Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

BIODIVERSIDAD A LA MEXICANA

Por Alejandro Díaz Camacho (LD  07-09-15)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

 

De acuerdo con el protocolo y dedazo presidencial, el ingeniero industrial Rafael Pacchiano Alamán, quien fuera diputado federal del Partido Verde Ecologista en la pasada Legislatura, Director de Mercadotecnia de BMW de México, subsecretario de gestión ambiental y coordinador del Programa de Jóvenes del Equipo de Transición de Enrique Peña Nieto, será de golpe y porrazo y muy a pesar de la academia y la ciencia mexicana así como de Organizaciones No Gubernamentales, el nuevo Secretario del Medio Ambiente y de los Recursos Naturales del País.

Sustituye al gris Juan José Guerra Abud que no hizo gran cosa durante su gestión y si dejó muchos pendientes. Ignoramos si con ese “brillante curriculum”, Pacchiano Alamán puede estar consciente que conservar la biodiversidad del que alguna vez fue llamado “El Cuerno de la Abundancia” es uno de los compromisos más importantes que tiene en su cartera. No sabemos si el ingeniero en turno, conoce bien, a medias o muy bien, que el término de Megadiversidad hace referencia a los países que concentran la mayor biodiversidad del planeta, pues de todas las naciones sólo 17, entre ellas México incluyen entre 66 a 75% o más de la biodiversidad del mundo, en un total de 51.2  millones km2.

En cerca de dos millones de km2, México alberga entre 10 y 12% de todas las especies de plantas y animales del planeta, cuenta con 452 especies de mamíferos terrestres, 750 de reptiles (representativos de casi 10% del total de las existentes en el mundo), 290 de anfibios, 49 de mamíferos marinos, ballenas y delfines, focas y lobos marinos y el manatí, son ejemplos de las especies de mamíferos que habitan el país, representativos de 40% de las del planeta.

De las 8 600 especies de aves reportadas en el mundo, 1061 se encuentran en el territorio nacional y del total de especies mexicanas 125 son endémicas. Se localizan en los trópicos, particularmente en los estados de Oaxaca, Chiapas, Campeche y Quintana Roo. Destacan los quetzales y el pavón cornudo en Chiapas; la paloma cabeza blanca que se encuentra sólo en la isla de Cozumel y en algunas cercanas; los tucanes, pelícanos, cormoranes, bobos y fragatas, flamencos, garzas, cigüeñas, etc.

Se conocen 1 589 especies de abejas, 328 de libélulas, más de 1 500 de mariposas diurnas y muchas más nocturnas, y superan las 12 mil de escarabajos o las 1 600 de arañas, se han reportado más de 2 122 especies de peces en aguas marinas y continentales, es decir, cerca de 10% del total mundial, de los cuales 380 especies se distribuyen en aguas dulces, sobre todo en cuencas hidrológicas de regiones templadas, húmedas y tropicales.

Esa megadiversidad mexicana se caracteriza por ubicarse entre dos regiones geográficas, la Neártica y la Neotropical, por tanto, encontramos especies del norte y del sur; variedad de climas, desde el seco hasta el húmedo, así como temperaturas desde muy frías hasta cálidas. Finalmente, está la topografía, desde zonas planas costeras hasta muy intrincadas zonas serranas definidas por dos madres montañosas la oriental y la occidental. 

Sin alusión a partidos políticos, ejemplos de la fauna de la región Neártica, son las tortugas del desierto, las espléndidas mariposas monarcas, los ajolotes, gansos, topos, osos, bisontes y el borrego cimarrón y de la región Neotropical, son las iguanas, nauyacas, guacamayas, monos araña y aullador, osos hormigueros y tapir, entro otros, mientras que especies como los colibríes, armadillos, tlacuaches, y otros se distribuyeron en ambas regiones.

Sin duda, la fauna marina cuenta con la mayor biodiversidad, localizada en una región biológicamente rica como los arrecifes coralinos del Caribe, cuyo frente se extiende por más de 200 km, esponjas, medusas, camarones, pepinos de mar, erizos y una gran cantidad de especies multicolores. En el Golfo de California se han descrito más de 140 especies y 1300 de poliquetos o gusanos de mar, su nombre científico y su hábitat nada tienen que ver con los políticos de la actualidad que aun cuando no son del mar, algunos no dejan de ser gusanos o por lo menos parásitos que viven a expensas del erario.

Si pudiéramos observar a lo largo y ancho del país desde lo microscópico hasta lo más evidente, escudriñando los volcanes, las cuevas y los montes, los ríos, las lagunas y los mares, o sea, en todos los ecosistemas posibles, constataríamos que absolutamente todo ha sido colonizado por una gran variedad de formas de vida y la mayoría llegó antes que los humanos. Sin embargo como buenos depredadores las hemos desplazado y muchas veces llevado a la extinción.

