Linea Directa


UNA VOZ DE ALTURA

 

 

ESAS REFORMAS

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 01-07-13)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

    

Una obra de teatro más, se está cocinando en el escenario de la política nacional:

Durante su gira por la Gran Bretaña, el presidente Enrique Peña Nieto expresó en días pasados, ante inversionistas del Reino Unido su intención de presentar una reforma energética que abriría la puerta del sector de hidrocarburos a la iniciativa privada, para ampliar su capacidad porque el Estado no puede proporcionarle ese capital, el mandatario aseguró que se tienen diferentes opciones respecto a cómo deberá ser la reforma y algunos de los términos se han discutido y acordado al interior del Pacto por México, acuerdo cúpula que incluye a las fuerzas políticas más importantes del País.

Esta propuesta, de abrir al capital privado algunos sectores específicos de la economía nacional, (sin detallar cuales son estos) generó como ya es costumbre polémica sobre el tema y dio pauta nuevamente para que acompañando a Peña Nieto como actor principal, diferentes actores que sin vela en el entierro se subieran al escenario político solamente para hacer ruido y ver que pescan en el rio revuelto por aquello de las ganancias.

Marcelo Ebrard, flamante presidente de la Comisión de Ciudades Seguras de la ONU (hueso bien retribuido), mostró inmediatamente su rechazo a la propuesta y cuestionó (sin conocerla) la postura que adoptaría el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el respaldo entre la militancia que tendría el líder perredista Jesús Zambrano, del cual afirma que hay una sombra de desconfianza en el marco del Pacto por México y asegura el fin del partido de izquierda, si el PRD avala la propuesta del presidente Enrique Peña Nieto de reformar la Constitución y modificar a Pemex, empresa para estatal que según el periódico Financial Times, reporta ventas anuales por 100 mil millones de dólares, pero que tiene dificultades “para financiar sus inversiones, debido a las altas tasas fiscales del gobierno”.

En respuesta, Zambrano Grijalva calificó de irresponsables los señalamientos del exjefe de Gobierno capitalino acusándolo de andar sembrando cizaña y actuar como “borracho de cantina”. Por su parte, el ex mandatario capitalino manifestó que su dirigente partidista está “desconcertado”, ya que “el debate que planteo en torno a la reforma energética es con Peña, pleito con ninguno, sí espero respuesta del Presidente pero de la República”, y demandó al cerrar su actuación, la unión de todas las fuerzas progresistas para cerrarle el paso a la reforma constitucional.

Otro que se subió al escenario fue Miguel Ángel Mancera quien sin muchas tablas y sin resolver aun las extrañas desapariciones de la Zona Rosa, la trata de personas en Polanco, la destitución del corrupto delegado de Coyoacán, la falta de drenaje pluvial, los baches en calles y las obras inconclusas de Ebrard, expresó “lo digo hoy, lo reitero: estamos en contra de la privatización del petróleo. La izquierda tiene una propuesta muy clara respecto del tema del petróleo”.

Por su parte, Emilio Gamboa Patrón, el coordinador parlamentario del PRI en el Senado y líder de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares CNOP, con por lo menos 35 años en la escena, aseguro que a pesar de los jaloneos internos del PAN (entre Cordero y Madero), observa condiciones para concretar en el Congreso las reformas energética y fiscal al mismo tiempo, destacando que en el Senado, el PAN ya ha manifestado su apertura a una reforma energética y por ello, el PRI trabaja con los senadores de ese partido para ver hasta dónde puede llegar el acuerdo para una modificación legal. 

Consideró que en unos cinco o seis años, con la modernización, sin privatización de PEMEX, se atraerían inversiones extranjeras, que alcanzarían los 30 o 40 mil millones de dólares, para generar los empleos que requiere el país y adelantó que mientras el Senado analizará la iniciativa de reforma energética que presente el Pacto por México, la Cámara de Diputados lo hará con la fiscal las dos en caminos distintos, pero muy necesarias para salir de la mediocridad en que hemos vivido", dijo el Senador sin detallar la mediocridad referida.

En su oportunidad, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano tal vez el más mesurado de los actores, afirmó que el petróleo y de modo más general los hidrocarburos, constituyen para México recursos de carácter estratégico para la conducción y el estímulo a su crecimiento económico y desarrollo en lo general, por ello, resulta indispensable realizar cambios a la política petrolera que ha estado vigente en los últimos treinta años, para que contribuya, de ahora en adelante, de manera eficaz, al crecimiento de la economía y para prolongar la vida de las reservas de hidrocarburos lo más posible en el tiempo, tanto para hacer menos difícil la transición de la base energética de nuestro país, que deberá acelerarse lo más posible, como para que el aprovechamiento de estos recursos, mediante su transformación industrial, contribuya cada vez con mayor importancia y de manera más diversificada a nuestro desarrollo. Su recomendación en síntesis es que la estructura corporativo-administrativa, de Pemex debiera cambiar su actual organización de subsidiarias, a una organización en base a divisiones, que se constituyan en centros de costos y no centros de utilidades, como ahora funcionan.

Ante el nerviosismo provocado por su aventurado señalamiento, sube de nuevo al escenario para tranquilizar las aguas, Peña Nieto, a quien por cierto John Rathbone, del mismo Financial Times lo describe como un mandatario “con el aspecto y carisma de un ídolo de cine” y muy digno de su papel, destaca que “Aunque el Pacto no incluye a todo el mundo, sí incluye a las partes más importantes. Y siempre habrán voces disidentes, como sucede en cualquier país libre”.

El Presidente confío en que aun sin contar con los detalles que se presentarán en la reforma energética, ésta sería “trascendental” ya que incluiría los cambios constitucionales necesarios para dar certeza a las trasnacionales que invertirán en el País. Demandó de quienes lo cuestionan no confundir participación de compañías privadas con privatización y admitió que las elecciones que se tendrán en el país el próximo 7 de julio “han causado tensiones políticas”, pero confió en que las diferencias esporádicas no pongan en peligro las reformas en cuestión. Se baja el telón y los actores de la novela nos confunden tanto que no sabemos si aplaudir, reír, llorar o seguir aguantándolos.

 

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com