Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

PARA QUÉ PREOCUPARSE

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 28-08-17)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

Con el slogan que emplea el presidente Enrique Peña en sus nuevos promocionales para el Quinto Informe de Gobierno y de la cosecha de quien esto escribe, nace el Partido Demagógico en el Poder (PDEP). "Lo bueno cuenta y queremos que siga contando". Advertencia, lo de Nieto se lo quitamos debido a que sus críticos dicen que no tiene madre. Se trata de un paquete de 38 videos, con distintas duraciones y grabados en al menos 15 estados de la República, en ellos, el mandatario federal dialoga con distintos personajes de la sociedad sobre la actividad que realizan en favor del desarrollo de México y desde luego, de sus empresas.  

En el primero de ellos, observamos al jefe del Ejecutivo junto al empresario ganadero Miguel Gutiérrez, quien le expone los beneficios de exportar sus productos a distintas naciones, como es el caso de las árabes. El presidente Peña destaca que México es el doceavo productor de alimentos a nivel mundial, principalmente de carne, aguacate, limón y fresa. Además de cerveza y tequila. Al final de la grabación, con duración de dos minutos, se observa a Peña departiendo con los trabajadores de la planta durante una parrillada. La calidad mexicana es cada vez más reconocida en el mundo. “Porque lo bueno cuenta y queremos que siga contando", remata el mandatario. La Presidencia de la República, nos amenaza con que los promocionales estarán vigentes hasta el próximo 6 de septiembre en diferentes horarios y a través de los medios de comunicación y las redes sociales, así que prepárese para soportar las carretadas de demagogia y aliviar con ello sus angustias y preocupaciones. 

Fuera de los spots, en materia educativa, Enrique Peña y Aurelio Nuño Mayer, miembros permanentes del Partido Demagógico en el Poder (PDEP), declaran que no tenemos por qué preocuparnos por el costoso regreso a clases de más de 35 millones de alumnos de educación básica (preescolar, primaria y secundaria) que regresaron a las aulas. Con cifras de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), el gasto que deberán realizar los padres de familia tan sólo para comprar la lista de útiles escolares de la SEP, sin considerar: uniformes, mochilas, calzado, cuotas voluntarias a las escuelas, será de 444 a mil 083 pesos, dependiendo de la calidad de los que adquieran. Por lo que al realizar el costo aproximado será entre los 2 mil a 3 mil pesos… por niño. En algunas escuelas los directores o las sociedades de padres de familia solicitan contribuciones voluntarias para el mantenimiento del mobiliario o cualquier otra cosa que se les ocurra. La venta de útiles escolares en las tiendas de autoservicio crecerá 87 por ciento, de acuerdo con un reporte de la consultora Nielsen, a todo ello agréguele el 6.7 por ciento de inflación. Pero, usted no debe preocuparse ya que:

No se preocupa Gerardo Ruiz Esparza por el socavón de Cuernavaca ni por el desastre nacional en las carreteras, en el ferrocarril Cd. De México-Toluca y en el nuevo aeropuerto internacional de la Cd. de México a causa del contratismo corrupto impuesto desde las oficinas gubernamentales. No se preocupa Miguel Ángel Osorio Chong y por ello se le ha vuelto rutinaria una retahíla discursiva para prometer que lo que queda de administración sexenal frenará la violencia desatada, restaurará la seguridad pública e impulsará castigos a los delincuentes. No se preocupan el procurador general de la República Raúl Cervantes Andrade y  Arely Gómez la secretaria de la Función Pública por no hacer nada, al igual que De Lamadrid en Turismo, Pacchiano Alamán en Medio ambiente y recursos naturales y Calzada Rovirosa en Agricultura.

No se preocupan diputados y senadores ni tampoco el canciller, Luis Videgaray, por la conversión de su cargo en una extensión de los intereses de la Casa Blanca (la de Washington). No se preocupan el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, y los comisionados para la renegociación del Tratado de Libre Comercio, ante las evidencias de que el interés nacional será sacrificado y ciertos intereses particulares serán protegidos.

Y, para no seguir con los ejemplos de quienes hoy se mantienen en cargos públicos, véase cómo tampoco se preocupan los gobernadores en el combate a la delincuencia y tampoco se ha preocupado, hasta ahora, el amigo Emilio Lozoya Austin, puesto bajo los reflectores de escándalo por las revelaciones brasileñas respecto de sobornos que la empresa Oderbrecht le habría entregado al entonces director de Pemex. Lozoya está dando ejemplo, pues no es el único, ni el peor, de los modelos administrativos que han sido dominantes a lo largo del peñismo. Salió del cargo por conflictos con el siempre poderoso Luis Videgaray, pero no necesariamente porque los actos de corrupción hubiesen escandalizado a alguien y se hubiera emprendido alguna acción judicial en su contra.

De hecho, a estas alturas (la impudicia como marca), el gobierno de amigos se ha negado a iniciar algún tipo de acciones que le muestren preocupado por los hechos atribuidos a Lozoya, aun cuando pareciera inevitable que algo se haga, como sucedió en los casos del otro amigo, Duarte de Ochoa y del recaudador de diezmos Gerardo Ruiz Esparza. En todo caso, el propio Lozoya ha dado un primer paso, al anunciar sin ápice de vergüenza que emprenderá acciones legales contra quienes le atribuyen actos de corrupción.

La exhibición del expediente de Lozoya golpea en estos momentos a la franja dominante en el peñismo, la de los tecnócratas encabezados por Videgaray, en la que militan José Antonio Meade Kuribreña y Aurelio Nuño, las dos cartas más beneficiadas por la ruptura de candados estatutarios en la reciente asamblea priísta. No es que Videgaray, Meade o Nuño hubieran participado de las maniobras que se atribuyen a Lozoya, pero el estilo y la conducta de éste corresponden al patrón general que se ha preferido durante el periodo de preeminencia de la tecnocracia, consolidado durante la presidencia de Miguel de la Madrid y subsistente hasta ahora, cruzando sin problemas la docena trágica del panismo en Los Pinos.

La desvergüenza institucionalizada, que se funda en la convicción de la impunidad garantizada, ha llegado en mal momento al equipo político que, luego de una asamblea nacional priísta (también sabatina) radicada en otro México, se alista para designar a un candidato a la continuidad en Los Pinos. La mayoría de quienes hoy ocupan los principales cargos de gobierno están arropados por un espíritu de pandilla, en el que todos defienden a todos, y en especial el jefe de ese grupo que desde Los Pinos, defiende a quienes estén en problemas. Entonces, como decía Cantinflas, no hay que preocuparse de lo que preocupa.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com