Entre los organismos más impresionantes por su historia y lo arraigado a las culturas mesoamericanas por la fuerza que representa está el jaguar, felino que pertenece a las 35 especies de carnívoros existentes en México, al igual que los pumas y ocelotes, coyotes, zorros, osos, mapaches y tejones, entre otros. Los monos araña y los saraguatos aulladores son dos especies de primates posibles de encontrar en libertad en las selvas del sureste mexicano principalmente en la Lacandona. Tienen gran importancia en la cultura maya, pues desde épocas precolombinas fue utilizado en su simbología.

Lo que se describe, es sólo una muestra de la riqueza natural de México. Para tener la visión completa se requiere de años de conocimiento y mucha investigación científica, pero desafortunadamente no hay mucho tiempo, pues como una consecuencia del desarrollo humano, el ritmo de uso de los recursos naturales y la sobre explotación han llevado a la extinción de especies como el oso gris, el bisonte, el carpintero imperial o el cóndor de California, entre otros.

Muchos ecosistemas han sido convertidos en sistemas empobrecidos y esa biodiversidad que representan está en peligro de perderse para siempre, como ya sucedió con parte de ella por la expansión agrícola y ganadera, la pobreza rural, y muy recientemente, el peligro de que las compañías mineras trasnacionales y sus socios locales hagan de las suyas en tan importantes ecosistemas como lo hizo Grupo México en el río Sonora. Se calcula que más de mil 600 concesiones mineras están dentro de ANP y su intención es extraer lo mismo oro y plata, que cobre, plomo, zinc, fierro, mercurio, manganeso, carbón, fluorita o yeso, entre otros productos.

De los ecosistemas mexicanos, cabe destacar los servicios ambientales que prestan al país y al mundo, máxime cuando el cambio climático y sus consecuencias exigen conservar, incrementar y administrar bien los recursos naturales. Su uso inadecuado implica un alto costo y la pérdida del capital biológico que irremediablemente se ve más amenazado para seguir proporcionando alimentos, maderas, fibras, energía, materias primas, sustancias químicas, industriales y medicamentos.

En México, aun se pueden encontrar organismos en condiciones silvestres en las Áreas Naturales Protegidas (ANP), que abarcan en su conjunto más de 25 millones de hectáreas (13 por ciento de la superficie nacional) y comprenden lo mismo áreas territoriales que marinas y de agua dulce. Por su importancia se clasifican en seis categorías: reservas de la biósfera 41, parques nacionales 66, monumentos naturales 5, áreas de protección de recursos naturales 8, áreas de flora y fauna 39 y siete santuarios. La diversidad biológica que en ellos se encuentra, dista mucho de haber sido estudiada por los especialistas.

Quince años lleva la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas disque conservando el capital natural de México. Los festejos para celebrar esa edad no se hicieron esperar, el actual responsable de la comisión, Alejandro del Mazo Maza, fue el anfitrión (en su currículo, no aparece puesto alguno relacionado con los asuntos que hoy son de su competencia), pero eso sí, es otro de los personajes que pertenece al grupo de mexiquenses que por décadas ha manejado la política y la economía del estado de México y ahora con Peña Nieto y Videgaray, la del País.

Invitados al festejo, miembros del Partido Verde Ecologista, negocio familiar y político, conocido como el de las tres mentiras y las muchas trampas que maquillan los procesos electorales. Notoria la ausencia de quienes juegan un papel clave en cuidar el patrimonio natural de la nación: los indígenas y habitantes del campo, los trabajadores de las ANP y los científicos que clasifican e investigan el valor de la flora y la fauna existente en los ecosistemas de México. Todos ellos, de alguna manera se quejan de la burocracia y de la escasez de recursos para realizar sus labores en los sitios de trabajo.

Ingeniero Pacchiano Alamán, si a usted le informan que las ANP, se encuentran en buen estado de conservación le están mintiendo y si le dicen que todas ellas, están sujetas a programas de ordenamiento ecológico y manejo, así como a sistemas especiales que garanticen para los mexicanos, su protección, conservación, desarrollo y, en su caso, restauración, le siguen mintiendo, basta darse una vueltecita por el Ajusco, Zempoala y la Marquesa entre otras. Recuerde que la declaración o el decreto oficial no garantizan la preservación eficiente de la biodiversidad ni impulsan la investigación científica ni el desarrollo y trabajo con las comunidades locales con vistas a disminuir la presión ejercida sobre los terrenos conservados. Se requieren programas integrales para generar su desarrollo y, evitar en lo posible los severos daños ocasionados a la flora y la fauna debido a la deforestación, la contaminación de ríos y arroyos, los mantos freáticos y las aguas marinas.

Las ANP, son sólo componentes de un plan de conservación nacional y sin duda constituyen una buena estrategia para evitar mayores alteraciones a nuestra riqueza natural. Lo menos que esperamos de usted y de la secretaria a su cargo son reformas a la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente y que formulen y apliquen políticas efectivas para conservar, enriquecer y, en su caso, ordenar racionalmente la ocupación del territorio, crear conciencia ciudadana y utilizar debidamente un patrimonio único, insustituible. La Biodiversidad Mexicana.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com