Linea Directa


EDÉN POLÍTICO

 

EL DIFÍCIL ARTE DE GOBERNAR

Por Pedro Lara Hernández (LD 11-02-19) 

plh2853@gmail.com

 

“Los bolsillos de los gobernantes deben ser de cristal”

Enrique Tierno Galván. Político español.

 

 

“Quien gobierna a un pueblo dando buen

Ejemplo se parece a la estrella polar,

Que permanece inmutable mientras los

astros dan vueltas a su alrededor”

Confucio. Filosofo chino.

 

A poco mas de dos meses de trabajo, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador muestra de que está hecho. Muchos intereses creados le han tirados sus anzuelos, pero es un político con principios y valores muy bien cimentados, pues nació con la hermosa vocación de servir a su prójimo.

 

Cada día sorprende más por la información que entrega todas las mañanas al pueblo que gobierna, de su acciones de gobierno en beneficio del pueblo mexicano. Todos los días teje una fina alianza con sus gobernados al explicarles, en la forma más sencilla y transparente, la forma en que se conduce el gobierno, las decisiones que toma como presidente, y las obras importantes a realizar en distintos puntos del país.

 

No es tarea fácil detener y equilibrar la vertiginosa caída de una nave que se dirigía a toda velocidad hacia su destrucción, producto de la malicia y descomunal ambición de sus conductores, que nos les importaba estrellarla y destruirla, sin importarles que ellos y sus familias iban dentro y pasarían a la historia como unos verdaderos sinvergüenzas antipatriotas.

 

Son muy pocos los presidentes de la republica en la historia de México que llegaron al poder para hacer bien las cosas en beneficio de los demás. Tenemos los casos de Benito Juárez, Lázaro Cárdenas, Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos, por citar algunos que realizaron obras que beneficiaron a todos los mexicanos y de los que se tienen los mejores recuerdos.

 

Pero la mayoría, y sobre todo los últimos cinco presidentes, se “volaron la barda”, la ambición los desbordó, sin el menor rubor entregaron las grandes riquezas nacionales a empresas extranjeras, nunca entendieron que el gobierno no se hizo para la comodidad y el placer de los que gobiernan, como decía el político francés, Conde De Mirabeau.

 

Ahora toca el turno de gobernar al presidente Andrés Manuel López Obrador, un político nacionalista, con principios y valores, y sobre todo con un gran amor a México. Con un gran sentido de que la política es una hermosa actividad que ofrece la gran oportunidad de servir al prójimo.

 

El politólogo Andrés Manuel López Obrador conoce muy bien la lección del filósofo griego, Aristóteles, que decía que no hacia falta un gobierno perfecto, sino uno que fuera práctico. Y que un estado es gobernado mejor por un hombre bueno que por unas buenas leyes. Los mexicanos que elegimos a López Obrador estamos comprobando, todos los días, que no nos equivocamos.

 

Decía Confucio que el gobierno se debe conducir como a la familia, con autoridad, competencia y buen ejemplo. Y el artista mexicano, Mario Moreno “Cantinflas”, enseñó que hay dos misiones esenciales en la vida, la primera es ser feliz y la otra hacer feliz a los que nos rodean. Y creo que la gran misión de alguien que se digne llamar: político, es lograr la felicidad de sus representados.

 

Si nada fundamental varía los próximos seis años, por el bien actuar del gobierno mexicano, veremos un país cambiado en cosas esenciales que nos llevará hacia un mundo feliz y con mejor calidad de vida para todos, como debe de ser la aspiración de hombres y mujeres inteligentes y sabios. 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com