Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

EL POLÉMICO PRESUPUESTO

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 27-11-19)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

Por un lado, la confrontación, los desacuerdos y finalmente la presión de ciertos líderes de organizaciones campesinas que pretendían mantener el curso natural de flujos económicos que los benefician a ellos y a sus clientelas, y por otro lado, la actual administración federal, que se ha propuesto eliminar la corrupción intermediaria y entregar directamente los apoyos a los beneficiados, o visto de otra manera, con el gobierno en turno convertido en el suministrador de fondos para “otras fórmulas clientelares”, no permitieron dialogar y menos sesionar a los diputados el tema del polémico presupuesto de egresos de la Federación 2020, en el Palacio Legislativo de San Lázaro, su legítima sede.

Los líderes rompieron el diálogo al considerar que la explicación sobre el incremento de subsidios al campo a través de programas de becas y comercialización a pequeños productores no atienden los problemas de producción y distribución. Posteriormente cayeron de la gracia presidencial cuando aquellos pretendieron movilizaciones masivas desde San Lázaro para irrumpir en el desfile cívico-militar que se organizó para conmemorar el inicio de la Revolución Mexicana y en respuesta obvia, las fuerzas federales y capitalinas encapsularon a los grupos de manifestantes para impedirles el libre movimiento.

A los dirigentes de esas agrupaciones campiranas, el propio presidente de la República los acusa de especializarse en moches, es decir, en formas de corrupción que se aprovechan de las necesidades populares y del dinero público destinado a tratar de paliarlas. Este método sostenido por priístas y panistas, ha implicado la rasura de recursos federales para dejar ganancias a líderes y legisladores que se dedican a conseguir presupuestos destinados a obras o para dirigentes sociales que son adictos a exigir dinero y fungen como intermediarios.

Finalmente, el pragmatismo político se impuso y la fuerza Morena, dominante de la Cámara de Diputados se zafó del afán de sesionar en su sede natural y trasladó sus actividades a la zona de Santa Fe, una de las más lujosas de la capital del país, y específicamente a un centro de exposiciones Bancomer. La decisión fue adoptada tras el rechazo de las organizaciones a la propuesta de Morena de crear un modelo de financiamiento para el agro y la sugerencia de que las gestiones de obras se realicen con los alcaldes.

En Santa Fe, sede alterna rodeada de policías, la larga jornada plena de reproches y agravios, arrojó frutos. La Cámara de Diputados aprobó en votación nominal, con 321 votos en favor, de Morena, PES, PT y Verde; 78 en contra, de PRI y MC, y cero abstenciones, un gasto público de 6 billones 100 mil millones de pesos, que atenderá según ellos, sectores sensibles como combate a la pobreza, apoyo al campo, educación y agua potable. Alfonso Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto, describió que lo aprobado da fortaleza y garantía de que el gasto para 2020 se ha elaborado cubriendo las demandas de absolutamente todos los sectores y se mantendrán a cabalidad los programas sociales del gobierno federal abatiéndose por siempre los denominados moches.

Una vez que la bancada del PAN se ausentó, señalando el desaseo constitucional que bordeó la aprobación presupuestaria, la oposición encabezada por el PRI, se pronunció en contra de los recortes y reasignaciones aplicados al proyecto original. Reprocharon el ajuste al gasto en la Fiscalía General de la República y en el Instituto Nacional Electoral (INE), así como el nulo crecimiento presupuestal en las secretarías de la Defensa Nacional y Marina dejando en tinieblas supuestamente el marco de la seguridad y el proceso electoral próximo. Antes, Eraclio Rodríguez (Morena), presidente de la Comisión de Agricultura, advirtió que con este presupuesto está en riesgo el abasto de alimentos.

¿Qué va a pasar? Va a subir el precio del huevo, de la leche, porque se va a sembrar menos sorgo, maíz y frijol. Habrá un problema de abasto. Ojalá y podamos resolverlo. Incluso recomendó: “no se preocupen tanto por nosotros. Preocúpense por ustedes, los que viven en la ciudad. Hoy sí van a saber pa’ qué somos los campesinos, por qué cerramos las calles y venimos a pedir presupuesto”. Carmen Cabrera (PES), representante del Frente Auténtico del Campo, que es una de las organizaciones de productores que bloquearon San Lázaro, reprochó con dureza, porque el programa Sembrando Vida es un negocio de Alfonso Romo. ¿Qué hizo en 2018? Pagó la campaña de Andrés Manuel López Obrador y hoy es su principal asesor. “Los pequeños y medianos productores no tendrán esos apoyos; no habrá manera de que éstos o un ganadero tengan acceso siquiera a un tractor”.

Ante la polémica presupuestal y el desmadre de los inconformes, considero yo que más allá del sitio alterno para sesionar, y las maniobras para convocar con sigilo y trasladar con protección policiaca a los parlamentarios, el punto esencial y la incertidumbre están en la decisión del gobierno de López Obrador y de la Cámara de Diputados bajo su dominio, de romper por tiempo indefinido, el esquema en cuanto a la asignación de recursos a rubros como el del campo cultivable y la intervención de organismos y liderazgos que, según lo dicho por el conductor de las Mañaneras, solían practicar actos de corrupción con esos fondos o con la intermediación política en sí. Por lo pronto, del polémico presupuesto de egresos de la Federación 2020, hay que destacar:

Que sin conocer el origen y suficiencia de los recursos, la Cámara de Diputados aprobó consolidar mediante el diseño de mezcla de recursos la comercialización de productos del campo, al incluir la obligación del gobierno federal de regular la contratación previa de las cosechas, como política pública que impulse el ordenamiento de los mercados agrícolas.

Que el presupuesto fue diseñado pensando en el bienestar de la mayoría de las personas y supuestamente para mantener finanzas públicas sanas y estabilidad económica en el contexto de desaceleración global. Que para ello, contiene reglas de operación que favorecerán el uso de los recursos públicos en los programas de desarrollo social e infraestructura y la obligatoriedad de los gobiernos de los estados a informar regularmente a la Secretaría de Hacienda el destino y los beneficiarios de las partidas federalizadas. 

Totalmente nerviosos, esperamos que todo esto no sea una escenografía con licuados de salivazo, que el polémico presupuesto tenga certidumbre y los recursos para lograrlo. De otra manera, pronto veremos las consecuencias buenas o malas de esta nueva política de asignación de recursos y del rediseño general del presupuesto federal. Deseamos que la política fiscal y la economía moral se fortalezcan, que “el ganso no se canse” y que por el bien de México todo salga bien.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com