Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

CUIDE SU CRÉDITO

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 26-05-14)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

Amable lector: Si suele prestar la línea de crédito de su tarjeta bancaria y departamental a familiares o amigos, tenga cuidado, porque este año cada pago destinado a su plástico será contabilizado por Hacienda. 

Incluso si tiene extensiones de su tarjeta de crédito distribuidas entre sus familiares y su estado de cuenta no distingue entre los gastos efectuados a través de dichas tarjetas, usted, como titular, será el responsable para el fisco. 

Las tarjetas de crédito serán una verdadera arma secreta para las autoridades fiscales porque permitirán a éstas, cruzar información para ver si existe alguna discrepancia con los ingresos que declare el contribuyente. En caso de que existiera alguna diferencia no declarada, será receptor de un crédito fiscal, que en realidad significa que le deberá al Servicio de Administración Tributaria (SAT). 

A partir de éste año, los pagos que las personas físicas efectúen a sus tarjetas de crédito se asumirán como ingresos que el contribuyente deberá declarar por lo que, en su caso, pagará el impuesto correspondiente, de acuerdo con la reforma al título IV en la nueva Ley de Impuesto Sobre la Renta (L-ISR). 

Hoy en día en México, más de 18 millones de personas en el país usan tarjetas de crédito bancarias como una forma de financiamiento. De este universo, 80 de cada 100 no pagan el total de su deuda, o sea, que no son totaleros y pueden fácilmente ser calificados como informales y quedar brutalmente descalificado para él Bureau de Crédito. 

De acuerdo con la firma Ernst&Young (EY), para reforzar las medidas contra la informalidad se modificó el esquema de presunción de ingresos a través del llamado procedimiento de discrepancia fiscal, en el cual se describen los escenarios en donde se perciban erogaciones que sean superiores a los ingresos declarados, este procedimiento incorpora entre otros a depósitos en cuentas bancarias e inversiones financieras, pero la novedad para éste año 2014 es que se incluirá a las tarjetas de crédito. 

El Artículo 91 de la nueva Ley al Impuesto sobre la Renta (ISR) subraya que las personas físicas podrán ser sujetas al procedimiento de discrepancia fiscal, cuando se compruebe que el monto de las erogaciones en un año calendario sea superior a los ingresos declarados por el contribuyente, o bien a los que le hubiere correspondido declarar. 

“Para tal efecto, también se considerarán erogaciones efectuadas por cualquier persona física, las consistentes en gastos, adquisiciones de bienes y depósitos en cuentas bancarias, en inversiones financieras o tarjetas de crédito”, se indica. 

Entre los consejos prácticos que usted debe tomar en cuenta se encuentran: 

No preste el crédito de su tarjeta a familiares o amigos; Tenga precaución al solicitar tarjetas adicionales; Evite disponer de efectivo o refinanciar deudas con la tarjeta y no pague viáticos sin comprobantes por esta vía. En resumen, cuídese porque lo estará vigilando muy de cerca el señor Videgaray, quien a la fecha ha dado palos de ciego para identificar el índice de crecimiento del Producto Interno Bruto. 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com