Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

CIUDAD CAPITAL

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 02-09-13)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

Sin duda para la Ciudad de México, capital del país, lo ocurrido en las últimas semanas es muy grave y preocupante, la violación a nuestros derechos ciudadanos, las manifestaciones callejeras y en espacios públicos de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación CNTE, la desaparición de personas, el homicidio de otras, la corrupción e impunidad en delegaciones como Coyoacán y Tlalpan, son temas que en la administración del Sr. Mancera y sus cercanos colaboradores han tocado fondo y lamentablemente no tienen respuesta.

Los “maestros” de la CNTE, en su cátedra callejera, señalan que la injusticia que se les ha hecho con la promulgación de la reforma educativa y la aprobación de las leyes secundarias son las verdaderas causantes de su movimiento en la capital y al exigir su derecho de réplica y demandar que los medios de comunicación cesen la criminalización de su protesta, revelaron sus verdaderas intenciones, protestar sin fundamento dejando ver que no van a pactar ni negociar nada, incluso, la polémica Ley general del Servicio Profesional Docente y las reformas fiscal y energética que están pendientes.

Su tesis magisterial se fundamenta en hacer patente que cuando la justicia y las leyes se apartan de los derechos de los hombres, la justicia y las leyes se hacen en las plazas y en las calles y no se debe renunciar a buscar los espacios de trabajo que rigen los principios universales y los derechos a los que todos los hombres debemos tener acceso.

Evidentemente su tesis se contradice cuando los derechos del citadino común y corriente quedaron por los suelos, luego de que con el beneplácito y complacencia de las autoridades, ustedes los maestros desalojaron impunemente a diputados y senadores de su majestuoso recinto parlamentario, se apoderaron causando pérdidas millonarias del Centro Histórico y Zócalo Capitalino, de los jardines cercanos a la casa presidencial “los Pinos”, asfixiaron los accesos del Aeropuerto Internacional dejando sin oportunidad a miles de pasajeros y por más de 6 horas su presencia fuera de televisa y televisión azteca colapsaron mediante un desmadre vehicular la zona sur de lo que antaño fuera la muy noble y leal ciudad de México. 

Al respecto, la Secretaria de Gobernación y legisladores federales sostienen que a pesar de la presión que ejercen los maestros afiliados a la CNTE, la Ley General del Servicio Profesional Docente se tendrá que aprobar, en cumplimiento con la reforma educativa promulgada en febrero pasado y advierte el uso de la fuerza para desalojar a manifestantes en caso de que se afecten los derechos de terceros.  

En respuesta, ustedes los maestros amenazan con extender sus bloqueos y asfixiar instalaciones estratégicas del país en el DF. Sus blancos serían la Torre de Pemex, la Bolsa Mexicana de Valores y nuevamente la terminal aérea. El GDF contradictoriamente evade la confrontación y anuncia que vienen días difíciles para los cuales tenemos que estar preparados. A propósito, en una acción sorpresiva, la Cámara de Diputados, cerca de la medianoche los diputados aprobaron con 390 votos a favor, 69 en contra y 4 abstenciones, la nueva Ley del Servicio Profesional Docente, con diversos “ajustes y modificaciones” –propuestas por la CNTE– que garantizan el respeto a los derechos laborales de los maestros y les ofrece capacitación antes de su evaluación. 

Ante los hechos que se narran, algunos legisladores de la asamblea del Distrito Federal, opinan con todo descaro e hipocresía que no existe en la ciudad de México una crisis que ponga en entredicho la gobernabilidad, así como las tareas de seguridad desplegadas por la autoridad local y que los hechos suscitados en los últimos días pueden formar parte de un plan motivado por algunos resortes (¿Cuáles?) que tienen interés en afectar el camino de la ciudad y provocar la desestabilización. 

Con el respeto que se merecen señores legisladores del Distrito Federal como maestros disidentes que dejaron las aulas en los estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca y Chiapas, para el ciudadano común y corriente que no tenemos vela en el entierro, bastaron unas cuantas horas para entender que en las relaciones humanas, el orden de los factores si altera el producto. 

Por ejemplo: si sumamos impunidad y corrupción, y le agregamos la falta de gobierno tanto local como federal, el resultado es CAOS TOTAL y ante esta irresoluble ecuación, nos resta solamente esperar con mucha paciencia, que la dupla formada por Enrique Peña Nieto y Miguel Ángel Mancera, con inteligencia, gallardía y valentía, puedan dar solución a las injusticias que se traducen cotidianamente en malestar para los ciudadanos. Aunque la duda se queda en el aire. 

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com