Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

PASIVOS PETROLEROS

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 08-12-14)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

Qué país nos estas dejando Enrique: Tras largas jornadas de protestas y manifestaciones por crímenes que reclaman justicia sin encontrarla (Ayotzinapa y Tlatlaya entre otros), la quema impune de puertas nacionales, el bloqueo de carreteras, aeropuertos y casetas, licitaciones canceladas y una serie de sandeces como: “La Casa Blanca de la Gaviota”, “Las Policías Únicas Estatales” “El 911, Teléfono Descompuesto”, así como conflictos no resueltos como los del Instituto Politécnico Nacional y la línea 12 del Metro, caímos de nueva cuenta en un bache tan grande y tan absurdo como los que abundan en las intransitables calles de la Ciudad de México, particularmente en la Delegación Coyoacán. 

Resulta que en medio de la discusión que obliga a modificar el marco operativo y regulatorio de Pemex para responder a la reforma energética, la paraestatal anuncia que se avecina un relevo generacional porqué su personal ha envejecido y asegura que durante los próximos cinco años se jubilarán alrededor de 2,500 trabajadores de confianza, el 46% de sus mandos superiores, pero nada dice sobre pensiones anticipadas y mucho menos sobre la transformación de un sistema imperfecto y costoso,

Mientras la gasolina sube, el precio del petróleo se viene abajo y el peso cae ante el dólar, los fondos para el pago de pensiones se encuentran vacíos, los futuros pensionados tendrán que confiar en que el gobierno federal autorice como siempre con cargo al bolsillo de los más jodidos, las partidas presupuestales para su retiro. El pasivo aumenta anualmente sin control con un crecimiento promedio de 14%, al día de hoy, suma más de 528 mil millones de pesos. La paraestatal en materia de pensiones nos dice que el manejo de los recursos para la seguridad y previsión social ha estado sujeto a batallas sindicales y no a criterios técnicos, el contrato Colectivo de Trabajo es el que fija las reglas.

La historia de éste reverendo desmadre, cuenta que fue entre 1998 y 1999 cuando en Pemex se llevaron a cabo los primeros Programas de Jubilaciones para aquellos trabajadores de confianza que cubrieran los requisitos de edad y antigüedad y sujetos a obtener este beneficio al ciento por ciento. El objetivo, era reducir la plantilla y el costo de nómina, pero la estrategia falló (una vez más), el costo de la nómina total no se redujo. En cambio, se llevaron a cabo cadenas de ascensos sin cancelar el mismo número de plazas que correspondía a las personas que se jubilaron.

En la paraestatal, el tiempo laborado contra el tiempo de pago de beneficios se convirtió en un verdadero conflicto. La Dirección  Corporativa de Administración y la Subdirección Corporativa de Recursos Humanos, concluyen en su investigación que: " el pasivo laboral se incrementó, debido al proceso de redimensionamiento que se ha llevado a cabo, ya que se benefició a los llamados "funcionarios superiores", otorgándose desde entonces un gran número de jubilaciones por convenio a personal relativamente joven, que tiene una expectativa de vida larga, lo que implica que se paguen pensiones por más tiempo del realmente laborado."

A juicio de algunos de sus  actores, la motivación más importante de éste pasivo fue la guerra sin tregua que libró el intocable Carlos Romero Deschamps (uno de los tantos privilegiados por los regímenes presidenciales), dirigente del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), contra los trabajadores de confianza que inocentemente pretendieron crear una organización laboral que ellos llamaban "lateral" al poderoso sindicato petrolero. Como respuesta a sus aspiraciones gremiales el sindicato impulsó prejubilaciones que no sólo frenaron la creación de una organización sindical paralela sino que provocaron el inicio de un plan para "liquidar" a petroleros con posiciones antagónicas al sindicato pero que lo único que han generado gracias a sus pendejadas, es la descapitalización del Fondo Laboral de Pensiones (Folape), constituido en noviembre de 1997.  

