Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

REFORMAS Y RECORTES...

Por Alejandro Díaz Camacho (LD  18-04-16)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

   

Ante los desequilibrios de la reforma educativa y los fracasos de las medidas fiscales impuestas recientemente, las mentadas de madre a nuestros políticos son cada día más frecuentes y evidentes. En materia educativa, la invitación de Aurelio Nuño Mayer, el secretario de educación pública, para que las universidades participen en la preparación de maestros, haciendo a un lado a la Universidad Pedagógica Nacional (UPN) y a la escuela normal superior, es una clara aceptación de que los métodos en cascada que quisieron adoptar para poner en práctica la reforma en cuestión, han sido un rotundo fracaso. El hecho de posponer las evaluaciones punitivas contra los profesores indica la aceptación del riesgo político en que han incurrido con su equivocada estrategia de amenazas, despidos y castigos, pues los maestros en vez de ser doblegados, éstos se han convertido en un bumerán inmanejable.

Finalmente, las pruebas Planea, anunciadas con bombo y platillo al inicio del sexenio, se redujeron de la noche a la mañana, a un irrelevante ejercicio estadístico que demostró que sólo era un cambio cosmético de los exámenes Enlace. En una sola aplicación, éste hecho, indicó con claridad el retroceso que la reforma educativa ha significado en el desempeño de los estudiantes al regresarlos en calidad retrograda a los niveles reportados por Enlace en el año de 2009.

En vísperas electorales, sería interesante ver qué respuesta oficial se da a las afirmaciones sobre el riesgo electoral que puede generar la cacareada reforma educativa que según dicen las malas lenguas, no provino desde la dependencia involucrada, la SEP. Sin embargo, cuando las promesas y mentiras de los políticos florecen, la pesada armadura que rodea al núcleo donde se toman las decisiones impedirá que haya una respuesta que tenga algún matiz de flexibilidad frente al fracaso que se acepta. Seguramente, la respuesta vendrá no desde la SEP, sino desde los Pinos.  

Hay antecedentes. En 2013, durante las largas jornadas de discusión y protestas, los legisladores fueron los interlocutores más dispuestos a escuchar la argumentación de los maestros, y algunos –del PRD– hasta se pronunciaron en contra de la reforma, pero también el panista Javier Corral llegó a decir que las leyes podrían cambiarse, y ahora el Senador Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación de la cámara alta, agrega (en postura diferente a la de Nuño Mayer), que siempre han estado abiertos para recibir propuestas independientes que formulen una alternativa digna de tomarse en cuenta, ya sean de López Obrador, el taquero de la esquina, cualquier otra organización y porque no, hasta de la Coordinadora Nacional de los Trabajadores de la Educación (CNTE).

Los legisladores afirman que ante lo que se avecina en el proceso electoral de junio, lo más importante, es abrir una grieta en la muralla que desde hace meses se empeña en mantener el soberbio secretario de Educación Pública, que se niega a cualquier tipo de diálogo o negociación y aseguran que comenzaran a dialogar “en serio” respecto de propuestas de cómo sería una nueva ley o leyes para la reforma en cuestión; abriendo así, un horizonte muy distinto y no tan represivo al actual. La postura legislativa crea por lo menos, un ambiente menos contaminado que el generado por Aurelio Nuño y que indudablemente presiona a los sectores más radicales y duros dentro del gobierno y en el empresariado nacional, significa además, un cambio en el discurso y lo más importante, un distanciamiento ante la postura cerrada del Ejecutivo federal. 

Ante las elecciones próximas, se puede interpretar que algunos en el PAN ya entendieron que ante las crecientes dificultades y callejones sin salida de la reforma educativa, no les conviene verse uniformados e incondicionales en la rigidez gubernamental priísta, y que en ese tema es mejor presentar una postura flexible y hasta condescendiente. Para el PRI y para la propia reforma esto representa otro riesgo; paulatinamente llegarán otros personajes a la misma conclusión y comenzaran a asumir posturas más redituables electoral y políticamente hablando. De hecho, a los partidos les será muy útil no verse como fanáticos enemigos de los maestros del país, pero tal postura será mucho más redituable al movimiento de los profesores mismos, sean o no de la CNTE. En ese contexto, la capacidad de los actores para adaptarse a escenarios muy dinámicos y cambiantes será vital. 

Seguramente, esa capacidad de adaptación, no florecerá en medio de posturas rígidas o discursos dogmáticos, como los que hasta ahora rodean y sostienen la reforma. Las iniciativas, los movimientos rápidos e inesperados, ya no serán generados desde quien posee toda la fuerza, sino desde quienes tienen muy poco poder, poco que perder, y además muy poca armadura que cargar. En esa encrucijada, la SEP no puede, hacer mucho respecto de procesos externos como el ocurrido hace días en un lugar del Canal de la Mancha.  

