Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

MANIFESTACIONES

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 16-09-13)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

 

Las movilizaciones del magisterio disidente se extendieron a por lo menos 134 ciudades en 20 estados y el Distrito Federal, protestan por la entrada en vigor de las leyes secundarias de la reforma educativa, su manera de expresarlo, no ha variado mucho: cierre de carreteras, paro de labores, toma de casetas, de edificios y espacios públicos dejando en entredicho dos aspectos: la pérdida de los derechos ciudadanos y la falta de autoridad, el ciudadano común harto de tanto atropello ya no siente lo duro sino lo tupido.

El Distrito Federal ha sido estrangulado durante 25 días, en Guerrero, marcharon sobre los cuatro carriles de la Autopista del Sol, evitando el paso de vehículos de México a Acapulco; en Tuxtla Gutiérrez, los docentes bloquearon los accesos a la ciudad; en Morelia, cerraron el periférico frente a la casa de gobierno del estado; en el puerto de Veracruz y jalapa marcharon por las principales calles; en Tampico-Pánuco, tomaron las casetas de peaje del puente “Tampico” y en el estado de Jalisco, los maestros de 82 municipios se unieron a las protestas con un paro de labores quedándose miles de alumnos sin clases.

Tras la protesta nacional, anunciada con antelación, el dirigente del SNTE, Juan Díaz de la Torre envió un demagógico comunicado para repetir lo que ya había dicho “La inmensa mayoría de los maestros de México se encuentra trabajando en las aulas cumpliendo con el compromiso social que le ha sido encomendado y el sindicato que él representa se encuentra defendiendo sus derechos por la vía institucional”, sólo que en esta ocasión, también salieron a las calles profesores afiliados a sindicatos independientes y maestros que aunque lo quieran o no, pagan sus cuotas al SNTE en varias entidades del país.

Por primera vez desde que inició el conflicto magisterial y justo cuando estas protestas ya no son sólo en el D.F, el gobierno federal y las autoridades del D.F, parecen reaccionar tardíamente para someter y controlar mediante el dialogo las movilizaciones. Lo cierto es que Gobernación no debe prolongar las mesas de discusión que no llegan a nada y tampoco puede hacer como que dialogan con aquellos maestros que desde hace tiempo abandonaron las aulas para fastidiar la vida de millones de personas que no la deben ni la temen, la situación no está para bromas, la población exige garantías para su libertad de tránsito pero sobre todo para que sus hijos se eduquen de acuerdo con el derecho constitucional que les corresponde.

Los líderes disidentes y quienes les acompañan, no abandonan el D.F, porque saben que al regresar a sus estados tendrán sueldo completo y bonos por desempeño lo que les permite holgadamente seguir el juego con las autoridades a costa de la vida cotidiana de los capitalinos. Mancera y sus policías, mal armados y mal preparados, solamente pueden contener las turbas, pero exigirle que controle a por lo menos 10,000 agitadores, es una irresponsabilidad. Las mesas de dialogo seguirán siendo una farsa mientras enfrente estén maestros que solamente quieren prolongar el conflicto con demandas imposibles y del otro lado haya autoridades que hacen como que escuchan con interés ese tipo de necedades, más seriedad señores, la tarea no está completa peligrosamente se han dejado cabos sueltos, que la acción judicial y las reformas por venir, tendrán que resolver.

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com