Linea Directa


EDÉN POLÍTICO

 

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, CIEN DÍAS DE GOBIERNO

Por Pedro Lara Hernández (LD 11-03-19) 

plh2853@gmail.com

 

“Quien gobierna a un pueblo dando buen ejemplo

se parece a la estrella polar, que permanece inmutable

mientras los astros dan vueltas a su alrededor” 

Confucio. Filosofo chino.

 

En los primeros 100 días de gobierno el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador ha mostrado al pueblo de México el sendero por donde caminará los próximos seis años de gobierno.  

Andrés Manuel es desde sus años mozos un luchador social por vocación. Formalmente inició la lucha política cuando se registro, por primera vez, como candidato a la gubernatura de Tabasco en el año de 1988. Llegó a la presidencia de la república, tras intentarlo en tres ocasiones, perseverando 30 años de su vida. Pocos realizan este tipo de proezas políticas. Pocos tienen la perseverancia y la voluntad de levantarse, cada vez que se caen.  

Siempre ha sido un hombre práctico y un político más de acción que de teoría. Ya en la época de estudiantes ayudaba a campesinos con sus legítimas demandas y los defendía cuando los poderosos cometían injusticias con ellos. Por eso no es de extrañar todo lo que esta haciendo ahora como presidente de la república a favor de los grupos más vulnerables de nuestro país. Su misión en la vida siempre ha sido servir a los demás.  

La tarea política que realiza Andrés Manuel López Obrador y su equipo de trabajo es muy complicada por los retos que enfrentan, y solo tienen seis años para avanzar. No solo tienen que limpiar la casa sino también es necesario ordenarla y lo más complicado, pero, lo más importante, crear escuela de para que se es gobierno.  

Su carta de navegación es fundamental para llegar bien y a tiempo, al puerto deseado con el logro de los propósitos, por ello el diseño de su plan de desarrollo nacional debe sentar con firmeza las bases que den sustento a un modelo político y económico que le permita con seguridad al pueblo de México seguir un camino democrático hacia el futuro. 

Son muchos los problemas a la vista. Porque las inercias negativas que se enfrentan son muy fuertes. Cualquier área de gobierno que usted revise comprobará el alto nivel de descomposición que tiene. La enorme corrupción que hay. El desbordante robo a la nación de quienes venían manejando indebidamente los recursos públicos en los gobiernos anteriores. Era un gobierno para los negocios particulares o de grupo, olvidado del pueblo que es a quien realmente se debe.  

Renovar el monstruo y a su rancia mentalidad, no es labor sencilla, éste tiene en su genética un poder de adaptación malévolo extraordinario. Tomemos solo el ejemplo de los líderes sindicales enquistados en las áreas estratégicas del gobierno, de tal forma que no es fácil renovar sus veteranas y pervertidas dirigencias.  

Andrés Manuel López Obrador ha demostrado ser un presidente bien intencionado, con los mejores deseos de hacer bien las cosas, de acabar con los altos niveles de corrupción, de administrar honestamente el dinero que han confiado bajo su resguardo, pero está enfrentando malas costumbres fuertemente arraigadas en el ser del político mexicano, que tuvo una lenta pero bien adoctrinada formación en un partido hegemónico que tiene 90 años de existencia, y que duró 77 años en el poder presidencial, con los consecuentes y evidentes daños a la nación.  

Los mexicanos llegamos a ver casi normal la existencia de un grupo de aproximadamente 300 familias que son dueñas de todos los medios de producción en el país, aliadas en los últimos tiempos con compañías extranjeras. Así mismo, veíamos a la gran mayoría de mexicanos viviendo en la pobreza, o con sueldos bajos que solo permiten sobrevivir a sus familias.  

En este proceso engatusador de la gente, ayudó mucho el mecanismo subrepticio de enajenación colectiva muy bien instrumentado por los más poderosos medios de comunicación del país, como son las televisoras y el radio, transmitiendo todos los días pobres y embelesados contenidos que inyectan basura al cerebro de la gran población mexicana. Esta perversidad, pagada con el dinero del propio pueblo de México.  

El actual gobierno federal en los 100 días que lleva, ha impreso una nueva dinámica, sello de un incansable presidente, con una fuerte convicción política. A estas alturas del partido, ocho de cada diez mexicanos saben perfectamente que hay un presidente que cuida celosamente los intereses nacionales. Quizás a muchos no les guste su estilo de hacer las cosas, y a otros más no les guste que los saquen de los jugosos negocios donde participaban. Pero queda claro que éste es un gobierno en donde difícilmente se robarán el dinero del pueblo y eso consecuentemente, traerá beneficios sociales.  

El presidente Andrés Manuel no solo ha afirmado sino que ha demostrado, que la corrupción es el principal problema que tiene la administración pública del país. Estoy de acuerdo y estoy convencido que el mejor antídoto para corregir ese terrible flagelo es la educación de todo el pueblo.  

La educación es la hermosa práctica que engrandece a los mejores pueblos del mundo. Es el activo más importante que tienen los pueblos cuyos ciudadanos tienen las más alta calidad de vida. Es la siembra inteligente que hace trascender a un gobernante y a su gobierno a través del tiempo.  

Para que todo lo logrado se mantenga es importante instrumentar un programa educativo nacional que retiemble en su centro la tierra, para que las actuales y las nuevas generaciones cuiden de vivir en un mejor ambiente social que el nuestro. Crear ciudadanos, creando personas educadas, respetables y respetadas debe ser la gran misión de la vida política.  

Si el capitán logra los próximos seis años mantener fuerte y seguro el timón del barco ante las fuertes tempestades que se presentaran en el océano nacional e internacional, sin duda, llegaremos a un puerto distinto, con mejor perspectiva de calidad de vida social para todos los mexicanos, como debe de ser la aspiración de hombres y mujeres inteligentes y sabios.  

Si así acontece, no es de dudar que el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador será uno de los mejores presidentes de México.

     

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com