Linea Directa


 

LAS ELECCIONES INDESEABLES

Por Gerardo Reyes Gómez (LD  13-02-2018)  

En este, que preveo el artículo más corto de mi vida, dejaré huella de la estulticia más increíble que ha vivido nuestra nación, si se la puede llamar así, al estar listos para llegar a un proceso electoral que no traerá nada de bueno a los mexicanos, sino que continuará reproduciendo la complacencia y la estupidez. 

El más reciente acuerdo aprobado por la dirigencia del Estado y la superioridad de los militares es continuar con ese hermanazgo entre el poder político y el militar que ahora lo respalda. Especialmente cuando se han dado muestras de complicidad y estulticia sin límites en una relación que no le debe gran cosa a la nación.  

Nunca como ahora se han dado muestras e la corrupción más generalizada y arraigada entre las instituciones más poderosas del Estado. El Poder Ejecutivo y el Ejército han sido incapaces de llevar a su término el robo de combustibles que se lleva a cabo a la luz del día de una parte muy importante de nuestro patrimonio; el robo y la manipulación de los energéticos, a la luz del día, entre la delincuencia organizada y las autoridades responsables de preservar ese patrimonio. 

Los "huachicoleros" se mueven a sus anchas como si fueran los dueños de todas las reservas de combustibles del país, mientras las fuerzas ilegítimas que representan las autoridades policíacas, se hacen las dormidas para permitir el saqueo de patrimonio nacional, en una ilícita relación de dependencia total. Aparentemente se ven solo perjudicados los activos del patrimonio nacional mientras el Ejército, ni nadie más, hacen algo para remediarlo. 

El saqueo es a diario y totalmente cargado a dirigido incrementar los activos ilícitos de las mafias que controlan el negocio de los combustibles en México, bien conocidas y ubicadas, mismas que roban esos recursos que debieran servir para apuntalar las bases de la economía nacional o sea del pueblo de México. Pero, mientras se da el inclemente saqueo, las fuerzas armadas andan celebrando "el Día de la Lealtad" y el pueblo al que roban su patrimonio no le llegan ni propinas de una operación modelo y eso en días previos a las próximas elecciones presidenciales.  

Por todo lo anterior y por lo demás que dejo en el tintero, la relación Presidencia de la República y el Ejército Mexicano viene a establecer un inédito espectáculo de alta corrupción, con los terribles efectos que debilitan las bases de la nación mexicana.

 

 


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com