Linea Directa


UNA NUEVA VOZ

 

 

LA RESACA DEL DÍA DEL TRABAJO Y DEL PODER SINDICAL

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 06-05-13)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

   

En Tamaulipas, el 30 de abril, en el preámbulo del día del trabajo, las organizaciones obrero sindicales decidieron cancelar el desfile conmemorativo presuntamente por falta de garantías y seguridad  y en otras entidades tomaban medidas precautorias por los mismos motivos; mientras que en la ciudad de México, Alfonso Navarrete Prida Secretario del Trabajo, anunciaba que el Ejecutivo Federal no acudiría al acto masivo que se organizaba en el Zócalo capitalino “para estar cerca de los trabajadores”-invitación que hiciera a nombre de la clase trabajadora, Joaquín Gamboa Pascoe, Secretario General de la CTM - pero a cambio, la ceremonia  se realizaría  a puerta cerrada en la residencia oficial de Los Pinos, en donde los “factores importantes de la producción, –empleadores y empleados- se encontrarían con el gobierno para reiterar las directrices de la política laboral que tendrá este sexenio.

Ante esta salida por chicuelinas y sin otro remedio, los sindicatos agrupados en el Congreso del Trabajo (CT) y en la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) llegaron puntuales a la cita cargando a cuestas una reforma laboral que no terminan de digerir y un llamado desde la STPS a transitar a un sindicalismo de corte social y por último, la merma del poder político de sus dirigentes reflejada en menos puestos de elección popular y más recientemente con el encarcelamiento de la lideresa magisterial, Elba Esther Gordillo. Por cierto su detención se comenta como "un ajuste de cuentas, un ajuste político" y una ventanilla oportuna para abrir el debate sobre la transparencia y la rendición de cuentas sindicales, temas coyunturales donde las modificaciones según dicen los conocedores del tema, son insuficientes para eliminar la opacidad en los sindicatos, tanto de la industria privada como de paraestatales gubernamentales: Pemex, Capufe o CFE. 

Los líderes sindicales invitados a la fiesta, principalmente gremios afines al PRI, orgullosamente y sin mayores preocupaciones, según cuentan, se paseaban por los pasillos con la firme convicción de que derivado del control que tienen sobre los trabajadores agremiados a sus sindicatos, así como de las funciones e instalaciones estratégicas para el país, continúan teniendo un poder sobre el Estado y los Gobiernos federal y locales. 

Ellos saben que son tan poderosos que pueden provocar un paro nacional de minas - huelgas de Cananea, Sombrerete y Taxco- para pedir la restitución de su líder (como fue el caso de Napoleón Gómez Urrutia), pueden suspender obras (Gamboa Pascoe), pueden crear partidos políticos (como el caso de Elba Esther actualmente tras las rejas), pueden cerrar refinerías (Romero Deschamps) energía eléctrica (Martín Esparza), telefonía (Hernández Juárez) o pueden amenazar con cerrar los hospitales del IMSS (Dr. Manuel Vallejo Barragán) o paralizar los servicios de la Ciudad de México (Juan Ayala Rivero) y suspender labores de la burocracia a nivel nacional (Joel Ayala).  

Entre otros gremios afines al PRI, líderes de la CTM, CROC, FSTSE, han cerrado filas con el gobierno de Peña Nieto y en los primeros días de la administración firmaron el Pacto por México, que no deja de ser un acuerdo entre las dirigencias de tres fuerzas políticas (PRI, PAN, PRD, partidos que participaron en su diseño original), excluyente, por la marginación de otros actores sociales y políticos, y carente hasta la fecha de mecanismos de seguimiento y control social. Su gran falla es la de orientarse únicamente a legitimar las políticas que le interesan al actual gobierno dejando de lado otras agendas de carácter social como son la nueva ola de recortes que se centra en la flexibilidad laboral con énfasis en el primer empleo y en las facilidades para que las empresas se desprendan de los trabajadores y, la reducción a su mínima expresión de los programas de seguridad social, que casi siempre son los primeros afectados por las medidas para restringir el gasto y la inversión pública. 

La aplicación de estas políticas se ha traducido en la pérdida de numerosas plazas laborales y en el crecimiento de la Informalidad que afecta al 59.9% de la población ocupada, (el número de trabajadores informales asciende a 30 millones);así como en la caída sostenida del poder adquisitivo de los salarios, lo que a su vez refuerza la parálisis del mercado interno y el abandono crónico del campo. Según cifras aportadas por la STPS, los trabajadores que carecen de prestaciones aumentaron en alrededor del 8%, en otras palabras 13 millones de mexicanos se encuentran en dicha situación, y el desempleo se mantendrá a la alza como consecuencia de la pérdida de alrededor de 249 mil plazas laborales, todo esto sin contar el número de migrantes en Estados Unidos.  

En cuanto a la reforma laboral, Humberto Ojeda, vicepresidente del CT, y Francisco Hernández Juárez, presidente colegiado de la UNT, coinciden en que hay preocupación entre los trabajadores, sobre todo por las nuevas formas de contratación por periodos a prueba o el pago por hora, así como en la aplicación del outsourcing, el cual fue reforzado para evitar abusos pero, aun así, persisten las dudas. 

Este es un ejemplo objetivo de como se ha venido profundizando la tendencia a la supresión de los derechos sociales y de la falsedad en el discurso de EPN y sus colaboradores que pretendían hacer del 1 de mayo un día propicio para reconocerles a los trabajadores de México su vocación de servicio y el hecho de que exista paz laboral para poder crecer, mejorar salarios y recuperar el poder de compra, cuando de hecho lo que ha ocurrido es que con el abaratamiento de los despidos, ha aumentado el desempleo y los pocos empleos que se generan se dan bajo condiciones precarias.

Y todavía por si fuera poco, tres días después, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que los precios de las gasolinas Magna y Premium, así como del diésel aumentarán 11 centavos, para fijarse en 11.36, 11.92 y 11.72 pesos por litro, respectivamente.

La decisión que se anuncia, expuso la dependencia, refleja el objetivo de la presente administración de mantener unas finanzas públicas sanas, que ayuden a sostener la confianza de los actores económicos en la solidez de nuestra economía y de impulsar de manera gradual esquemas de precios y tarifas que reflejen señales económicas para el uso eficiente de los energéticos, y luego no quieren manifestaciones en las calles.QUE POCA MADRE SEÑORES.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com