Linea Directa


EL TRIÁNGULO DEL DIABLO Y LA GUERRILLA INSTITUCIONAL
Por Gerardo Reyes Gómez. (LD 12-02-01)

Como alguna vez auguramos en este espacio, don Vicente Fox pronto encontraría la horma de su zapato frente al Ejército. A la chita callada el presidente de la nueva "democracia" otorgó un manto mucho más espeso de impunidad a las fuerzas armadas, de aquel que venían gozando. La justicia militar es un asunto que se cuece aparte: está al margen del Estado de Derecho que tanto pregona respetar el jefe del Poder Ejecutivo.

Los privilegios de que goza el ex secretario de la Defensa Nacional, el general Enrique Cervantes Aguirre, superiores a los del actual titular, tanto en materia económica, como con el número de vehículos y la cantidad de personal que le servirle de escolta, son como el dinero que le da un empresario a su hijo para que se lo gaste en chuchulucos, mientras pasea en Disneylandia, esto es, simple peccata minuta. Lo que está detrás es lo que importa.

A quien ponga en tela de juicio lo que acabo de afirmar le sugiero preguntar cómo va el juicio militar del compadre del general Cervantes. Me refiero a la causa penal en contra del general Quiroz Hermosillo y, también, cómo va el juicio contra el tercer elemento del triángulo del Diablo, me estoy refiriendo al general Acosta Chaparro. ¿Están realmente presos y sujetos proceso judicial, o son huéspedes distinguidos del Campo Militar No. 1? ¿A quién le están viendo la cara de tarugos? ¿A los ciudadanos mexicanos? ¿Al presidente de la República? ¿Al alto clero? ¿A las minorías indígenas hambrientas de autonomía? ¿A quién?

Esa corrupta casta de militares que tiene amedrentado y sitiado al Ejecutivo, también viste las galas de la impunidad en su uniforme. O ¿acaso no parece muy raro que hayan disminuido casi a cero las violentas intervenciones de muchos grupos armados clandestinos como el EPR y otros que, en realidad, en México se amamantan de recursos, armas y logística, vía el cordón umbilical del Ejército, contando con el visto bueno del Pentágono?

Dando y dando, pajarito volando, dice el refrán popular que cayó como anillo al dedo, cuando obligaron a Fox a nombrar en la Procuraduría General de la República, como Abogado de la Nación, al general Rafael Macedo de la Concha, quien debería estar juzgando los delitos de la diabólica trinca de generales impunes.

Así que, Mr. Fox, no se haga... que no le queda. ¿Cuál Estado de Derecho?


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg@hotmail.com

Otros limks:  http://mexico.mexico-tenoch.com