablemente será el negocio más grande del sexenio de Vicente Fox: la construcción del nuevo aeropuerto internacional que dará servicio a la capital de la república.

En fecha próxima habrán concluido las negociaciones para llevar a cabo un proyecto donde nada tienen que ver los patos migrantes de Canadá, las milpas de Texcoco, la contaminación de la atmósfera del Valle de México, y ninguna otra cuestión relacionada con le ecología sustentable; será sólo el gran juego de los intereses el que determine dónde, cuándo y cómo se repartirán el gran pastel que rendirá enormes ganancias, al menos durante los próximos treinta años.

Tomemos en cuenta que un aeropuerto internacional como el que nos ocupa es mucho más que una terminal aérea. En realidad es: desde un punto utilizado anualmente por algunos millones de pasajeros para partir o arribar a la capital, hasta la frontera más importante de toda la república, donde lo más ganancioso son los derechos de paso, las franquicias para importar y exportar mercancías de todo tipo, desde productos tecnológicos y armas hasta todo tipo de drogas, lo cual hace de ese aeropuerto el más codiciado. Además de ser la frontera de mayor movimiento, esa central aérea es un punto estratégico de control para los servicios de inteligencia, que regulan trafico legal e ilegal tanto de algún tipo de información como de mercancías y personas.

Debido a lo anterior, no es gratis que la lucha de los intereses se observe como una guerra entre las facciones políticas y económicas del país y algunos importantes intereses internacionales.

En México se están dando los nuevos acomodos estratégicos relacionados con el tráfico de drogas, especialmente los involucrados con los de la cocaína proveniente del sur del continente y el control esta en proceso de cambio de manos. Es ahí donde Pedro Cerisola podrá decidir a quién le dará la posibilidad de erigirse como el nuevo "señor de los cielos" y esto, amigo lector, cuesta muchos, pero muchísimos, billetes verdes de muy alta denominación.

Sin embargo, a don Pedro ya le vimos metidas las manos en la masa del pastel y, de aquí en adelante, nos convertiremos en censores de sus movimientos. Pronto daremos detalles de esa alianza ya no tan secreta, entre el "Señor de las Ratas", gobernador del Estado de México, y el señor Fox, la cual rendía frutos no solo en el área de espionaje telefónico, sino en un acercamiento directo con el clan Hank y otro personaje que será, muy probablemente, su heredero.



    


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com