Linea Directa


LA GEOPOLÍTICA DE BUSH Y DE SU ALFIL
Por Gerardo Reyes Gómez. (LD 19-02-01)

Envuelta en una densa nube de parafernalia oficial finalmente emergió, en un rústico paraje gunanajuatense, la nueva geopolítica continental de los EE.UU. Con la visita presidencial del señor Bush a San Cristóbal, se emitieron los mensajes que, a la velocidad de la luz y utilizando la red planetaria de flujos de información, deberían llegar a los destinatarios que poseen la capacidad para descifrarlos.

A los países de la Unión Europea Bush les comunicó el viejo sueño, ahora renovado, en un lenguaje claro y contundente: "América para los americanos". Al igual que establecieron el control del narcotráfico, ese negocio de Estado, que bien podríamos comenzar a calificar de negocio imperial, el Ejecutivo estadounidense delineó la pretensión explícita de controlar la energía continental, para poder satisfacer la insaciable necesidad que demanda su expansión.

Coincidentemente, cuatro días antes del aterrizaje de la aeronave Air Force No. 1 a México, el presidente mexicano anunció, también envuelto en la cortina de humo provocada por la inusual visita del mandatario texano, que Pemex, la empresa petrolera más grande de América Latina, cambiaba a partir de ese día su Consejo de Administración. Para ese efecto nombró a cinco empresarios, dos de ellos considerados, por la revista Fortune, como los hombres más ricos de México: Carlos Slim y el señor Zambrano. Otro de ellos es el señor Romo, un acaudalado empresario que, en realidad, representa los intereses de una de las empresas transnacionales más poderosas del globo terráqueo, me refiero a Monsanto y su vasto imperio de negocios de productos transgénicos.

A los mandatarios latinoamericanos, como el de Brasil, Henrique Cardoso, al de Venezuela, Hugo Chávez, a Lagos, el de Chile, a Fernando de la Rúa de Argentina y a Fidel Castro, el nuevo dúo dinámico Bush-Fox envió el siguiente mensaje: en una operación de cierre de pinzas, Latinoamérica, comprendida desde el Río Bravo (para Bush Río Grande) hasta la Tierra del Fuego.. El control total de todo lo que queda en medio de esos extremos, es el objetivo de explícito de la geopolítica del señor Bush.

Desde luego lo anterior no puede llevarse a cabo sin una estrategia de seguridad continental y es ahí donde el presidente Fox adquirió una nueva dimensión, él será el instigador de la formación de una fuerza armada mixta transnacional, destinada a defender los intereses de los EE.UU. en América Latina; será como la cuña que apretará a las hermanas repúblicas para deponer esquemas afines a las viejos Estados Nacionales, en aras de lanzarse a los brazos del globalismo: la nueva política de apropiación de mundo. Hay un cambio de manos de la propiedad, de la economía, de la educación y la cultura. El mensaje está ahí, para quien pueda y quiera leerlo.


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg@hotmail.com

Otros limks:  http://mexico.mexico-tenoch.com