Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

DESPUÉS DE LA TORMENTA, LAMENTACIONES

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 22-09-14)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

La desgracia y el caos que trajo consigo el huracán “Odile” en la zona turística de Los Cabos en Baja California Sur, lamentablemente no tiene comparación con la ola de vandalismo y rapiña de centenares de pobladores que aprovecharon la llegada del fenómeno natural para saquear pequeños comercios, hoteles, casas habitación y supermercados ante la complacencia y la vista gorda de militares, marinos y policías locales. La situación de inseguridad se torna grave en la entidad que ahora se ve amenazada por “Polo” un nuevo huracán formado en el Pacifico, para terminar quizá, con fuertes ráfagas de viento y lluvia lo que dejó pendiente “Odile”.

Es muy lamentable que no se cite y ni siquiera comparezca el principal responsable de lo que sigue ocurriendo en la región minera de Cananea, donde inspecciones visuales aéreas que realiza la Unidad Estatal de Protección Civil, revelan que después del derrame del 6 de agosto, la empresa Buenavista del Cobre, filial de Grupo México, sin importarle mucho a quien afectaba a su alrededor, continuó con derrames intencionales de tóxicos a los ríos Bacanuchi y Sonora donde aún existen rastros de sulfatos acidulados que a mediano y largo plazo afectan la salud.

Lamentablemente se ha confirmado que Grupo México no hace nada para contener la contaminación o para remediar el mal que ya hizo, lo cual le vale madre a German Larrea dueño de la empresa y magnate privilegiado por el sistema que acaba de renunciar al consejo administrativo de Televisa para maniobrar libremente y obtener con su cartera millonaria una lucrativa concesión de televisión abierta.

Es muy lamentable que la comisión especial nombrada por Peña Nieto para atender el caso así como la Dra. Mercedes Juan, secretaria de salud y Juan Manuel Guerra secretario del medio ambiente, junto con el titular de PROFEPA, no den la cara y expliquen lo que sucede realmente, cual es la razón para que sus representantes en la entidad no puedan entrar a inspeccionar las instalaciones de Buenavista del Cobre, y porque la compañía en franca violación a las leyes ambientales, de protección civil, laborales y de salud no permite el paso de inspectores, lo que ha provocado que Protección Civil del Estado de Sonora rompa cualquier relación con la minera alardeando que en breve usará la fuerza pública para entrar y realizar nuevas inspecciones, será acaso un juego de poder donde seguramente ganará la impunidad y la corrupción.

Mientras se contamina más el asunto y no hay acciones de remediación por parte de nadie, la Comisión Nacional del Agua, declara que en la región no hay mal que por bien no venga, ya que las lluvias provocadas por el huracán Odile, causaron un histórico flujo de agua en el cauce del río Sonora y en todas las presas ubicadas a lo largo de su recorrido (incluyendo la del rancho del gobernador), las cuales almacenan una cantidad suficiente de agua para surtir a los habitantes de la capital del estado y así interrumpir por dos años las obras del acueducto Independencia, que tanto afectó las relaciones de Guillermo Padrés con la comunidad Yaqui, al aprehender a su dirigente Mario Luna.

Es muy lamentable que César Lagarda Lagarda, delegado de ese organismo regulador del Agua, se contradiga y señale que la presa El Molinito podría recibir aportaciones que le llevarían a alcanzar su límite de 130 millones de metros cúbicos, pero que ese preciado líquido no se puede utilizar para ninguna actividad por su alto contenido de tóxicos. Se contradice porque asegura que no habrá problema si la presa derrama excedentes al río Sonora, pues para entonces los metales pesados estarán en el fondo de la presa y ahí se mantendrían contenidos, considera además que con procesos de potabilización el agua será apta para el consumo humano sin tener las evidencias del sector salud.

Lamentable también que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, por fin se haya reunido con el gobernador de Sonora, quien acudió acompañado por el presidente del PAN, Gustavo Madero y el secretario general de este partido para conversar seguramente sobre asuntos políticos ya que nada tienen que ver acerca del derrame de tóxicos sobre los ríos Sonora y Bacanuchi, en esa entidad. Lógicamente el causante del daño no estuvo presente y consecuentemente no va a pasar nada, felices se abrazaron para la foto y acordaron trabajar en colaboración, a fin de atender a la población afectada por esta contingencia.

Quizá lo más lamentable en toda esta contaminación es la postura poco seria de algunos legisladores frente a todo el desmadre que ocurre en el país. El coordinador de los senadores del PAN, Jorge Luis Preciado, de entrada anunció que van a revisar la relación con el grupo parlamentario del PRI, que encabeza Emilio Gamboa Patrón y a modificar a fondo la iniciativa preferente del presidente Enrique Peña Nieto sobre derechos de la niñez, ya que no reúne los requisitos, y en su caso, la van a dictaminar conjuntamente con las iniciativas del PAN en la materia que están en el Senado. La vamos a perfeccionar con propuestas nuestras y con las recomendaciones que hicieron la ONU (Organización de Naciones Unidas), la Unicef (Fondo para la Infancia de dicho organismo mundial) y organizaciones sociales durante los foros en la materia.

Aclaró que el rompimiento con el gobierno federal y con el PRI se debe a la campaña de desprestigio en contra de su partido y sus gobernadores y lo hizo porque mientras él aprobaba en comisiones los nombramientos de consejeros independientes de Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad, así como los órganos reguladores del sector energético, en tribuna el PRI se sumó al PRD en punto de acuerdo para linchar al gobernador de Sonora, a quien le demandan que cese la represión contra los Yaquis y la liberación del líder Mario Luna, que según Preciado, está preso no por orden del gobernador Padrés, sino por una orden de aprehensión que giró un juez, con base en elementos suficientes para acreditar que secuestró y torturó a un líder yaqui que representa a ocho gobernadores de esa etnia.

Por su parte, el perredista, Jesús Zambrano, consideró lamentable la postura del legislador y afirma que se trata sólo de un berrinche que mueve a risa, ya que, el PAN y el PRI hicieron el reparto del botín energético en común acuerdo con el gobierno y avalaron los nombramientos de consejeros de Pemex, CFE, el Fondo Mexicano del Petróleo y los órganos reguladores del sector con un claro perfil privatizador y entreguista. Mueve a risa porque ahora se quiere lavar la ineptitud de un gobierno como el de Sonora, que no ha sido capaz de resolver, sino más bien ahondar, el problema que tiene con la tribu Yaqui al apresar a Mario Luna su dirigente.

Más mesurado y demagógico como es su costumbre, el coordinador de los diputados del PRI, Manlio Fabio Beltrones, dijo que es una simple circunstancia que debe ser superada, y resaltó que el gobierno federal ha demostrado tener una enorme apertura y respeto con todos los partidos políticos, y así deberá seguir sucediendo, no hay duda, la contaminación apesta y degrada ¿o usted que cree, seguiremos lamentándonos?

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com