Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

MALVADAS REDES SOCIALES

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 05-02-18)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

Contra el poder de las redes sociales no se lanzan solamente discursos demagógicos. Con excesos y abusos, desde identidades que a veces son falsas y muchas veces muestran una deficiente cultura política, económica y social, estas malvadas redes con apellidos raros: Twitter, Whatsapp, Instagram y Facebook, entre otros, se mantienen y mantendrán dentro de un espacio ampliamente utilizado por ciudadanos que no encuentran mejores vías de información, discusión y desahogo y, amenazan además con convocar la deserción del voto, para así, de manera involuntaria, cobrar un peso muy importante en la muy descompuesta lid electoral en curso. Hoy en día, tener a la mano aplicaciones virtuales para denunciar de inmediato trapacerías e irregularidades, e incluso para convocar a reuniones o acciones políticas o sociales, está fuera del alcance de quienes quisieran controlar, ocultar o manipular información y apaciguar a los inconformes.

Respetuoso de los comicios en puerta y de la legislación electoral, Enrique Peña Nieto, hace uso de estas redes para decirnos: “yo no me voy a meter a hablar de los procesos electorales porque advertí que como Presidente de la República seré absolutamente cuidadoso y observador de la legislación electoral y no hablaré ni tomaré posición sobre lo que ocurra en la justa democrática que ya se avecina’’. Trata de transmitirnos sus deseos de que, lo que él llama una sana competencia democrática en desarrollo, no nos divida como sociedad y, puntualiza: “no podemos perder ritmo, no podemos extraviarnos en la ruta que se ha venido construyendo’’.

En sus giras de despedida, reivindica su derecho a levantar la voz para decir a todos aquellos que señalan de manera crítica, muchas veces con razón y acierto, lo que aún falta por alcanzar,  pero se olvidan de aquello “que sí hemos hecho, los avances que hemos logrado, lo que hemos generado como sociedad’’ y se lanza contra el incontrolable mundo de la interacción social por Internet y su conjunto de malvadas redes que a veces son muy irritantes y gustan hacer señalamientos muy duros y muy lapidarios, que poco recogen de los logros y de los avances que hemos tenido como nación”. 

“Lo que permitirá realmente que México siga creciendo, siga siendo atractivo para la inversión, como lo dicen hoy los distintos analistas externos que se olvidan de lo que se dice en las redes sociales y mantienen una visión positiva de lo que sucede en el país porque “Ven realmente lo que México ha venido alcanzando en cifras, en números, en estadísticas, y advierten que tendrá un futuro promisorio a partir de la certeza que se genere en los próximos años’’. Es decir, ante nuestra ceguera, los observadores externos desde sus latitudes si alcanzan a ver a un “México en Movimiento” y más aún, “las cosas buenas que también cuentan”.

Para encontrar los grandes logros que Peña Nieto dice que se han dado en su gobierno, el mexiquense pareciera sugerir que los mexicanos usemos cualquiera de tres posibilidades de visión virtual mejorada: que cada mexicano se convierta en analista externo del país, o en un inversionista extranjero, o en un renunciante al uso de las redes sociales. En todo caso, su preocupación, la de su partido y la de quienes pretenden mantenerse en el poder al costo que sea, ha de referirse al tema interno, a la constante difusión de corrupción, impunidad e inseguridad que legítimamente debe adjudicarse a las autoridades de diversos niveles y partidos.

Hay empresas internacionales especializadas en la distorsión de la comunicación por Internet, mediante el envío sistematizado de noticias falsas y la profusión de mensajes de odio. Las campañas electorales mexicanas con más dinero están contratando a firmas que enfrentan el uso ciudadano de las redes, para evitar comentarios duros, irritantes, lapidarios, contra los poderes, sus candidatos y sus campañas. Por cierto, no sólo en las redes ha resultado muy criticada la iniciativa contra la corrupción que con grandes aspiraciones dio a conocer José Antonio Meade, el tecnopriista que aspira a presidir el país.

El asunto es que se rodea de algunos personajes que simbolizan justamente lo que se dice que se quiere combatir y, sus discursos lo anclan justamente en ese entorno del poder tricolor que ha producido una cantidad impresionante de ex gobernadores y ex funcionarios de alto nivel acusados de una gran corrupción hasta ahora virtualmente impune, aun cuando algunos, como botón electoral de muestra, estén provisionalmente en la cárcel bajo procesos judiciales que paso a paso los van beneficiando de manera que parece sembrada intencionalmente (el gobierno español, por ejemplo, no pudo extraditar a Javier Nava), supuesto presta nombre del veracruzano Javier Duarte de Ochoa, porque el gobierno mexicano no fundamentó adecuadamente sus acusaciones.

Pepe Toño Meade declara que en la política, en el país, estamos cansados de concentrarnos en las diferencias, la confrontación, la descalificación, y los pleitos. Lo que no dijo es que ya estamos cansados de promesas sin fundamento, de tantas barbaridades y de los actores principales de la telenovela MEXICO CREO EN TI, que no quieren ruido ni confrontación, sólo desean que el proceso electoral en curso se desarrolle con tranquilidad, se respeten las leyes y sean aceptados los resultados. Malvadas redes sociales.  

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com