Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

LOS MINEROS Y EL PAÍS EN SÍNTESIS

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 01-09-14)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

Unas breves líneas me hacen recordar con orgullo y nostalgia a mi Cananea, pueblo histórico donde el valor de su gente minera dejó ver en 1906 el primer destello de luz de la Revolución Mexicana y que, desde que tengo memoria, es considerado el centro minero de cobre más importante de México, sus producciones siguen siendo enormes, explotándose actualmente el mineral por uno de los grupos mineros más grandes del país, Grupo México, cuyo consejo de administración lo preside por herencia de su padre (Don Jorge Larrea), German Larrea Mota Velasco considerado dentro del clan de los hombres más ricos, potenciales y dueños de México.

Al respecto, se dice que impunemente y pasando por encima del gremio minero, sobre el fieltro verde del juego de intereses cupulares de la minería mexicana han estado este hombre millonario, su historial de explotación laboral y su enriquecimiento abusivo. El Sindicato Nacional lo culpa por la explosión de la mina de Conchos en Coahuila y por la huelga de tres años (2007-2010) que mantuvo activa la miseria e inactiva la producción de cobre en Cananea, hechos que enfrentaron a Grupo México con el peculiar dirigente del sindicato nacional minero Napoleón Gómez Urrutia “Napito”, personaje que recibió en herencia de parte de su padre, Napoleón Gómez Sada el manejo del gremio y que desde 2008, solicitó asilo político en Canadá, país que recientemente le concedió la nacionalidad.

En Pasta de Conchos, recordemos que por faltas de seguridad, un terrible e inexplicable accidente ocurrido el 19 de febrero de 2006, le dio sepultura a 65 mineros cuyos restos permanecen en las entrañas de la tierra a más de 100 metros de profundidad en la mina carbonera también de Grupo México. Vicente Fox, el mandatario de entonces, con cinismo y cobardía escondió la cara como las avestruces, se calzó las botas, se refugió en su rancho y nunca visitó a los familiares, es más ni siquiera se tomó la molestia de enviarles sus condolencias. En su turno, el presidente Felipe Calderón acobardado y sin excusas, tampoco quiso reunirse con los más de 300 familiares directos de las víctimas, quienes después de ocho años y 6 meses, siguen pidiendo justicia y la recuperación de los cuerpos de sus seres queridos sin tener el respaldo sindical y mucho menos respuesta gubernamental.

Al presidente Peña Nieto le ocurre lo mismo que a sus antecesores, parece que no le interesa o no quiere saber nada del asunto, mientras promueve en televisión y otros medios, su segundo informe, un México en movimiento y sus reformas constitucionales. Consecuentemente el señor Larrea no ha sido molestado para responder a esas acusaciones, cimentando vergonzosamente su reputación como el magnate más reservado del país que hace impunemente lo que le da su regalada gana.

Larrea ha ganado dos batallas legales clave para el futuro prometedor de Grupo México, un juicio que le devolvió el control de la compañía estadounidense ASARCO, considerada como el tercer productor de cobre más grande de los Estados Unidos, con interesantes prospectos de crecimiento y, otro juicio exitoso que recrudeció la pugna con Gómez Urrutia pero al mismo tiempo le permitió despedir a los huelguistas en Cananea, donde familias enteras continúan en lucha pretendiendo recuperar el trabajo que tajantemente les fue quitado por el contubernio entre el gobierno federal y Grupo México ¿lo recuerda Senador Javier Lozano o seguirá levantando el dedo para reclamar su bono?.

En ese caracoleo político-judicial, en días pasados apareció en el escenario la procuraduría de Murillo Karam haciéndonos saber que ahora sí, por fin, había una ficha roja de Interpol para detener a “Napito”, carísimo error y una falla más de la procuración de justicia mexicana. Por unanimidad, los magistrados del Cuarto Tribunal Colegiado en materia penal del primer circuito (José Luís Villa González, Héctor Lara Jiménez y Elvia Díaz de León D’Heres) emitieron la sentencia referida, definitiva y de fondo, al tiempo que declararon inconstitucional la negativa de amparo y la orden de aprehensión del líder Gómez Urrutia, y su extesorero, Héctor Félix Estrella dictadas por los magistrados Miguel Ángel Aguilar y Luís Núñez Sandoval, ambas abiertamente violatorias del derecho.

Los argumentos emitidos por el Cuarto Tribunal afirman que las pruebas presentadas por la PGR para demostrar que el desvío de recursos marcado como delito en el artículo 113 bis de la Ley de Instituciones de Crédito “delito por el que ejercitó acción penal" son insuficientes. Dicho ilícito requiere que la disposición de recursos económicos de los clientes de una institución bancaria sea indebida, lo cual no ocurrió en el caso fallado", pues el movimiento de 55 millones de dólares para extinguir el fideicomiso minero, fue parte totalmente legal de un acuerdo de la directiva del Sindicato Nacional Minero, el banco y los trabajadores. En síntesis:

Las solicitudes de la Procuraduría General de la República (PGR) de ficha roja a la Interpol y la de extradición al gobierno de Canadá se caen por sí solas, concediéndose el amparo y protección de la justicia federal a Napoleón Gómez Urrutia, y se le declara plena y absolutamente inocente de todos los falsos delitos por los que fue acusado, de tal suerte que queda sin efecto la última de las 11 órdenes de aprehensión que fueron presentadas en su contra por la PGR y dos que tres magistrados inútiles que no sirven para nada.

El dirigente minero quedó completa y legalmente exonerado, limpio, libre y absuelto en su totalidad de todas las falsas acusaciones. No tiene proceso penal pendiente en México, e incluso podría regresar al país "a la brevedad posible" y dar el grito en el zócalo;

Concluye así una larga batalla de ocho años, entre David y Goliat en la que se enfrentaron el poder económico y el poder político, que conjunta y vilmente, tomaron como pretexto la extinción del fideicomiso minero para iniciar la persecución en contra del sindicato minero y su dirigente nacional; Señor Peña Nieto, hoy puede agregar a su informe que al igual que Cananea muchos centros mineros se muestran desolados y tristes, la minería se colapsa, concentra la riqueza en pocas manos, se sigue ejerciendo una gran explotación sobre los trabajadores mineros, que sin ser escuchados reclaman con lágrimas en el rostro de sus esposas, reformas laborales, seguridad, salarios justos y apoyos urgentes;

Puede informar que hoy, los legisladores que aprobaron el reformismo peñista agregan a su historial de descrédito la reclamación en lo oscurito de bonos que suenan a pago por favores otorgados, hoy paralela e impunemente, la corrupta cúpula sindical a la que su mandato finge encarcelar (caso Gordillo), sigue libre, los ejemplos son: Carlos Romero Deschamps, Gamboa Pascoe, Hernández Juárez, entre otros. Finalmente puede usted informar que hoy a pesar de que el país se cae en pedazos, difícilmente no podríamos celebrar nuestra independencia y gritar con alegría ¡Viva México Cabrones!

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com