Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

CAMPANAS AL VUELO

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 03-09-18)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

 

Muy cerca del ocaso de su administración y después de meses de arduo trabajo, para superar las diferencias y encontrar el entendimiento debido para la modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. El presidente Enrique Peña Nieto echó las campanas al vuelo y celebró el entendimiento alcanzado entre ambos países sobre los nuevos términos del acuerdo comercial, ya que en la actualidad 80 por ciento del comercio exterior mexicano se realiza con América del Norte, de ahí la relevancia y trascendencia que tenía el concretar un acuerdo entre las partes aun cuando hasta ahora se trata sólo de un acuerdo bilateral.

 

Que Canadá pueda incorporarse y concretar finalmente un esquema formal que integre a los tres países que conforman América del Norte, prácticamente no está en la agenda y depende más que nada, del humor con que amanezca Donald Trump quien amenaza además, con salirse de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

 

Ambos equipos negociadores el de México y el de Estados Unidos, alcanzaron el consenso, a pesar de que, cuando llegó la administración de Donald Trump, hace dos años, francamente se sembró incertidumbre y duda sobre lo que había de deparar a la relación, especialmente comercial, entre México, Estados Unidos y Canadá. Peña Nieto, reconoció que en este periodo de transición política en México, donde ya hay un gobierno que entrará en funciones el primero de diciembre, se haya designado a un representante del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para participar en las negociaciones como observador, permitió hacer un frente común como nación, un frente unido en la negociación con Estados Unidos. 

 

A partir del esquema de ganar-ganar, México ha modernizado varios de sus acuerdos de libre comercio: el de la Unión Europea, el de la Alianza del Pacífico y el Tratado de Asociación Transpacífico, que involucra a 11 países del hemisferio y de la región asiática. El futuro presidente, Andrés Manuel López Obrador, dijo estar satisfecho con el acuerdo comercial con Estados Unidos, pues quedó a salvo nuestra soberanía en materia energética. México se reserva el derecho de reformar su Constitución y sus leyes en materia energética, y quedó asentado que el petróleo y los recursos naturales del país pertenecen a nuestra nación. Eso se estableció con mucha claridad en el proyecto de tratado.

 

Aseveró: “Quiero reconocer la actitud de respeto del presidente Donald Trump que entendió nuestra postura, que estuvo de acuerdo en este aspecto [energético] que para nosotros era fundamental; no podíamos aceptar otra cosa”. Originalmente se había elaborado un capítulo muy extenso y muy comprometedor. Ese texto se hizo a un lado y se redujo a tres párrafos, pero muy importantes para dejar de manifiesto que México es un país libre y soberano, sobre todo en este tema tan importante de los energéticos.

 

Vemos con buenos ojos que se haya establecido un aumento en los salarios para los trabajadores mexicanos que laboran en la industria automotriz, era uno de los temas en que coincidíamos con el presidente Trump; Hay cosas que no lo satisfacen del todo, como el que aún no se haya incluido a Canadá. Importa que se convoque al gobierno de ese país para que se mantenga el Tratado de Libre Comercio de América del Norte; nos interesa mucho que sea un tratado de tres países. 

 

Para Marcelo Ebrard Casaubón, el próximo titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, la renegociación del tratado comercial entre México y Estados Unidos es un avance positivo que reduce la incertidumbre sobre la economía. Indicó que el acuerdo recoge preocupaciones planteadas por el presidente electo y confió en que el gobierno de Canadá se incorpore en los próximos días, ya que es un socio comercial estratégico. Consideramos que ha habido logros que favorecerán el entorno económico para nuestro país, y el mantenimiento de los espacios trilaterales para la solución de controversias, así como la certeza en el mediano plazo del propio tratado.

 

Graciela Márquez Colín, quien será la futura secretaria de Economía del gobierno de López Obrador, opinó que los tratados de libre comercio no deben ser la base del desarrollo económico para México, ya que esta visión fue uno de los errores del pasado. Sin embargo, dijo que es positivo el acuerdo bilateral anunciado por ambos gobiernos. Aclaró que las negociaciones las encabeza el actual gobierno federal por lo que no se pueden detallar los acuerdos finales, ya que aún se mantienen negociaciones con Canadá para cerrar el TLCAN. Por el momento sólo se cerró una etapa, pero faltan otras en las que se incluya la participación canadiense.

 

Entendemos entonces con estas declaraciones, que sin los canadienses en la mesa, es muy prematuro echar las campanas al vuelo. 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com