Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

LOS BENEFICIARIOS DEL FISCO

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 10-09-19)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

En nuestro país, la cancelación y condonación fiscal ha sido una práctica perversa que se ha prestado a distorsiones y abusos que merman las finanzas públicas y desequilibran la carga fiscal, sobre todo cuando se beneficia a los grandes contribuyentes. Eso ya se acabó, tras una larga pelea jurídica, la lista de privilegiados divulgada por el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y elaborada por Fundar Centro de Análisis, reconstruye a los grupos políticos dominantes y sus aliados a partir del primer año del sexenio de Calderón (2007). En su momento, el expresidente de las mangas largas, ordenó condonar créditos fiscales en beneficio de grandes grupos empresariales por alrededor de 240 mil millones de pesos. “No fui yo, fue el Congreso” escribió en Twitter, y para librarse de esa responsabilidad, asegura que no hubo intencionalidad política para determinar los perdones fiscales revelados. A su manera, no dice que desconocía lo que estaba sucediendo, pero tampoco dice que hubiera hecho algo para detener la sangría de los recursos públicos.

Entre los beneficiarios de esa práctica fiscal perversa, aparece el caso de la empresa Kimberly Clark de México, a quien en los tiempos de Calderón y Peña Nieto, el SAT condonó cuando menos 44 millones 415 mil pesos en impuestos, con todo y que sus ingresos por ventas y el monto de sus utilidades netas son permanentes y más que generosas. El morbo de este asunto es que Claudio X. González Laporte, es el presidente de Kimberly Clark y el mismísimo padre de Claudio X. Guajardo, cabeza visible de mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), organización a la cual el presidente López Obrador llamó “corruptos e hipócritas” y los acusó de promover un sabotaje jurídico en contra del aeropuerto en Santa Lucía.

Los impuestos han sido utilizados por el gobierno para castigar con auditorías severas a los enemigos políticos; y premiar con condonaciones a los aliados. Un caso notorio sucedió al comienzo del gobierno de Felipe Calderón. Llegó con la mancha de un triunfo sucio y gratificó con perdones fiscales a sus aliados en el famoso compló contra López Obrador. El informe revela que Carlos Ahumada Kurtz, relacionado sentimentalmente con Rosario Robles e implicado en los video escándalos con Rene Bejarano, recibió una condonación fiscal por 6 millones 184 mil pesos. Otro caso: El panista Diego Fernández de Cevallos recibió un borrón y cuenta nueva por 8 millones 329 mil pesos, pero le queda pendiente el asunto del predial en Querétaro por casi mil millones de pesos; (es un impuesto local.) 

Por su lado, el abogado Juan Collado recibió una condonación por 12 millones. Según la versión de Ahumada, Collado fue el representante de Carlos Salinas de Gortari en la maquinación. Aparece en el listado el mismo Salinas de Gortari, quien de inmediato, envió una carta aclarando que no tiene relación alguna con la persona moral denominada Unidad Económica Lic. Carlos Salinas de Gortari que el SAT incluyó en su reporte y según él va a investigar. ¿Usted le cree? Yo tampoco.  

En estos enjuagues también aparecen Angélica Rivera, “La Gaviota” (ex esposa de Enrique Peña Nieto), Yeidckol Polevnsky, dirigente de Morena, quien atribuye a su contador el haber elaborado con errores algunos trámites fiscales que terminaron llevándola a que le condonaran más de 16 millones de pesos durante la administración de Enrique Peña Nieto. Ana Gabriela Guevara, de la Comisión Nacional del Deporte. Yeidckol y Ana, estarán más tranquilas, el presidente López Obrador explicó que los beneficios fiscales a sus colaboradoras, sin mencionarlas por sus nombres, eran antes condiciones legales toleradas.

En la terrible lista de Fundar, aparecen consorcios como Grupo Lala, del multimillonario empresario Eduardo Tricio Haro (2 mil 430 millones de pesos); Sabritas (mil 500 millones), Roche (2 mil 875 millones), Kansas City Southern de México, Banco JP Morgan, Alstom, Halliburton, Zara, Bacardí y Bayer, entre otras, todas con voluminosas utilidades anuales. Mexichem, la de la explosión en Pajaritos, Veracruz, Bimbo de la familia Servitje, IUSA, de Carlos Peralta, socio de Raúl Salinas de Gortari, la tequilera Sauza, Altos Hornos de México, de Alonso Ancira, hoy de vacaciones judiciales en España, Azteca Holdings, de Ricardo Salinas Pliego, Club Deportivo Cruz Azul, casa de bolsa Value de Carlos Bremer, comprador de la casa de Zhenli Ye Gon y Actinver de Héctor Madero Rivero, entre otras. También la Comisión Federal de Electricidad, el Banco Nacional de Comercio Exterior, las secretarías de Educación de Veracruz y Guerrero, cuando menos, el gobierno de Michoacán, y muchas más.

La lista no está completa, falta la información correspondiente a 201 grandes corporaciones que pidieron amparo para que sus identidades no sean reveladas. Ha trascendido que en ese grupo se cuentan compañías como Chedraui, Liverpool, Palacio de Hierro, 7 Eleven, Cinépolis, Grupo Carso, América Móvil, AT&T, Televisa, General Motors, Volkswagen, Cemex, Grupo México, Gruma y Peñoles. De estos, muchos cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores. Veremos cómo resuelve el Poder Judicial esta compleja situación.

Por lo pronto, Peña Nieto sigue en la fiesta y recorre enamorado el mundo, Felipe Calderón como Pilatos, quiere lavarse las manos, pero, por si fuera poco, con el diablillo de Fox en Los Pinos la Auditoría Superior de la Federación detectó que entre 2001 y 2005 el gobierno federal transfirió casi un billón 200 mil millones de pesos en impuestos al gran capital privado. La nueva disposición constitucional para eliminar los privilegios fiscales, destaca que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos ha formulado llamados al Estado para que aumente su recaudación fiscal, ya que “continúa siendo uno de sus miembros que menos tributación logra y en 2017 estaba por debajo del promedio y abajo de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador o Estados Unidos.

Por ello, “la eliminación definitiva y racionalizada de las condonaciones contribuirá a disminuir las pérdidas fiscales de la hacienda pública, lo cual resultará en una mayor recaudación y consecuentemente en la mayor disponibilidad de recursos para el despliegue de programas gubernamentales en el desarrollo nacional“. Se hace notar que con esa reforma se elimina la práctica de otorgar de forma periódica programas generalizados y masivos de condonación a deudores fiscales. Sin embargo se mantendrá ese beneficio en casos excepcionales como catástrofes naturales por fenómenos meteorológicos, o para impedir la afectación de alguna rama de la producción. En fin, bienvenida la medida, cero tolerancia y que se apliquen las sanciones correspondientes, por el bien de todos. 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com