Linea Directa


EL DILEMA DEL PARLAMENTO EUROPEO
Por Gerardo Reyes Gómez. (LD 01-04-01)

Los líderes del Parlamento Europeo pronto deberán tomar una importante decisión: cómo dar a conocer a la opinión pública de los habitantes de la Unión Europea (UE) el cambio de modelo de producción agrícola que afectará hasta las raíces su cosmovisión tradicional.

Como las piezas de un enorme rompecabezas que se van armando en un complejo mosaico, así la tendencia de la globalización impuesta por los centros de poder, apunta hacia un desmantelamiento progresivo de las viejas estructuras agrícolas europeas. Ya no es posible mantener los obsoletos sistemas de subsidios que afectan la productividad agrícola y la hacen pobremente competitiva. En un mundo globalizado Europa se ha rezagado peligrosamente. La visión de productores del campo bloqueando las carreteras más importantes de las capitales europeas pone en riesgo el desarrollo de toda la Unión.

Ni tardos ni perezosos, aquellos que aportan las estrategias de los centros de poder mundial determinaron que para ayudar a contar con una Europa fuerte, capaz de mantener los equilibrios (y algunos desequilibrios indispensables) en la geopolítica mundial, era necesario transformar un sistema incapaz de incrustarse con éxito en un sistema de producción agrícola globalizado. Este sistema tiende a la centralización de los recursos mundiales en un muy pequeño número de empresas transnacionales que controlan la producción, la distribución, y modulan el consumo mundial.

Así nacieron las empresas que giran en torno a la utilización de altas tecnologías provenientes de la ingeniería genética, la masificación de producción transgénica en áreas específicas del planeta y, desde luego, la concentración de las decisiones económicas y políticas que se derivan de la defensa de esos intereses de poder mundial.

El mal de las "Vacas Locas" no nació por casualidad, o debido a un mero acto de irresponsabilidad de parte de un pequeño grupo de ganaderos ingleses cuya ignorancia los llevó a experimentar aún más allá de la irracionalidad. Como una pieza más del rompecabezas, la vacas locas, así como la fiebre aftosa, parecen obedecer a una estrategia inducida y destinada a preparar el camino para un cambio de mentalidad de quienes se dedican a la producción ganadera en particular y agrícola en general en Europa. Las pandemias que afectan al viejo continente han puesto de manifiesto la vulnerabilidad de las producciones nacionales europeas y su debilidad frente a la pujanza y fortaleza del sistema de producción de los EE.UU.

La cabeza de playa que ha sido siempre Inglaterra, para favorecer los intereses de EE.UU., sus más fuertes aliados, sirvió como foco de infección para diseminar en Europa las dos epidemias que servirán de incentivo para mundializar los sistemas de producción, a imagen y semejanza de los del imperio global.


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg@hotmail.com

Otros limks:  http://mexico.mexico-tenoch.com