Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

QUE POCA MADRE HONORABLE CONGRESO DE LA UNIÓN

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 11-05-14)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

A propósito del 10 de mayo, entre el Ejecutivo y el Legislativo todo es una farsa, y si aunamos a ello, la mediocridad del Judicial en los casos de Michoacán y Tamaulipas, el Congreso de la Unión queda en entredicho y el marco constitucional en los ámbitos político, económico y social, deja como siempre en el desamparo al pueblo mexicano. 

El pasado 30 de abril (para festejar el día del niño, la inocencia tiende a la estupidez  decía mi abuelo), las tan discutidas leyes secundarias que normarán la reforma constitucional en materia energética fueron presentadas finalmente por el gobierno federal. La oposición y los especialistas advierten que será en esta fase donde se llega al epílogo de la comedia y se consume la privatización de los energéticos del país, quedando para la historia el legado del General Lázaro Cárdenas del Rio. 

La bancada del PRD en el Senado conformada por Miguel Barbosa, Dolores Padierna, Zoe Robledo, Luís Sánchez, Alejandro Encinas e Isidro Pedraza en su afán de engañar al consumidor, destacó que “el pueblo ha despertado frente a los alcances de una reforma energética, en la que les prometieron gasolina y luz barata pero eso está desmentido y es insostenible, ya que la inversión privada es depredadora del territorio y de la riqueza del país”. Los senadores perredistas en sus virtudes discursivas destacaron que en las leyes secundarias que mandó el Ejecutivo al Congreso “se confirma un debilitamiento a Pemex y CFE, además, mientras que a las trasnacionales se les va a cobrar solamente el 30 por ciento de pago impuesto, a Pemex se le sigue castigando con el 72 por ciento del pago de derechos; además hay una amplia gama de contratos, entre ellos contratos de exploración y reconocimiento superficial para determinar el potencial de hidrocarburos en alguna región”, cuando la NASA y otros organismos como el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), ya saben hasta de lo que nos vamos a morir. 

El coordinador de los senadores del PRD, Miguel Barbosa, en conferencia de prensa (qué sirven solamente para salir en canales televisivos y pregonar el canto de las sirenas) sostuvo que en la respuesta del secretario de Hacienda Luís Videgaray Caso a la última pregunta del cineasta Alfonso Cuarón (porque no debatir en cadena nacional y en horario estelar), se demuestra que el Ejecutivo le teme al debate frente a la sociedad, a lo cual, ni tardo ni perezoso y en plan de chisme de vecindad en lavaderos de azotea, Videgaray insistió en que Petróleos Mexicanos deberá ser tratada como lo que es, una empresa de clase mundial y no como parte de la burocracia y que el gobierno del presidente Peña Nieto no rehúye el debate sino por el contrario está convencido de la necesidad de contar con una ciudadanía bien informada y de proveer de los elementos para la realización de un gran debate nacional sobre las leyes secundarias que modifican la estructura de Pemex y la Comisión Federal de Electricidad. 

Siguiendo el chisme, el perredista subrayó que esa postura es reduccionismo, quieren que se escriba el debate sólo al Congreso: “que chistositos, no, hay que abrirlo a la gente, porque precisamente la pregunta de Cuarón al presidente Enrique Peña Nieto es para que el debate se abra a la gente, a los expertos, pero además el Ejecutivo y el gabinete deben responder también al Congreso sobre las leyes reglamentarias.

Zoé Robledo destacó que el secretario de hacienda, en la práctica miente porque en las leyes secundarias que enviaron al Senado continúa el régimen confiscatorio a Pemex, no hay cambio, aún no empieza la discusión de estas leyes y ya hay torres para explorar el gas shale en la frontera norte, y además ya hay una familia en Estados Unidos afectada por el fracking y la Corte de ese país decidió que se indemnice, ¿por qué entonces en México vamos a empezar con estas técnicas?

Dolores Padierna (la esposa del pillo Bejarano), vicecoordinadora de los senadores del PRD sostuvo que “ bajar los costos de los petrolíferos y de la luz es imposible si todas las actividades quedan privatizadas y subrayó que en las iniciativas que el Ejecutivo envió como leyes secundarias se establece “que en el caso de las tarifas los gasolinazos mensuales continuarán hasta 2019, como ocurre desde 1996, y en 2020 los precios se van a liberar al libre mercado, engaño total y terrible mentira, no habrá reducción a los precios de la luz y petrolíferos” agregaría yo, que hay que prepararse para la debacle esperada. 

Para contrarrestar las fuerzas de esta energía negativa, tanto Barbosa como otros legisladores del PRD anunciaron que lanzarán una campaña sobre por qué no debatir, en los medios de comunicación, con anuncios espectaculares, al cabo que a ellos no les impacta en sus bolsillos.

Videgaray aclara que el consejo de administración de Pemex contará con un sólo representante del gobierno federal y no con dos como ocurre actualmente, el sindicato dejará de participar en esta instancia y se agregarán cinco consejeros independientes, además tanto Pemex como la CFE contarán con plena autonomía presupuestal de la que han carecido desde 1964 cuando ambas empresas fueron consideradas entidades paraestatales de control presupuestal directo.

Las leyes secundarias enviadas para su análisis y discusión al Congreso consideran que la Secretaría de Hacienda ya no participará en la elaboración del presupuesto de Pemex y no podrá vetar las propuestas y cambios que en la materia proponga su consejo de administración, tampoco podrá vetar las condiciones y características del financiamiento de la petrolera el cual sólo estará sujeto a dos limitaciones: un techo de endeudamiento y un límite al incremento en el gasto de nómina.

Finalmente sobre la modalidad de los contratos con empresas privadas señaló que se busca una total transparencia para lo cual las leyes secundarias proponen un sistema de pesos y contrapesos para asegurar que el potencial de hidrocarburos que nos ha dado la naturaleza sea para beneficio de la población (que demagogo e impropio discurso).

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) dejará de percibir al menos 185 mil millones de pesos anuales, en caso de prosperar la iniciativa que liberaliza al sector con la ley de la industria eléctrica, presentada por el Ejecutivo federal la semana pasada. Las leyes secundarias en materia eléctrica definen que la CFE dejará en libertad a los grandes consumidores para que puedan contratar la compra de energía con proveedores privados.

Aunque usted no lo crea, ya nos llevaron al baile, o en otras palabras que poca madre señores Congresistas.

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com