Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

MORENA Y EL FUTBOL

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 25-06-18)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

El partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), podría superar la elección que viene sin convertir su estructura en una verdadera organización política, ni en el país ni en la ciudad. Carente de un perfil ideológico definido, Morena es hoy un agrupamiento gelatinoso, ideológicamente hablando.  

En su interior conviven las más disímbolas formas de pensar la política para el país. Tatiana Clouthier, representante de una derecha moderada que se niega a ser comparsa de la derecha canalla tiene a su izquierda a personajes con pedigrí de izquierda como el caso de Alejandro Encinas, firme militante de esas causas. La lista de este tipo de contradicciones es grande. Hoy todo lo que los une es una causa: La Presidencia de la República, pero el mañana es totalmente incierto. Lo más probable es que si el líder Andrés Manuel López Obrador llega a la Presidencia de la República, se desentienda de la organización política, y no se ve, por ningún lado, quién podría tomar la estafeta del partido, y menos aún qué rumbo podría tomar Morena después de la elección. 

En la Ciudad de México, donde la intervención de agentes de la derecha no es tan visible porque su participación es muy baja, ya se perfilan tres grupos o neotribus que se disputarán todos los beneficios de ser, posiblemente, si las encuestas no fallan, las fuerzas hegemónicas. Por un lado Alejandro Encinas quien de ganar en la elección como diputado al primer congreso de la CDMX, se convertirá, muy seguramente, en el líder de la bancada en paralelo, Martí Batres que ya encabezó a Morena en esta ciudad, convoca a reuniones de simpatizantes para cohesionar filas, y, aunque hay muchos que no lo quieren reconocer, Andrés López Beltrán, hijo de Andrés Manuel, se ha ido posicionando como un factor importante dentro de la organización.

De esa forma, sin una idea concreta del tipo de juego, Morena enfrentará muy pronto a su propio destino, una formación amorfa que aún sin definirse en su horizonte ideológico, tiene la posibilidad de llegar a la Presidencia de la República, y a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad, inundada de ideas contradictorias que podrían marcar un gobierno como el que comandó Miguel Ángel Mancera, sin rumbo ideológico y con los magros resultados vistos.

Es muy probable que hasta después de la elección se puedan definir alineaciones y muchas cosas, entre otras, quién se quedará en ese partido, o bien, quién se quedará con el partido, pero lo que hoy es urgente definir es si Morena es o no un partido de izquierda. ¿Será mucho pedir?

En cuanto al futbol, los triunfos de México sobre las selecciones de Alemania y Corea del Sur, no son de aquellos triunfos que se basan más en el esfuerzo individual que en la organización institucional. Aquí hay un trabajo de grupo. Y hay que felicitar por ello, especialmente al técnico nacional, Juan Carlos Osorio, a sus compañeros del cuerpo técnico y desde luego a los jugadores.

Si algún hombre ha tenido que cargar con el castrante derrotismo mexicano es él. Antes de estos triunfos, nada de lo que hacía el técnico merecía elogio o reconocimiento alguno. Por su estilo de juego, sus frecuentes rotaciones en la alineación y por su condición de extranjero, Osorio siempre fue objeto de una crítica implacable, sobre todo a raíz de la derrota de México ante Chile por un apabullante 7-0 en la copa América 2016.

Todos los comentaristas y especialistas en este negocio de las patadas vertieron sobre él, su acidez estomacal amarga y belicosa, indujeron con frialdad la amargura de millones que creen  saber más de futbol que cualquier entrenador y lo desterraron sin misericordia a su natal Colombia. Pero Osorio aguantó, lo mismo que sus jefes y jugadores, que no perdieron la confianza en él.

Falta el juego decisivo contra Suecia, pero el técnico colombiano tiene al Tri con un pie en la segunda ronda de Rusia 2018 y con ello, el derrotismo mexicano tendrá menos razones para encadenar el espíritu de la afición mexicana hacia los otros partidos.

VAMOS MEXICO. Apoyamos su esfuerzo y el ejemplo de coraje ante la adversidad. Ojalá fuera así en todo lo demás que nos propongamos como país.

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com