Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

ISTMOCAPRICHO

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 13-05-19)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

Ya se hizo la consulta para el proyecto del istmo y la gente,

porque el pueblo es sabio, nos dio su confianza”.

López Obrador, presidente de México.

 

Muy a su estilo, el presidente Andrés Manuel López Obrador recurrió a una improvisada consulta a mano alzada en la unidad deportiva del municipio de Juchitán, Oaxaca para demostrar el apoyo al Plan de Desarrollo del Istmo que comprende 76 municipios de Oaxaca y Veracruz. Las malas vibras o fifis señalan que asistieron simpatizantes del PRI, PAN, Morena y organizaciones sociales que avalaron el proyecto. Ante dudas y reclamos, AMLO aseguró que la consulta se hizo para evitar que los medios hagan acusaciones infundadas y mucha gente que no tiene información suficiente se va con la finta. Sostuvo que el ejercicio aplicado a las comunidades indígenas en el mes de marzo, avaló el proyecto que unirá el Pacífico con el Golfo de México, se ampliarán los puertos de Salina Cruz y de Coatzacoalcos, se reconstruirá la línea férrea para un tren de carga y de pasajeros, se creará una zona franca y los que vengan a invertir van a tener como facilidades impuestos bajos, porque el IVA y el impuesto sobre la renta (ISR) disminuirán a la mitad. Y “vamos a bajar el precio del gas, de la luz, de las gasolinas y el diésel”. A ver cuando.

Después de que el gobernador del estado Alejandro Murat le expresara su respaldo, López Obrador afirmó que el gobierno federal inició una etapa más en la reconstrucción en el Istmo, que resultó ser el más dañado por los sismos de 2017 y 2018. Este año, sólo para Oaxaca, se destinarán más de 4 mil 700 millones de pesos. Después encabezó la entrega de las primeras 2 mil 100 tarjetas de bienestar, con una inversión de 280 millones de pesos. Habrá apoyos para 12 mil viviendas con algún tipo de daño; además se invertirá en la reconstrucción de 46 centros educativos que resultaron afectados. Ante miles de asistentes el mandatario federal aseguró: Vamos requetebién, porque está controlada la inflación, está aumentando la recaudación de impuestos y se está fortaleciendo el peso. La gente le tiene confianza al gobierno. Las cifras de la administración pasada nos decían que había un avance en la ejecución de los recursos para la reconstrucción de 90 por ciento, la realidad es otra.

Entonces, aprovechó la asamblea, donde aseguró que había diversidad de pensamiento y de militantes de todos los partidos entre los miles de asistentes para consultar a mano alzada, con resultado favorable. Ante las críticas que este plan ha generado, garantizó el respeto al medio ambiente, que no habrá inversión extranjera que se apodere del istmo, despojo de bienes ni siembra de maíz transgénico. “Vamos a consultar siempre a las comunidades, a los pueblos y, además, van a participar, nada de que te compro la tierra y tú ves qué haces; te vas a ilusionar porque vas a recibir tu dinero, millones de pesos, y te acabas con ese dinero rápido, porque compras camionetas, las trocas, te mareas y te echas a perder. Así no, solamente lo barato se compra con el dinero”.

López Obrador agregó que el proyecto es para beneficiar, no para perjudicar. Pidió que no anden inventando que va a venir inversión extranjera, que vienen los extranjeros a apoderarse del istmo. Mentira: todo lo vamos a hacer con inversión pública, y si hay participación de inversión privada va a ser de mexicanos. Mencionó que también se sembrarán miles de hectáreas de árboles maderables en la zona del Istmo de Tehuantepec, y que les quede claro: no va a haber maíz transgénico. No vamos de ninguna manera a afectar nuestras semillas criollas.

Contrariamente, la Asamblea de los Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio, el Comité Nacional para la Defensa y Conservación de los Chimalapas y la organización Maderas del Pueblo del Sureste lanzaron fuertes críticas tanto a la consulta a mano alzada en Juchitán, Oaxaca, pero también al desarrollo de consultas realizadas en los meses recientes en la misma entidad porque no cumplen con lo establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), respecto de que sean libres, informadas, de buena fe y culturalmente adecuadas.

Aseguraron que la estructura del PRI “trabajó en favor de la Cuarta Transformación, realizando desde la madrugada un acarreo masivo al lugar del acto, en algunos casos pagando de 200 a 250 pesos, más la clásica torta y refresco. En otros casos, se extorsionó y se condicionaron empleos obligando a asistir masivamente, todos ellos priístas, con la consigna principal de aclamar al gobernador Alejandro Murat, aplaudirle a López Obrador y opacar y acallar cualquier voz de inconformidad.

Sara Méndez, coordinadora de la organización oaxaqueña Código-DH, resaltó: “los oaxaqueños no tenemos la suficiente claridad de qué implica este proyecto del Istmo, ni cuáles son sus especificaciones técnicas y tampoco se ha menciona si se han realizado estudios de impacto ambiental”. Ante las dudas, el presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó que ya se hizo la consulta y la gente quiere el proyecto. Quienes objetan su instrumentación, según dijo, son sus adversarios que ni siquiera viven en el Istmo y están apostando a que nos vaya mal.

Y se preguntó: ¿Cómo no van a querer que se habilite el tren para que haya comunicación en el Istmo, no sólo para transportar carga, sino también pasajeros? ¿Cómo no van a estar de acuerdo en que se amplíen los puertos de Salina Cruz y de Coatzacoalcos que se construyeron desde la época de Porfirio Díaz? ¿Cómo no van a estar de acuerdo en la rehabilitación de las refinerías de Minatitlán y de Salina Cruz? ¿Cómo no van a estar de acuerdo en que se amplíe la carretera de Salina Cruz a Acayucan? ¿Cómo no van a estar de acuerdo en que se siembren árboles maderables y frutales? Y así, con tantos cómo y argumentos quedó servida la mesa para otro más de sus caprichos.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com