Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

JUNIO 4

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 05-06-17)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

Al llegar a esta fecha crítica nos damos cuenta que la trágica democracia mexicana, (gobierno del pueblo) con una población hambrienta y poco educada, dejó de ser ciencia y ahora es pura ficción, con tantos partiditos zopilotes que viven de la carroña, de la inmundicia y de las sobras del banquete. El voto es la única mercancía que una ciudadanía así puede tener para lograr algo concreto, aunque sea una falsa promesa de un gobierno que hace mucho lo olvidó, excepto cuando necesita su sufragio barato para volver a olvidarlo después. 

El estado de México es el gran escenario, allí aparecen: un PRI muy rico, comprador de votos; un PAN venido a menos, recogedor de jugosas migajas por jugar al quite; un PRD que fue grande mientras estuvieron los grandes, pero que se quedó tan chiquito en la orfandad de ideas, que sólo le queda pasear por las calles oscuritas para venderse al mejor postor y quedarse en la miseria del montón recogedor de migajas.

El Verde es un negocio similar, disfrazado de ecologistas, amante barata del PRI; y los demás andan como el perrito de la taquería de la esquina recogiendo las sobras que caen. Sorprende una Morena que dice que tiene una verdadera base social y popular, una propuesta concreta y voluntad para caminarla, es una suerte que después de tanto desafuero oficial siga en la pelea grande. Sin esta Morena disfrazada de la maestra Delfina Gómez, en el horizonte todo sería pura farsa.

En las elecciones mexiquenses, 11 de los 125 municipios que conforman la entidad, serán estratégicos para obtener el triunfo en función de su gran concentración de votantes, pues conjuntamente suman 6.1 millones de electores, que equivalen al 55 por ciento del total de 11.3 millones que constituyen el universo del padrón electoral mexiquense. Con excepción de Toluca, todos están ubicados en la zona metropolitana del Valle de México, donde también se registran los mayores índices de pobreza, marginación urbana y violencia de la entidad.

Toluca, Ecatepec, Tlalnepantla, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Chimalhuacán, Atizapán de Zaragoza, Tultitlán, Ixtapaluca, Tecámac y Cuautitlán Izcalli conforman este núcleo de 11 ayuntamientos donde estará en juego la elección. A diferencia de la tendencia histórica de la entidad, dominada hegemónicamente por el PRI (Partido Revolucionario Institucional) desde hace 84 años, en mayor o menor medida se han caracterizado por la alternancia en los gobiernos municipales en los años recientes, aunque en los pasados comicios hubo dominio mayoritario del tricolor.

Ecatepec, agobiado por la violencia e inseguridad, tiene el padrón más elevado de México: 1.2 millones de votantes. Enclavado en el oriente de la entidad, donde la izquierda tiene su mayor presencia, desde 2009 a la fecha, el ayuntamiento ha estado bajo administraciones priístas y sólo en 2006, fue encabezado por el PRD (Partido de la Revolución Democrática).

Nezahualcóyotl, ubicado también en la zona oriente, es el segundo municipio con mayor número votantes de la entidad: 850 mil 768. Es la tierra del candidato del PRD a gobernador, Juan Zepeda, quien fue alcalde entre 2012 y 2015. En los años recientes ha sido el enclave principal del perredismo, encabezado por Héctor Bautista –dirigente de Alternativa Democrática Nacional, una de las principales corrientes del PRD, a partir de la fuerza en esta entidad– y con excepción del periodo 2009-2012 ha sido gobernado por el sol azteca desde 2000 a la fecha. En las dos más recientes elecciones de gobernador, Nezahualcóyotl ha otorgado porcentajes sustancialmente más elevados del promedio que ha obtenido el PRD en la entidad.

Chimalhuacán, con sus 432 mil votantes, se encuentra dentro de los municipios más numerosos del estado y es uno de los pocos municipios sin alternancia, siempre gobernado por priístas. Tecámac cuenta con 308 mil votantes, que lo colocan en el lugar número 11 entre los de mayor peso numérico. Oscilante entre el PAN (Partido Acción Nacional) y el PRD, los pasados tres trienios ha sido gobernado por el PRI.

En el denominado corredor azul, donde históricamente Acción Nacional ha asentado su fuerza electoral, Naucalpan, Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli y Atizapán de Zaragoza conforman cuatro municipios con un padrón de alrededor de 1.8 millones de votantes. Sin embargo, en la actualidad dos de ellos están bajo la administración priísta: Tlalnepantla y Cuautitlán Izcalli. En las elecciones para gobernador de 2005 y 2011, en estos cuatro municipios la votación del PAN en algunos casos llegó a ser casi del doble que la obtenida en el estado.

La creciente migración a los municipios conurbados a la Ciudad de México desde entidades aledañas, ha convertido a la capital mexiquense en el cuarto municipio en importancia numérica de votantes, con 611 mil. Dominada hegemónicamente por el tricolor –aunque entre 2000 y 2006 fue gobernada por el PAN–, en las dos pasadas elecciones para gobernador ha sido redituable para el PRI, pues en ambas ocasiones ha obtenido porcentajes de votación por arriba del promedio de la entidad.

Más allá de la importancia numérica de estos 11 ayuntamientos, el comportamiento electoral reciente, particularmente en comicios para gobernador –2005 y 2011, principalmente– evidencia una presencia más importante de los partidos de oposición (PAN y PRD, Morena, que surgió formalmente en 2015), que contrasta con el desempeño en el resto de la entidad, particularmente en los que están fuera del área conurbada de Ciudad de México. Es así como el emblemático municipio de Atlacomulco, arroja resultados propios de los tiempos del viejo régimen: 64 por ciento de la votación en 2005 y 70.84 en 2011, aunque en términos de sufragios representan apenas 5 o 7 por ciento del padrón de Ecatepec en la actualidad.

Son las tres de la mañana del 5 de junio y de acuerdo con el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) los números que arroja son los siguientes: Actas totales 18,606; capturadas 14,684; contabilizadas 10,679. Las tendencias son; Del Mazo (PRI) 1,526,517 votos; Delfina Gómez (MORENA)1,471,173 votos; Juan Zepeda (PRD) 854,256 votos y Josefina Vásquez Mota (PAN) 529 028 votos. Total de votos registrados 4,530,674. Hasta estas horas tiene la delantera la abstención con casi 7 millones que no votaron.

Al final quien gane se llevará varias sorpresas, la herencia de Eruviel Ávila: Inseguridad, Violencia, Crimen organizado, corrupción, desempleo, injusticia y aumento de la pobreza. Además tendrá la herencia adicional de Peña Nieto, cumplirle los cochupos a OHL y a grupo HIGA, culminar la obra del aeropuerto internacional de la Ciudad de México y el Tren metropolitano Toluca-Cd. De México. Con estas herencias pretenden gobernar o seguirán robando.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com