Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

PRODUCTOS DE BAJA CALIDAD

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 14-05-18)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

Una primera cuestión que salta la vista de quienes siguen con atención el proceso electoral es, sin duda, su muy baja calidad política e intelectual. El nivel de las intervenciones de los candidatos ha sido casi siempre muy pobre. La lógica de las mismas se encuentra trabada por los compromisos tácticos y estratégicos, y por los intereses personales o de grupo de los candidatos. Los argumentos de cada uno están por debajo de su capa­cidad y posibilidad real o supuesta de ex­posición, como si el nivel efectivo de ca­da uno hubiera dado al traste por una for­ma cotidiana de hacer o no hacer po­lítica en nuestro país.  

El nivel tan bajo y la ausencia de la discusión política diaria, inevitablemente afecta a sus momentos culminantes, como el que ya tenemos encima, la elección de funcionarios más importante que jamás ha tenido México. Pero hay otro problema más grave aún: que de los cinco candidatos formales a la Presidencia tal vez solamente uno hace el necesario contacto con la ciudadanía, con su potencial clientela política. 

El candidato del PRI sigue hablando como si estuviera en una reunión de funcionarios, no se duda de su inteligencia, de su honestidad y experiencia, pero es evidente que sus cualidades brillarían en otras funciones, no en la de imitación de candidato, su campaña no cambia y en su acarreado auditorio se siente el sopor y el sueño al no transmitir ninguna real convicción. Para el candidato de Morena, fue una suerte que el PRI le presentara este triste adversario, que además de cargar con la sombra de los Pinos, se ha convertido en poco menos que en total ausente.

En cuanto a Ricardo Anaya, que encabeza la coalición Por México al Frente, no hay duda de que tiene tablas y talento, aunque no acaba de resolver su problema de acusación de lavado de dinero y defraudación fiscal. El escándalo publicitario del evento hizo ver, la enorme equivocación del PRI, quien dirigió en su contra sus más poderosas baterías publicitarias y de organismos políticos (la PGR). Equivocación elemental porque pensó probablemente que Anaya era su principal adversario, y que eliminando al segundo lugar de las preferencias sería después más fácil alcanzar y superar al primer lugar.

Por supuesto, la mescolanza que implica la presencia del PAN y del PRD en la misma coalición, hace prever que fácilmente habrá abandonos de esta candidatura, sin compensaciones suficientes. Entre una y otra cosa, muchos signos indicarían que Anaya adelantó su candidatura, además de que las siglas del PAN están totalmente envejecidas para la renovación política que necesita México.

Por lo que hace a las llamadas candidaturas independientes, la de Margarita Zavala, parece definitivamente borrada para ascender a otra etapa de la contienda. Para no hablar de Jaime Rodríguez Calderón, que a la obvia limitación intelectual aña­de una perfecta vulgaridad (insiste en el corte de la mano a los bandidos). No se entiende con qué fines el gobierno manipuló esta candidatura para hacerla aparecer entre los independientes, sólo hasta un segundo momento sin futuro…

Muchos morenistas temen que a última hora vuelvan a reunirse el resto de los candidatos inscritos y que otra vez, como un solo hombre, hagan pandilla unitaria en contra de Andrés Manuel. Desde luego el temor viene de las dos últimas elecciones en que participó como candidato, también mayoritario en las encuestas, y fue objeto de sendos fraudes escandalosos que ahora pudieran repetirse a una escala más elevada y de tal magnitud que provocaría un escándalo mayúsculo dentro y fuera del país, hasta el punto de ser posiblemente el detonador de un levantamiento de gran intensidad, entre el nuevo y el viejo México. Esta perspectiva doble podría ser el principal inhibidor de posibles enfrentamientos demasiado riesgosos para el prestigio de la República y para la seguridad de los dirigentes actuales.

Otro producto de mala calidad se refiere al empleo, el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC) consideró que el problema en México no es la falta de oportunidades, sino la baja calidad de aquellas oportunidades laborales, pues sólo uno por ciento del total de la población ocupada tiene ingresos superiores a 10 salarios mínimos. La precariedad del país se origina debido a que 57 por ciento de la población ocupada se encuentra en la informalidad, pero del total de 54.4 millones de personas ocupadas, sólo 531 mil tienen percepciones por arriba de los 26.5 mil pesos mensuales.

El documento, elaborado por el organismo destaca que el número de mexicanos que no reciben ingresos es 6.5 veces más grande que el de quienes ganan más de 10 salarios mínimos, es decir, 3.4 millones de personas en el país. Pero el grupo de mexicanos que perciben entre 5 y 10 salarios mínimos (88.15 pesos) tampoco resulta ser más cuantioso (2.1 millones de personas, que equivale a 2.4 por ciento) en comparación con la población que gana cuando mucho un salario mínimo (7.4 millones de personas o 14.1 por ciento).

Destacó que la precariedad también se refleja en la ausencia de seguridad social, pues sólo 53.7 por ciento de las personas ocupadas tienen acceso a instituciones de salud, mientras 32.7 millones de personas no lo tienen. Según el IDIC, el aumento del salario mínimo general no resolverá el problema, debido a la informalidad, pues más de 7 millones de personas perciben el equivalente a un salario mínimo.

Por lo tanto, la tarea para el menos malo de los candidatos o para aquel que gane en las urnas, será necesario alcanzar la formalización de los empleos, lo cual podría garantizar que las personas reciban acceso a la seguridad social y al sistema de pensiones. El instituto advierte que de no atender la formalización del empleo se incubará inestabilidad social y un pasivo contingente adicional para el Estado, que deberá resolver el problema y mejorar la oferta de candidatos y la calidad de los productos. 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com