Linea Directa


 

EL MIEDO; EL MAYOR ENEMIGO DEL PRI

Por Gerardo Reyes Gómez (LD  15-04-2017)  

        

Obligado por la circunstancias del miedo a perder las próximas elecciones, Gobierno priísta de Peña Nieto, el presidente más impopular de la historia reciente, decidió la liberación del doctor José Manuel Mireles Valverde, quien había sido privado de su libertad, por el mismo Peña Nieto, después de tres años de injusta encarcelación. 

El delito cometido por el líder de las autodefensas armadas que, en su aquel entonces, llevaron la paz a los habitantes de Tepalcatepec,  fue reconocido por Peña Nieto, quien no tuvo la capacidad para imponer la paz, como una de las principales obligaciones de un jefe de Estado, necesitó el auxilio del doctor Mireles para pacificar la región del Estado de Michoacán en al que la delincuencia organizada imponía una gobernabilidad muy peligrosa. 

Luego de los esfuerzos del doctor Mireles, aunados a otros participantes en el esfuerzo de pacificación, éste fue traicionado y enviado a prisión donde fue recluido sin escuchar la voz del pueblo que exigía justicia para el famoso líder de la Autodefensas Michoacanas.  

Esa fue una injusticia mayor de un insensible e inexperto presidente que terminó perdiendo el respeto de su pueblo y el reconocimiento internacional de la comunidad latinoamericana. Ahora, ante la inminencia de los próximos comicios con los cuales se definirá quien, encabezará las preferencias políticas nacionales, el equipo de Peña Nieto, hundido en el miedo absoluto, creyó prudente liberar al doctor Mireles, con la intención de resolver, una brutal injusticia cometida en contra del prestigiado líder de las auto defensas que lograron estabilizar al país, después de haberse jugado la vida para tratar de erradicar la influencia de la delincuencia organizada. 

El "pecado político" de Mireles fue haber criticado acremente, la actuación del presidente Peña Nieto y a sus hombres de más confianza. Peña se sintió ofendido y lo mandó hacer prisionero, acusándolo de utilizar armamento que solo puede poseer el Ejército Nacional.

Ahora con el prestigio político y social de Peña Nieto por los suelos, éste pretende hacer justicia, sin reparar el daño que le causó al líder michoacano en su salud y su patrimonio, por la injusta decisión de encarcelarlo.  

Con prudencia, y ya sabiendo como se las gasta un presidente profundamente injusto y autoritario, Mireles se declara de nuevo defensor de las expectativas sociales y políticas mexicanas, pero aclaró que ahora lo hará sin recurrir al uso de las armas, para no herir susceptibilidades y yo agregaría: no retar a la mala leche de un presidente tan injusto como inepto.

 


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com