Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

CONDONACIÓN FISCAL

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 27-05-19)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

“Empresas y contribuyentes privilegiados con

grandes utilidades que solían evitar el pago de impuestos

con ayuda de los gobiernos anteriores

se verán obligados a cumplir con sus obligaciones fiscales”.

Andrés Manuel López Obrador.

 

Parte causal de nuestra desgracia económica radica en la virtual evasión fiscal. Decenas de millones de mexicanos practicamos la incultura fiscal como deporte nacional para meterle goles al fisco, por ejemplo: Millones de ciudadanos que se mueven en la economía informal no están inscritos como contribuyentes y no cumplen fiscalmente, otros tantos millones facturan falsamente y sangran al erario, más de 50 millones no son obligados cautivos fiscales, los de menor ingreso pagamos religiosamente nuestros míseros impuestos y los que más ganan se benefician de exenciones presidenciales de escándalo, ellos son la élite empresarial y contribuyentes privilegiados, cuyas deudas fiscales son condonadas discrecional e injustificadamente por la concesión que concede el Código Fiscal de la Federación, Art. 39, únicamente al ocupante de la silla presidencial. Irracional tributo que inició con Vicente Fox.

Luego, Felipe Calderón no se quiso quedar atrás y en su sexenio se acogieron a ese beneficio 18 mil 302 contribuyentes, cifra que para la vergonzosa y corrupta administración de Enrique Peña Nieto se incrementó a 135 mil 228, y ni quien dijera nada. Gracias a esa perversa maniobra jurídica fiscal, en tan sólo 11 años (2007-2018), las arcas de la Nación dejaron de percibir de la élite empresarial poco más de 400 mil millones de pesos (a valor presente), de los cuales, el 54 por ciento (213 mil millones) se concentraron en 108 personas morales influyentes. De estas, 58 cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores y 10 de estos casos forman parte del Índice de Precios y Cotizaciones.

La condonación fiscal de otras 45 privilegiadas firmas, ascienden a 134 mil millones de pesos. Estas maquiavélicas firmas, para no cumplir con su obligación, promovieron el juicio de amparo a través de un selecto ramillete de abogados que gracias a la complicidad que existe entre las élites políticas y económicas, al tráfico de influencias y al aceitado económico del engranaje judicial, casi siempre ganan sus costosos asuntos. Según el sueño guajiro de López Obrador, todo esto se acabó. Su decreto además de dejar sin efecto y cancelar estas opciones presidenciales, pretende acabar con privilegios fiscales y poner fin a esas prácticas abusivas, excesivas e injustas.

El planteamiento hecho por el político tabasqueño resulta irritante. Por evasión fiscal y condonaciones presidenciales, muchos millones de pesos quedaron fuera del erario y consecuentemente sin ninguna posibilidad de ser distribuidos en obras y servicios de interés popular. Las turbias maniobras las califica “como un huachicol de cuello blanco”. “Todo a la legalita, como solía decirse en los años más sucios de la simulación gubernamental: la ley o los reglamentos y decretos eran acomodados para que las decisiones de los jefes tuviesen sustento legal, así fuera forzado o tramposo”.

Sin dar a conocer nombres, la titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos-Farjat, detalló los alcances de esas condonaciones: en el sexenio de Calderón, se benefició a 153 mil contribuyentes. Los beneficios ascendieron a 161 mil millones de pesos a valor actual y fueron 238 mil 971 millones las condonaciones en el periodo 2013-2018, el de Peña Nieto. Al condenar ese maltrato a las finanzas públicas, López Obrador manifestó que Constitucionalmente, tiene que haber una recaudación con el principio de progresividad. “Todos tenemos que contribuir y deben contribuir más los que obtienen más ingresos”. Muy al contrario, los de mero arriba, en algunos casos no pagaban impuestos o cuando pagaban se les devolvía.

Expuso la funcionaria que el beneficio fiscal a grandes contribuyentes debe ser extraordinario, debidamente justificado y temporal, proporcional y siempre de acuerdo a una coyuntura por excepción como atender la recuperación económica en caso de riesgo de una región; tras emergencias por zonas afectadas por un desastre, o cuando enfrenta problemas económicos. A partir de Fox esas excepciones se generalizaron para otorgarlas bajo otro esquema y ampliando los márgenes de los beneficios.

Explicó que el decreto no sólo evitará la condonación, sino que establecerá incentivos a contribuyentes que sí pagan impuestos y para los artistas plásticos, se mantiene el pago en especie, que no variará y suele aplicarse mediante la entrega de obra por parte de los creadores. La información de todo este desmadre mediático, se pondrá a disposición del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), para que determine si se hace pública la identidad de los contribuyentes, particularmente aquellos 45 que litigan amparos para acogerse a beneficios fiscales y llevarse su “guardadito”.

Detrás de estas absurdas maniobras fiscales, se recomienda calcular el riesgo que implican ya que seguramente existe una línea de complicidad entre un centenar de nombres con grandes fortunas, y las famosas listas de los supermillonarios del país y, en algunos casos del mundo. Estos millonarios irresponsables, pueden en cualquier momento, hacer sus maletas y emigrar hacia otros paraísos fiscales. Como a nadie conviene este duelo, lo mejor y lo más seguro es que no ocurra nada. Coloquialmente “No vaya a salirnos el tiro por la culata”.

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com