Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

DÍA DEL NIÑO

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 08-05-18)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

En estos días pasados, tuve la oportunidad de dos festejos: primero, recordar con adultos mayores sus travesuras y aventuras de niño mediante la lectura del Manual para Ser Niño, escrito por el premio Nobel colombiano Gabriel García Márquez; segundo, festejar la santa cruz con esforzados albañiles, cimiento de grandes y pequeñas obras en México.  

Respecto al primer festejo, pude investigar que Gabriel García Márquez, José Martí y Gabriela Mistral han sido los únicos intelectuales y poetas latinoamericanos de gran talla, que se dieron tiempo para reflexionar y hacer público su compromiso con los niños. La pregunta es: por qué será que los intelectuales, los ideólogos de izquierda, los partidos políticos y hasta las feministas más cultas, desdeñan los temas de la infancia como si no fueran algo serio, trascendente y digno de su inteligencia.

El Manual para Ser Niño de Gabriel García Márquez inicia así: Aspiro a que estas reflexiones sean un manual para que los niños se atrevan a defenderse de los adultos en el aprendizaje de las artes y las letras. El escritor invita a padres y maestros a reflexionar sobre la educación artística en la escuela y hace propuestas inteligentes y originales basadas en su intuición y su experiencia, para que se detecte temprano la vocación y el talento específico de cada niño, en vez de imponerles caminos y oficios en los que se pierda su genio. Todo niño es un artista porque todo niño cree ciegamente en su propio talento. La razón es que no tienen ningún miedo a equivocarse. Hasta que el sistema les va enseñando poco a poco que el error existe y que deben avergonzarse de él.

Las artes como herramientas educativas y la belleza como valor deben ser protagónicos en los sistemas educativos de hoy para enfrentar los horrores del mundo. La mayoría de los gobiernos y de los padres ignoran que el arte y la belleza pueden ayudar más y mejor al niño a enfrentar y cambiar el mundo que las computadoras y el dominio del inglés. Así lo expresa García Márquez en su peculiar manual:

“Creo que se nace escritor, pintor o músico. En este sentido soy un platónico: aprender es recordar. Esto quiere decir que cuando un niño llega a la escuela primaria puede ir ya dispuesto naturalmente a esos aprendizajes, aunque todavía no lo sepa. Y tal vez no lo sepa nunca; pero su destino puede ser mejor si alguien le ayuda a descubrirlo…Creo con una seriedad absoluta que hacer siempre lo que a uno le gusta es la fórmula magistral para una vida larga y feliz”. Voto por un país en el que los únicos privilegiados sean los niños y los jóvenes. Yo con todo respeto solamente agregaría a los albañiles. 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com