Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

PLEITO ENTRE MORENOS

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 29-08-19)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

Con protestas, divisiones e incluso compra de voluntades en varios estados del país, Morena está viviendo un peculiar proceso de institucionalización, con dos bloques muy bien definidos, el de Monreal y Ebrard (aunque éste diluye sus afinidades facciosas entre el ropaje diplomático que ahora porta) y el bloque de la disminuida Claudia Sheinbaum (por su mal manejo de la crisis de las mujeres en protesta incluso violenta), la citada Polevnsky, el desplazado senador Martí Batres y la virtual candidata oficialista a presidir Morena, Bertha Luján (aunque distanciada de Polevnsky), se dice que este segundo bloque, pertenece al primer círculo del obradorismo, en donde hasta hace poco se consideraba muy viable la futura candidatura presidencial en 2024 de la mencionada Sheinbaum.

Yeidckol Polevnsky, presidenta de los morenistas, y ex dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) dice buscar un periodo completo como lideresa del partido actualmente hegemónico (ahora es secretaria general en funciones de presidenta, cubriendo la salida de Andrés Manuel López Obrador a partir de que éste dejó el cargo partidista para postularse por tercera ocasión a la Presidencia de la República). Para ello, no ahorra comentarios ácidos en contra de Ricardo Monreal Ávila, uno de sus presuntos representados y coordinador de los senadores del partido Morena, él desde su curul cocina platillos legislativos de relevancia y de buen gusto para el paladar exigente de Palacio Nacional. 

Tenga o no viabilidad la intención de quien fue registrada originalmente como Citlali Ibáñez Camacho (Yeidckol), se ha constituido en una pieza de bloqueo abierto a la movilidad política del citado Monreal, quien sostiene una alianza de facto con el canciller Marcelo Ebrard para buscar que un alfil de éste, Mario Delgado, hombre de los dineros marcelistas, presida Morena en sustitución de Polevnsky. Luego del choque en la bancada de Morena en el Senado, y en el contexto de la renovación de la dirigencia nacional de ese instituto político, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a la militancia morenista a no luchar por cargos, que no haya manipulación, inducción al voto o acarreo en el proceso interno del partido del cual es fundador.

El acuerdo alcanzado entre las instancias de Morena para la convocatoria del proceso interno bajó la temperatura en ese partido. Lograron la aprobación de la reconfiguración del Comité Ejecutivo Nacional (CEN), se avaló la reintegración al CEN de Hugo Martínez Lino y Brenda Reyna, quienes fueron rechazados en sesiones anteriores por Yeidckol Polevnsky, y forman parte del grupo inconforme con la dirigente. A la par, se avaló la reintegración de Leonel Godoy como secretario de Organización, segundo puesto en importancia en el CEN, luego de que su nombramiento del pasado 9 de julio fue anulado por la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ).

El Comité Ejecutivo Nacional avaló la convocatoria para el Congreso Nacional que se celebrará el 23 y 24 de noviembre, en lugar del día 20, como estaba pactado originalmente, con el propósito de que pueda asistir el presidente López Obrador. No obstante, el mandatario adelantó que en lugar de asistir enviará una carta con sus sentimientos acerca de lo que se debe cuidar en Morena y la forma de mantener ideales y principios. El propósito de la misiva es no dar entrada al oportunismo y a la politiquería, no debe de ser el objetivo buscar el poder por el poder, ni mucho menos la ambición al dinero, el objetivo tiene que ser servir al pueblo, pero eso lo quiero explicar. Y desde luego que no haya manipulación, que no haya inducción al voto, que no haya acarreo, que se deje en libertad a los militantes.

Mi recomendación es: pierden el tiempo los que creen que van a salir adelante haciendo política a la antigüita; a los que no han entendido que esto ya cambió, que hay que avisarles, tocarles la puerta ahí, mandarles un correo electrónico. Lo único que hay que cuidar es que el voto sea libre, que no haya fraude, nada de esos espectáculos de acarreo, de reparto de despensas, frijol con gorgojo, también, el sectarismo, el amiguismo, insistió el mandatario.

Isaac Montoya, secretario de Juventudes del CEN e integrante del bloque que había hecho denuncias constantes contra la presidenta del partido, sostuvo que la convocatoria dejó en total satisfacción a todas las partes involucradas y reconoció que uno de los temas claves fue el llamado a la militancia morenista que hizo López Obrador, ya que, de no haber logrado un acuerdo, podría haber sido el principio del fin del partido. En fin, el tsunami aparentemente pasó y volvieron las aguas tranquilas. Todo quedo en pleito callejero, lucha de poder y muy poca convicción de servicio.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com