Los trabajadores de confianza obtuvieron a cambio de abandonar su proyecto sindical, una ola de jubilaciones anticipadas, incluyendo en esos tempranos retiros a trabajadores sindicalizados que habían mostrado una posición crítica a la dirigencia del nefasto Senador Romero Deschamps. Cuando la empresa petrolera anticipó la jubilación del personal que no cubría los requisitos se registró un impacto significativo en el pasivo laboral pues anticipadamente se hicieron exigibles las obligaciones que, asociadas al aumento en el tiempo de pago de pensiones, ocasionó una reducción del plazo para financiarlo. Los resultados fueron contraproducentes.

Los recursos presupuestales que el gobierno federal destina anualmente para respaldar el déficit actuarial de Pemex, se utilizan para cubrir las pensiones jubilatorias y post mortem. Invariablemente, "los pagos resultan superiores a los ingresos canalizados al fondo", según confirman los documentos internos de la paraestatal. El monto de las pensiones de Pemex y de los recursos que, en un fondo casi "revolvente", se invierten en las tesorerías de algunas casas de bolsa se ha convertido en un tema delicado para el cual pocos tienen respuesta.

De hecho, desde hace 20 años, se trata de un tema cuya polémica preocupa al gobierno federal que responde en silencio por las pensiones de los jubilados de Pemex y no quiere llevar el debate a la escena pública. La tesorería de la empresa y la Secretaría de Hacienda, se mantienen con hipocresía bajo reserva, a pesar de que el Instituto Federal de Acceso a la Información, (IFAI) asegura que se trata de un fideicomiso público, al cual Pemex no reporta información detallada sobre su manejo financiero y menos se sabe en qué tipo de títulos invierte estos recursos.

Estudios actuariales externos que analizaron la situación, aseguran que los programas de reducción de personal no tienen efectividad alguna ya que el 3% de aumento anual promedio de los activos, se queda muy por debajo del 3.4% respecto al incremento promedio de los jubilados. A juicio de los estudios externos, el pago de gas y gasolina así como la canasta básica también se convirtieron en un problema para las finanzas de Pemex.

En las negociaciones de Romero Deschamps, el incremento salarial anual efectivo para los petroleros ha resultado superior al negociado debido a promociones y renivelaciones de cargo y puesto. También se observaron incrementos mayores en las pensiones, particularmente en aquellas donde se encuentran las otorgadas a quienes la dirección y administración general de Pemex considera "funcionarios superiores". Otras constantes que presionó el sindicato fueron el otorgamiento de plantas con reconocimiento de antigüedad a personal transitorio y la incorporación al llamado Desempeño, Aguinaldo e Incentivo por Asistencia.

Sin acuerdos sindicales, (por obvias razones), desde hace cuatro años se sugirió: cancelar las plazas del personal que se jubile o liquide, diferir la edad mínima de jubilación a 60 años, modificar la cláusula 135 del contrato colectivo de trabajo y no otorgar jubilaciones anticipadas o en condiciones especiales, ya que la esperanza de vida es mayor mientras menos edad se tiene, por lo que eliminar los requisitos de edad para otorgar una pensión no representa un gasto de una sola ocasión para Pemex sino un considerable aumento del beneficio a cubrir en el futuro.

En resumen, Pemex seguirá otorgando de manera directa los beneficios de seguridad social –pensiones, servicios médicos, entre otros– y será el Contrato Colectivo de Trabajo y no una evaluación real ni actuarial, el que determine los requisitos y beneficios por retiro, renuncia, ajuste, jubilación en sus diversas modalidades, así como fallecimiento. Peña Nieto se equivoca una vez más, Pemex no está en venta, esta endrogado hasta las chanclas, es una cloaca que apesta y despide metanos y etanos, su mantenimiento requiere con urgencia una transformación radical en sus procesos administrativos y de producción de lo contrario, para evitar su inevitable caída, seguiremos manteniendo a Deschamps e hijos que le acompañan.

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com