Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

EDUCACIÓN CONSIGNA VACÍA

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 01-05-17)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

Cuatro años han transcurrido de un régimen peñista que se ha caracterizado por sus múltiples engaños, crímenes y escándalos de corrupción. Se tuvieron que padecer dos secretarios de Educación y enfrentar un conflicto magisterial en suspenso para que Aurelio Nuño Mayer el principal conductor de la reforma educativa tardíamente anunciara el Nuevo Modelo educativo nacional, redactado por investigadores de escritorio muy bien pagados, en lugar de haber encomendado esta tarea a los maestros en servicio, que son los de mayor experiencia en este rubro. 

Por el sinuoso camino, se observa a un presuroso y precipitado secretario de Educación Pública que promueve su incipiente producto, él sabe bien que con la emisión del rezagado modelo se validan las críticas y cuestionamientos planteados muy tempranamente por el magisterio opositor, académicos y analistas educativos, que siempre han señalado que para toda reforma educativa bien fundamentada y diseñada se requiere la formulación de contenidos sobre aprendizajes y estrategias de enseñanza; factores que a los impulsores de la reforma es lo que menos les importa. Las huelgas masivas y protestas, principalmente en Chiapas, Guerrero, Michoacán, Oaxaca y Veracruz, entidades donde se concentra con mayor proporción el analfabetismo, no han sido gratuitas. 

Es injustificable, que Aurelio Nuño Mayer, quiera impulsar e imponer un proyecto pedagógico que a estas alturas del partido se afirma que no es nuevo, que carece de dos cosas básicas: presupuesto suficiente y voluntad verdadera por elevar la calidad de la enseñanza en nuestro país, que se le suman la inequidad, el burocratismo y la corrupción y que se trata tan sólo de un supuesto simulador que abunda en retórica publicitaria similar a la de un producto comercial, en el cual resaltan las ambiciones personales de políticos que buscan el lucimiento personal y el oportunismo político en el escenario de la sucesión presidencial en el 2018. 

Lo primero que ha recogido la prensa, de las palabras del secretario Nuño Mayer, responsable mayor de dicho modelo, es que “en la ruta de implementación de dicho modelo no habrá concesiones políticas”. Salta a la vista que un modelo que pretende educar para la libertad y la creatividad, pero que debe ser impuesto sin concesiones políticas (mensaje para los maestros democráticos), representa una aberrante contradicción. 

Para los paleros de Peña Nieto, Nuño Mayer, como el corrupto líder magisterial Juan Díaz De la Torre, la libertad como ejercicio unilateral consiste entonces en aceptar e impulsar la propuesta, el propio presidente dijo, el modelo es tan perfecto y rotundo que debe ser aceptado sin rechistar, “caiga quien caiga”. En consecuencia, la posibilidad de educar con libertad y creatividad para formar a un individuo libre, responsable y comprometido con las mejores causas de la humanidad consiste en cerrar paso al desacuerdo, a la reflexión crítica, al análisis de las condiciones reales económicas, políticas y sociales, así como ignorar los diferentes debates teórico-ideológicos.  

Para algunos especialistas en el tema, resulta cómico y lamentable que se presente con tanto esplendor lo que se repite y lo que viene diciéndose desde hace más de 20 o 30 años. Peña Nieto y Nuño Mayer, quizá desconocen que el método de “aprender a aprender” lleva  al menos 50 años de aplicarse en nuestro país. En las Normales Superiores que a toda costa pretende desaparecer este gobierno, ese modelo de aprendizaje se impulsa desde hace varios años y se basa en el análisis, el razonamiento crítico y  se evita privilegiar la memorización.  Lo han experimentado los Colegios de Ciencias y Humanidades (CCH) de la UNAM y algunas instituciones de carácter privado, principalmente las que desarrollaron grupos de refugiados españoles en nuestro país. El método patrocinado también por la Unesco  fue sistematizado en un ensayo llamado “Los cuatro pilares de la educación” publicado por el socialista francés Jacques Delors en 1994, y  sintetizado en 4 puntos básicos: aprender a conocer; aprender a hacer; aprender a vivir juntos y; aprender a ser.  

Al respecto, hay aportaciones valiosas por parte de los  maestros que hacen esfuerzos para fomentar el conocimiento como guía de la razón y de la lógica, por desarrollar un pensamiento crítico y por tratar de rescatar los principios nacionalistas en las regiones más alejadas de nuestro país y en concentraciones urbanas donde impera la pobreza absoluta. El regreso a lo trillado es totalmente contradictorio al ritual decorativo que han puesto en marcha a rajatabla, mediante pruebas constantes donde se marcan con precisión los indicadores y parámetros que deben ser cumplidos para sostener su empleo y funciones docentes. Definitivamente, quien será sometido a estas evaluaciones que clasifican y miden a todos los procesos y actores del sistema educativo, no puede practicar ninguna autonomía curricular.

Si la inalcanzable meta sigue siendo el examen PISA (Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos de la OCDE), que se aplica cada tres años a los alumnos de 15 años cercanos al final de la educación obligatoria, no lo dude, cada vez estaremos más lejos. La última prueba PISA, ha vuelto a sacar los colores rojos y de advertencia: las carencias en la educación mexicana se mantienen, como hace 15 años, los alumnos mexicanos no han aprobado un solo examen: ni ciencias, lectura o matemáticas. Nuño Mayer, ha querido insistir en ese punto: "Los resultados de PISA confirman la necesidad y la urgencia de avanzar en la implementación de la reforma educativa". 

El eslogan “aprender a aprender”, parte del supuesto de que los maestros y la comunidad educativa no tienen antecedentes de conocimiento y nociones sobre esta propuesta que ya existe dentro de las ciencias de la educación desde hace tiempo. Otras innovaciones que el modelo ofrece, son: flexibilidad y autonomía curricular, gestión en la escuela y espacios de libertad para las comunidades educativas; sin embargo, la mayoría de estas bondades inscritas en el discurso, resultan inviables en los hechos, ante las medidas de contención y control impuestas a las comunidades escolares por la propia reforma educativa.

Durante su activa promoción del modelo, Nuño Mayer ni siquiera dudo en llevarlo al campo de la disputa electoral advirtiendo el riesgo de que éste sea borrado por un precandidato presidencial que no se atreve a nombrar. Implícitamente ha llamado a votar por el PRI, su decrépito partido para garantizar la permanencia de la reforma y su modelo. Su débil postura consolida la certidumbre de que la reforma será finalmente derrotada por la resistencia y la lucha magisterial.

Hay muchas otras cuestiones a discutir sobre el modelo y seguramente el debate se extenderá por más tiempo. Sin embargo, en el clímax de la autocomplacencia, la dupla Peña Nieto y Nuño Mayer, en todos sus enternecedores discursos, lo han calificado como el mejor regalo para los niños y la mayor revolución educativa en más de un siglo en nuestro país. Pero sin implementarla y hacerla realidad, la educación se ha convertido una vez más en mera consigna vacía.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com