Linea Directa


UNA NUEVA VOZ

 

 

SERÁ VERDAD, SERÁ MENTIRA

Por Alejandro Díaz Camacho (LD 01-04-13)

E-mail:  adiazcam@gmail.com

  

Conocedores de que el escenario de nuestro País es de fuertes contrastes, caracterizados por una distribución altamente desigual de recursos y servicios básicos y una vergonzosa (y creciente) proporción de población marginada, sin posibilidad de cubrir sus necesidades básicas de salud, alimentación, agua potable, vivienda, empleo y educación, en días pasados, bajo el principio de que la utilización de los conocimientos en la práctica, para aplicarlos, en la mayoría de los casos, en provecho de la sociedad, es decir, la investigación aplicada,tuve oportunidad de participar en una acalorada discusión donde el tema centralde la misma, fue el quehacer de los diversos Centros e Institutos de Investigación de nuestra querida Alma Mater y la vinculación de sus productos en el contexto del desarrollo nacional, ahora que está de moda el famoso y mediático “Pacto por México”.

En tan vaga discusión, por más que quisimos encontrar buenos resultados, llegamos a la conclusión de que, desconocemos o conocemos a cuenta gotas los resultados de la investigación universitaria que se hayan aplicado o que se apliquen con buenos resultados en beneficio tanto del espíritu universitario como de la raza mexicana.Usted bien sabe Dr. Narro Robles, que en México, hay problemas ya identificados que han quedado pendientes de solución, a los que se suman otros surgidos o agravados más recientemente: desempleo, economía ficticia, corrupción, impunidad, inseguridad, contaminación, crecimiento desordenado de ciudades, ríos contaminados y otros tantos que parece que no tienen cabida en el ya mencionado "Pacto por México".

Ante esta situación tan confusa y ante el panorama sexenal que se avecina, acudo a Usted señor rector para plantearle si será verdad o mentira lo siguiente:

Si el patrimonio de nuestro País, está dotado de una rica diversidad, especialmente en los aspectos: cultural, biológico, geográfico, geológico, lingüístico, étnico y el de las tradiciones, entre otras,será verdad que le debe corresponder a la Universidad no sólo valorarlas y protegerlas, sino educar en el respeto a ellas. Esto incluye el respeto a las diferencias y a la pluralidad de pensamiento. Serámentira que la Universidad Nacional debe contribuir, con todos los medios a su alcance, a una distribución más equitativa de los saberes y los beneficios de la educación y la cultura.

Es verdad que la UNAM debe tomar en cuenta que la divulgación de la ciencia requiere creatividad, experimentación y trabajo multidisciplinario, por lo que necesita de un mayor impulso a la formación y actualización de profesionales en el campo, así como del reconocimiento del valor académico de las actividades correspondientes, incluidas la investigación, la producción de materiales, la docencia y los servicios.

Es verdad que la UNAM, por su carácter de nacional, le corresponde no sólo responder a las expectativas y demandas de la sociedad y del Estado, sino también ser la conciencia crítica de la nación, anticiparse y plantear iniciativas de cambio tendientes a la construcción de un mejor futuro para el país y para la sociedad.

Si todo este espejismo es cierto, hasta cuando la sociedad mexicana y particularmente la raza de  bronce, podrá escuchar el rugido del puma, por su raza y por su espíritu.

 


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com