Allí se realizó el multitudinario congreso de uno de los sindicatos magisteriales más grandes e importantes de Inglaterra, el Nacional de Maestros (NUT, por sus siglas en inglés). Ante un lleno total, y a instancia expresa de su dirigencia, se presentó el caso de los docentes mexicanos frente a la reforma educativa. Los primeros aplausos surgieron cuando se mencionó que decenas de miles de profesoras y profesores mexicanos en protesta, simplemente decidieron no presentar el examen para evaluar su desempeño, al final, el pleno del congreso rindió un solidario homenaje a su resistencia y aprobó enviar una comunicación al gobierno mexicano solicitando tres puntos: 1) Que se retiren todos los cargos a los docentes que hoy son prisioneros políticos en Oaxaca. 2) Que suspenda la reforma y; 3) Que ésta se discuta con los maestros, padres de familia y expertos en él tema.  

La postura del magisterio ingles no sólo refleja simpatía, sino también identificación gremial, pues los docentes ingleses tienen a una ministra con una reforma, que según dice ella, es una máquina que no tiene reversa, y promete convertir en una especie de escuela chárter (bajo conducción privada y autónoma) cada centro educativo del país. Así, en México, poco a poco se va conformando una marea de tonos distintos respecto de los maestros y de una reforma que ya llegó a su punto más alto, y sólo le queda adaptarse, modificarse o simplemente comenzar a caer.

En materia presupuestal, como consecuencia de la caída en los ingresos petroleros y ante el compromiso de reducir el déficit fiscal, el titular de Hacienda y Crédito Público (SHCP) Luis Videgaray, anunció con todo cinismo un nuevo ajuste por miles de millones de pesos en el presupuesto del próximo año. La medida se explica porque el precio del petróleo, fuente fundamental de recursos para el Estado, se calculó inexpertamente en 35 dólares por barril, 14 dólares menos respecto de los 49 en los que se basó el presupuesto de 2016, proyectándose una reducción en los ingresos presupuestarios por 118.2 mil millones de pesos el próximo año. Así, el recorte total al gasto programable en 2017, sin inversión de alto impacto económico y social, ascenderá a 311.8 mil millones de pesos en comparación con el presupuesto que fue aprobado en 2016.

Videgaray destacó demagógicamente que el próximo año, la producción petrolera ascenderá a 2 mil 28 millones de barriles diarios, y aunque resulta 9.7 por ciento por debajo del correspondiente a este año, es consistente con las estimaciones de Pemex y con el ajuste de gasto permanente de 100 mil millones de pesos por parte de la empresa.

Para 2017, y sin creerle mucho, Hacienda, mantiene su pronóstico de crecimiento económico en un nivel de 2.6 a 3.6 por ciento. Deja en 3 por ciento el pronóstico de inflación en ambos años y calcula que el tipo de cambio cerrará en 17 pesos. Con respecto a la deuda externa, prevé que los requerimientos financieros del sector público se ubicarán en 3 por ciento del producto interno bruto (PIB), nivel inferior en 0.5 puntos del PIB previsto para 2016. Con ello, el monto total de la deuda será equivalente a 48.3 por ciento del PIB, 0.3 puntos menos respecto de la estimación de este año.

La amenaza final hacendaria es que pese al entorno adverso, no habrá aumento de impuestos ni se recurrirá a un mayor endeudamiento, justo en previsión de menores ingresos petroleros, ni tampoco se contempla el uso de excedentes, tales como el remanente de operación del Banco de México (ya lo veremos muy pronto).

En síntesis, para 2017 y frente a un entorno adverso, la economía de México se fortalece y logra diferenciarse de las de otros países emergentes tanto porque cuenta con coberturas petroleras y una línea de crédito envidiable y flexible por parte del Fondo Monetario Internacional. Pero eso no es todo, además se han fortalecido los ingresos tributarios y la gestión eficiente y responsable de la deuda pública y cuenta con una política monetaria creíble con expectativas de inflación bien ancladas y un nivel de reservas adecuado.

Siendo así, creo que los mexicanos nos merecemos una explicación más convincente para dejar de quejarnos del crecimiento de la pobreza extrema, de la falta de empleo, oportunidades y salarios volátiles, de la inflación lacerante y pensiones ridículas. Aclárenos señor Videgaray ¿Qué es lo que realmente nos pasa? O seguiremos pensando que el político mexicano es como una vaca en la azotea y nos preguntaremos ¿Cómo ese inmenso animal llegó tan alto? 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com