Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

UNA COMISIÓN PARA LA VERDAD

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 09-07-18)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

No todo será miel sobre hojuelas para Andrés Manuel López Obrador, el candidato presidencial electo: El 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero, ocurrió en tan solo 24 horas, la desaparición forzada de 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, una masacre que no tuvo ni tiene madre y que se ha venido ocultando a través del tiempo en una verdad histórica totalmente pestilente y nauseabunda. Ante la falta de solvencia de la investigación llevada a cabo por la Procuraduría General de la República (PGR) y la revisión de amparos interpuestos por algunos de los acusados, los magistrados del primer tribunal colegiado del decimonoveno circuito ubicado en Tamaulipas, ordenaron la creación de la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia del caso Iguala.  

La resolución para crearla refiere un cuadro de graves irregularidades en la viciada investigación, por no haber sido imparcial ni independiente, ya que corporaciones como el Ejército y la Policía Federal que debieron de haber sido investigadas no lo fueron. También, por la circunstancia de que tanto para la PGR en su carácter de autoridad investigadora como para esas corporaciones, el superior jerárquico sea el titular del Ejecutivo federal (Enrique Peña Nieto) se señala como un factor que impidió que existiera imparcialidad y que incluso significó conflicto de intereses. La facultad constitucional y legal de la CNDH para investigar violaciones a derechos humanos, es otra premisa incluida en la sentencia que crea la tal comisión, decisión que deriva de un orden de ideas y fundamentos que constituyen un fuerte andamiaje jurídico.

Al tiempo que ha despertado esperanzas entre quienes buscan llegar a la verdad, la resolución ha sido objeto de abundantes críticas, algunas de las cuales pueden contener dudas razonables. Sin embargo, a la vez que la resolución salvaguarda los derechos de los inculpados que se ampararon, destaca también el derecho de las víctimas(o de sus representantes) a participar en una nueva indagatoria. Así, el hilo conductor de la sentencia está tejido por la invalidación de la investigación llevada por la PGR, por el derecho de las víctimas a participar en el procedimiento penal seguido a los acusados, que incluye desde luego su presencia en la investigación misma y la posibilidad de hacer planteamientos, recibir información o aportar pruebas y también por la facultad de la CNDH para hacerlo. Por razones constitucionales y legales actuará también la propia PGR.

Esta participación tripartita obedece a que la indagatoria no podía quedar a cargo de la autoridad que hizo jurídicamente inviable la investigación anterior, porque si el Ministerio Público quedaba como responsable y los representantes de las víctimas solamente como coadyuvantes, podría repetirse la verdad histórica inventada por el entonces procurador José Murillo Karam y corregida y aumentada por la señora Arely Gómez González.

Probablemente fue eso lo que incitó a los magistrados a dar vida jurídica a la comisión, su resolución está basada tanto en el derecho interno como en el internacional, fundamentada en jurisprudencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos y  apoyada en los Protocolos de Estambul y de Minessota, adoptados por la ONU. Ambos instrumentos jurídicos prevén ese tipo de comisiones para casos como el de Iguala, en los que las instancias estatales no son confiables o suficientes.

Desde la parte gubernamental habrá que agregar la probabilidad de que la administración de Peña nieto busque incumplir con la resolución y le deje el paquete al presidente electo López Obrador, frente a lo cual con seguridad habrá esfuerzos legales y movilización social para lograr su cumplimiento. Para empezar, la PGR, presentó un recurso en el que alega que existe “imposibilidad real, jurídica y material” para dar cumplimiento al amparo que ordena crear una Comisión de la Verdad y la Justicia para el caso de Iguala, y desconoce su investigación sobre la desaparición de los normalistas desaparecidos.

Enseguida, el poder judicial de la federación, por medio del Tercer Tribunal Unitario del Decimonoveno Circuito falló la suspensión por tiempo indeterminado de los juicios de amparo donde se ordena la creación de la Comisión de Investigación para la Verdad y la Justicia del caso Iguala, la reposición del procedimiento para cuatro de los implicados en el caso y la nueva aplicación del Protocolo de Estambul para determinar si hubo o no actos de tortura. El magistrado federal señala que luego de conceder 10 días naturales a la Presidencia de la República, CNDH y la Cámara de Diputados para crear la Comisión de la Verdad y dar cumplimiento a lo acordado en la resolución, las dos primeras argumentaron la imposibilidad jurídica para cumplir con dicha decisión.

Lo único cierto es que durante cuatro años y con tantas artimañas jurídicas, el proceso se ha visto totalmente empañado por el tortuguismo del Estado, por declaraciones obtenidas bajo tortura y por la demora para poner a los acusados a disposición de la autoridad ministerial por parte de quienes los habían detenido para desvirtuar la investigación. Hoy, entre las inconsistencias del caso y por la suspensión de los juicios de amparo, los Padres de los normalistas desaparecidos recibieron nuevamente un revés por parte de la disque justicia federal y ven con justificado coraje que la verdad histórica se les desvanece a pasos agigantados mientras el señor de los Pinos prepara sus maletas, dejando en el camino, piedras y socavones para el presidente electo.

Por ello, creo que es momento de exigirle al presidente Peña Nieto que antes de dejar su magro mandato, no permita que prospere recurso alguno contra esta Comisión de la Verdad ya que pretender atacarla, demostraría la insistencia del Estado, para que lo ocurrido en Iguala y en otros sitios, queden en la penumbra del inmenso mundo de los archivos muertos.

Al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, en línea directa, solo le exigimos que por el bien de todos este candente asunto se esclarezca de una vez por todas, sólo así tendremos la seguridad de que juntos haremos historia.

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com