Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

SE CONDICIONA EL PACTO

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 15-07-13)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

 

Con una participación del 36.77% de un total de 2,563,153 personas registradas en el padrón electoral del estado, Baja California Norte, se mantuvo en suspenso por seis días luego de que el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) tuvo fallas la madrugada del 8 de julio cuando se llevó el conteo de la elección para gobernador de la entidad, el Instituto Electoral de esa entidad, desconoció como datos oficiales esos resultados y decidió esperar el conteo de los paquetes electorales en los 17 distritos del estado para finalmente dar a conocer como oficial ganador a Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid abanderado de la alianza que encabezaron el PAN y el PRD ante el candidato del PRI, Fernando Castro Trenti, de esta manera y de hecho, con el triunfo del abstencionismo y el silencio de miles de bajacalifornianos, el PAN conserva la gubernatura de Baja California, la cual mantiene desde 1989.

Según la opinión de especialistas de la polaca mexicana, reconocer este triunfo, es conveniente al presidente de México, Enrique Peña Nieto y al Partido Revolucionario Institucional (PRI), ya que al poner en la balanza “una victoria pírrica” significaría ganar un solo estado a cambio de correr el riesgo de que el Partido Acción Nacional y el de la Revolución Democrática se retiren del Pacto por México dejando maltrecho el mecanismo del que se ha servido Peña Nieto para facilitar la aprobación de reformas estructurales como la educativa y la de telecomunicaciones además, se prevé que este año sean discutidas las iniciativas de reformas al sector energético y hacendario, necesarias para detonar el desarrollo económico de México y la creación de empleos.

El riesgo de lo pactado sigue latente, ya que en su momento, los dirigentes de los partidos Acción Nacional, Gustavo Madero y de la Revolución Democrática, Jesús Zambrano, en una conferencia conjunta y con un tono de voz amenazador, habían condicionado su permanencia en el Pacto por México a la investigación exhaustiva de las irregularidades cometidas por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en las entidades donde se realizaron elecciones el 7 de julio, y exigieron la realización de un periodo extraordinario en la Cámara de Diputados para acordar las reformas política electoral que ayude a evitar la práctica de delitos electorales en los próximo comicios de 2015.

Sin poner nombre ni apellido, dijo Gustavo Madero, “hay que combatir la impunidad” pues no existe un solo funcionario inhabilitado o encarcelado por los delitos denunciados dijo además que el gobierno federal “tiene todo el aparato para realizar las investigaciones”.

Zambrano por su parte, acusó al gobierno del presidente Enrique Peña Nieto – emanado del PRI – de estar “ausente” y ser “indiferente” a las denuncias de irregularidades que hicieron ambos partidos ocurridas en estados como Coahuila, Zacatecas, Baja California y Veracruz, entidad, donde según Zambrano, hay “evidencias inocultables” de delitos y que deben sancionarse por parte de la Procuraduría General de la República, la fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) y la Secretaría de la Función Pública.

Tras afirmar que los compromisos para blindar las elecciones establecidos en el adéndum al pacto no se cumplieron, el dirigente perredista comentó que “Se lastimó la confianza entre las partes integrantes del pacto, ahora tiene que recuperarse, quien provoca este dilema es el PRI y el gobierno federal, entonces esperaremos sus respuestas”.

Ya entrados en gastos y como si fuera una carta navideña, solicitan al gobierno de Peña Nieto, además de la investigación de los cochupos y triquiñuelas electorales, acelerar la aprobación de las leyes secundarias de las reformas educativa, de telecomunicaciones y de competencia económica aprobadas en el seno del Pacto: y pidieron acordar, entre las tres fuerzas integrantes del pacto, las iniciativas de reforma energética y hacendaria, así como la reforma política del estado, incluida la reforma política del DF y del nuevo régimen político. “Estamos planteando acordar las reformas, porque no se van a imponer de un lado o de otro”, dijo el líder del PRD.  

Ya más tranquilos, Madero y Zambrano resaltaron gustosos los resultados que tuvo la alianza entre sus partidos, al vencer al PRI en la elección a gobernador de Baja California, señalaron que “Los resultados como alianza validan que son eficaces y que tienen un respaldo, estos resultados donde ganamos se dieron a pesar de los intentos (del PRI) de ganar a la mala.

Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, tras emitir su voto el 7 de julio dijo que los incidentes durante la jornada electoral eran “normales” y descartó que existieran zonas de alto riesgo en alguna de las 14 entidades. 

Mientras todo este desmadre electorero ocurría, en un campo de béisbol de la liga tranviarios, el que se voló la barda y se llevó los honores fue el ex candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador quien invitó a Miguel Ángel Mancera (tiro la primera pelota) para iniciar el juego y ya en la loma de las responsabilidades con toda tranquilidad y mesura se dio tiempo para revirar hacia los pinos (casa presidencial) y convocar a sus seguidores a una asamblea para defender a Pemex de lo que considera es una privatización. Parece que se avecina otro bache para el cacareado Pacto por México.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com