Linea Directa


EDÉN POLÍTICO

 

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR AL RESCATE DE LA SOBERANÍA ENERGÉTICA

Por Pedro Lara Hernández (LD  10-12-18) 

plh2853@gmail.com

 

Robar es un delito, pero arruinar el país es traicionar a la patria.

Gral. Don José de San Martín. Libertador de América.

 

Llego la hora de trabajar para el pueblo de México.

 

Ayer domingo, a nueve días de su asunción como presidente de México, Andrés Manuel López Obrador puso en marcha en el puerto marítimo de Dos bocas, Paraíso, Tabasco, el Plan Nacional de Refinación, que permitirá revertir el esquema impuesto por el anterior gobierno federal, donde los mexicanos, teniendo el valioso recurso natural del petróleo, tenemos que importar el 75 por ciento de las gasolinas que consumimos en el país.

 

El presidente de la república comentó que se tiene el terreno con las 600 hectáreas necesarias para instalar la nueva refinería, además de los proyectos, y anunció que las licitaciones se harán a más tardar, en el mes de marzo. Definiendo además, un mecanismo de trabajo ejecutivo en la toma de decisiones, que no tenga que ver con la brumosa burocracia.

 

Por qué se hace la refinería en el puerto de dos bocas, bueno, porque es la terminal marítima más importante del país, y ahí se concentran alrededor de un millón de barriles diarios de petróleo, que es casi toda la extracción de los pozos que se ubican en los estados de Campeche y Tabasco. El petróleo se va a procesar y convertir en combustible ahí, por eso, es técnicamente, el mejor lugar para ello.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador explicó la importancia de rescatar a la industria petrolera de la grave crisis en que se encuentra. Enrique Peña engañó asegurando que a esta fechas Pemex iba a estar extrayendo 3 millones de barriles diarios, y en realidad se están extrayendo un millón 800 mil barriles. Porque el gobierno peñista dejó de invertir en la exploración y producción, y lo más penoso, iniciaron compras de petróleo en el extranjero, lo que nunca había pasado en la historia del petróleo de nuestro país.  

 

La reforma energética que instrumentó el pasado gobierno federal fue un total fracaso, en complicidad con las cámaras legislativas que lo avalaron, verdaderas vergüenzas nacionales. Porque engañaron al pueblo de México de obtener beneficios en precios y servicios, que nunca llegaron.

 

Ahora, es urgente frenar esta crisis e iniciar la recuperación, dijo el presidente, López Obrador. Lo más importante es que el rescate de Pemex se va a financiar con el plan de austeridad republicana con una inversión de 75 mil millones de pesos adicionales.

Ayer mismo se formalizó la construcción de la refinería de Dos Bocas, Paraíso. Que producirá, -junto con las otras seis refinerías que existen en el país, y que serán reparadas para su óptimo rendimiento-, las gasolinas suficientes para recuperar nuestra soberanía en este estratégico sector.

 

La inversión programada para la construcción de la refinería de Dos Bocas es de aproximadamente 8 mil millones de dólares. Que es la misma cantidad que Enrique Peña se gastó en la reconfiguración de tres refinerías nacionales (Minatitlán, Cadereyta y Madero), que por cierto, producen menos que las otra tres que existen en el país (Salina Cruz, Tula y Salamanca). Y entonces, todos nos preguntamos, ¿Dónde quedó esa enorme cantidad de dinero?

 

El plan del actual gobierno es la autosuficiencia de las gasolinas. Si países como China, EU, Colombia, Japón, España, producen todas sus gasolinas y varias de ellas, incluso, no tienen petróleo. Por eso ahora es importante que a nuestro petróleo le demos el valor agregado. Para que en tres años se baje el precio de los combustibles.

 

Lo más importante a realizar en este momento y en eso está abocado el nuevo gobierno es a incrementar la extracción de petróleo, a revertir a favor del país la refinación del petróleo y producir más energía eléctrica. Todo esto permitirá al país tener un mayor crecimiento económico, creando más empleos, y dando con ello más tranquilidad a las familias mexicanas.

 

Y para redondear el asunto de Pemex, el presidente López Obrador aseguró que se van a terminar los problemas de los trabajadores sindicalizados de la empresa, porque va a haber democracia sindical, ya no van a ver sindicatos apoyados y solapados por el gobierno, ahora los líderes van a ser electos por los trabajadores en elecciones democráticas a través de voto libre y secreto.  La línea será que no hay línea, serán los propios trabajadores los grandes electores.

 

Es grave la situación en que dejaron al país los traidores gobiernos neoliberales, acabaron con la quinta y los mangos. Dejaron a los mexicanos en total indefensión. Nos volvieron a saquear, dijera el clásico López Portillo. Pero el sabio pueblo de México volvió a salvar al país eligiendo a un gobierno honesto y patriota que está haciendo lo correcto.

Ojala todos abonemos, responsablemente, para que el actual gobierno de México, logre de aquí en adelante consolidar un país más educado, y con ello más equilibrado y democrático.

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com