Linea Directa


¿QUIÉN ES, AHORA, EL MONTESINOS MEXICANO?
Por Gerardo Reyes Gómez. (LD 02-07-01)

Los gobiernos del continente americano pueden pretender que no lo sabían, que ignoraban el grado de penetración de la Central Intelligense Agency en las estructuras administrativas de estos países, que el fenómeno Montesinos, propiciado y protegido por la CIA, no pudo haberlos afectado, que ellos están limpios como el pétalo de una rosa blanca.

Sin embargo, mienten, por temor o conveniencia esos gobernantes mienten. La infección alcanza todo el continente y México no podría ser la excepción. El reto es saber quién de nuestros funcionarios de primer nivel está trabajando para la CIA; esto es, quién será nuestro Montesinos. En esta hoja web ya hemos apuntado algunas directrices que nadie ha osado desmentir.

Desde hace años, casi desde su creación, la Agencia Central de Inteligencia aplica un programa permanente de cooptación de nuevos elementos en los países considerados enemigos, sin descuidar los que considera sus "amigos". Para ello cuenta con un amplio presupuesto aprobado por las comisiones de seguridad del Capitolio. De esta manera la CIA posee una basta red de información que va desde simples agentes "orejas", hasta funcionarios de nivel medio, como algunos generales de los ejércitos latinoamericanos, y algunos de los funcionarios enclavados en la toma de decisiones de Estado. Como es lógico suponer la nómina es amplia y generosa. En suma; para EE.UU. esta es una política de Estado.

A mucha gente se le olvida, porque no vemos lo que no queremos ver, que los agentes de la CIA operando en nuestros países quedan marcados con un sello muy especial y aquel que ha pretendido romper sus lazos de dependencia y de traición son castigados severamente. A Montesinos lo perdió la ambición de poder y riquezas; a Fujimori, un enfermo de poder político, la ambición de gobierno, por ello firmó un pacto secreto con el Japón para mantenerlo en la Presidencia del Perú, y Montesinos es culpable por haberlo acompañado en la aventura. Saben cuando extraditará Japón a Fujimori, ¡nunca!.

Gente que se creyó tan poderosa como para retar a la CIA, ha pagado las consecuencias. El caso más conocido es del de Antonio Noriega el ex presidente de Panamá, el único narcopresidente al que le cabe el dudoso honor de haber provocado una invasión a su país, misma que causó cientos de muertos, sólo para aprehenderlo y poder enviarlo a una prisión de los EE.UU. para ser juzgado secretamente.

Con George Bush en la Casa Blanca la CIA recobró el poder que tenía cuando fue presidente el padre del actual mandatario. La CIA es ahora un factor de poder global.

Ahora con la globalización de la justicia, fenómeno que provoca incongruencias como aumentar el número de extraditados a EE.UU. a proporciones increíbles, así como la injerencia directa del gobierno del imperio global, para castigar a quienes considera delincuentes, se da el caso de observar las ilegítimas presiones en el seno del Parlamento Europeo, por parte de la OTAN y del Gobierno estadounidense, ofreciendo millones de dólares para que Milosevik fuera juzgado en el tribunal internacional de la Haya, aun cuando los presuntos delitos, sean de lesa patria o lesa humanidad, hayan sido cometidos en su país natal.

Retomando el tema, debemos respondernos ¿quién, de entre los altos funcionarios conectados con la seguridad nacional, se está perfilando como el Vladimiro Montesinos mexicano. ¿Acaso será Adolfo Aguilar Zinzer o, quizá, Jorge G. Castañeda? Sus perfiles de actuación política apuntan en esa y no en otra dirección.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com