Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

!BASTA YA SEÑOR PRESIDENTE¡

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 23-07-19)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

Extender un periodo de gobierno mediante argucias procesadas en congresos con mayoría controlada o abiertamente comprada, especula y preocupa a quienes tememos que sea una aventura exploratoria de variantes en otros niveles de poder. Esto sucede luego de que el Congreso bajacaliforniano aprobó modificar su constitución para permitir al próximo gobernador Jaime Bonilla Valdez, mantenerse en la máxima silla del gobierno norteño por cinco años en lugar de dos años para los que fue electo.

Con hechuras de la voluntad política de López Obrador, en el tema están implicados Bonilla Valdez, junto con Yeidckol Polevnsky,  el congreso local, el próximo secretario de gobierno y otros personajes relevantes del Movimiento de Renovación Nacional (Morena). Pretenden encaminarse a la zona de refugio de una legalidad retorcida que, sin tomar nota de la vergüenza que, afectaría al tabasqueño López Obrador, si tuviera que convalidar una decisión como la puesta en marcha en Mexicali. El mandatario adelantándose a los hechos, sostuvo que él no se presta a este tipo de cochupos –acciones ilegales y deshonestas–.  

En Baja California, los discursos legaloides y patrióticos se estrellan ante la evidencia la cuarta transformación (4T), se ha vuelto letra muerta ante la realidad del deplorable giro en materia migratoria propuesto por Estados Unidos y aceptado por México, Para muchos, la encrucijada californiana quiere decir emboscada, acechanza, ocasión aprovechada para dañar al sistema constitucional vigente. Por instinto de conservación, todo orden jurídico nacional tiende a protegerse a sí mismo cuando se violenta flagrantemente la normativa constitucional, tal como acontece en Baja California.  

En esa entidad norteña, lo que pasa con los actores políticos es un caso penoso de la degradación electoral vigente y una afrenta desvergonzada a la democracia. El artículo 136 constitucional, establece que la Constitución y los principios consagrados en la misma no perderán su fuerza y vigor, aun cuando una acción facciosa y golpista se intente. Sin duda, la defensa de estos principios exige patriotismo y el cumplimiento de la palabra empeñada ante la República Mexicana también.

En este caso particular y colocados en el supuesto de que el derecho nacional fuese vulnerado, al violentarse uno de los principios constitucionales paradigmáticos de la Constitución del 17 –la no reelección–, seguirá siendo la Constitución nuestra norma suprema e inviolable. Ante tal polémica y los cuestionamientos que generó la ampliación del periodo de funciones del gobernador electo, el líder de la fracción de Morena en San Lázaro, Mario Delgado Carrillo, sostuvo que es un tema que aún debe analizarse en su legalidad constitucional, políticamente es condenable que haya una reforma donde haya un claro beneficiario e incluso calificó como grave la ampliación de mandato, aunque con toda lógica, responsabilizó de ello a la mayoría en el Congreso local conformada por los partidos Acción Nacional y el Revolucionario Institucional. Morena se lava las manos.

Mientras, en Jalisco, Andrés Manuel López Obrador concluía su visita a Guadalajara y el doctor Carlos Lomelí Bolaños renunciaba como delegado federal de Programas Sociales. Según él, para favorecer las investigaciones que realiza la Secretaría de la Función Pública (SFP) por presuntamente beneficiarse con varios contratos relacionados con la venta de medicamentos al Gobierno Federal. Se quedará al frente como interino una persona cercana a él, Juan Soltero.

López Obrador aludió a la situación del ex delegado y empresario Lomelí: “Hay que ver bien la investigación, también para no hacer juicios sumarios, porque no es ‘ajustícialo, condénalo y luego averiguas’. No es así”. “Si aún hay funcionarios en el gobierno que no estén de acuerdo con la política económica que impulsa el gobierno federal, lo más honesto es que busquen otra opción laboral. Eso es mejor a laborar en una administración en la que no se coincide con su manera de pensar”.

Refirió que aún no se ha podido limpiar completamente la integración del gobierno, pues aún hay funcionarios que difieren de las directrices generales en su administración. Aunque no es la regla y hay excepciones, hay quienes no están de acuerdo con los cambios porque estaban acostumbrados a las prebendas, al lucro. Los conservadores son muy corruptos, su verdadera doctrina es la hipocresía, se dicen hasta gentes de bien. Rechazó las críticas a su gobierno por la insuficiente creación de empleos, enfatizando en que los actuales criterios para evaluar el mercado laboral utilizados por el IMSS no consideran como nuevas plazas laborales a las 800 mil personas que se han incorporado al mercado laboral a través de los programas Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida.

Y aunque reprochó que la metodología usada por el IMSS no incluya estos empleos, “no la queremos cambiar para que no vayan a hacer un escándalo los conservadores”. También censuró las variables reportadas por los expertos para valorar la evolución económica, que se limitan únicamente al crecimiento sin analizar el desarrollo de un país. En México la política económica derivó en un rotundo fracaso porque la riqueza se concentró en unas cuantas manos, se produjo una monstruosa desigualdad. Crecimiento es hacer dinero, es hacer riqueza, pero no implica necesariamente la distribución de la riqueza, la distribución del ingreso. López Obrador aludió a la ética en los negocios, la lucha contra la corrupción y el necesario fin de las malas prácticas empresariales como Odebrecht o el Fobaproa. 

De nuevo, como si estuviera en campaña, con un discurso confuso y cada vez más desgastado, nos amenazó con hacer un libro sobre la economía moral para explicar el modelo alternativo al neoliberalismo que tiene que ver básicamente con la honestidad.

¡Basta ya señor presidente!

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com