Linea Directa


 

EN LA UNAM, UN LÍDER Y SUS AMBICIONES

Por Gerardo Reyes Gómez (LD 21-08-06)

El doctor Juan Ramón de la Fuente, caminando como un puma inteligente, que sabe que el terreno sobre el que se desplaza está  minado, y que un artefacto de esos llamado minas bobas, puede estallarle entre las piernas, mejor se reserva para tiempos más propicios y prefirió no arriesgar a su comunidad.

Cuando los pronósticos más optimistas llaman a una contienda electoral presidencial que a la larga podría resultar en suma cero (nada para nadie) la comunidad estudiantil universitaria ha estado, curiosamente, si no estática, si apática y aparentemente insensible. Pero solo aparentemente porque, de alguna manera percibe mucha iracundia en el ambiente político y tal como es el temperamento juvenil, en cualquier momento está presto a estallar apenas oteen en el horizonte el olor de la sangre injustamente vertida por las fuerzas de la represión. Y ya ahí, ni el rector De la Fuente ni nadie podría frenar la fuerza incontenible de la rabia de la comunidad estudiantil.

Por ello es muy digno remencionar que haciendo malabares, el rector se mantiene a prudente distancia del centro de la controversia por la sucesión presidencial, sin permitirse alentar siquiera la notable posición de sus académicos más brillantes y talentosos que externan sus autorizadas opiniones en contra de la ilegitimidad de procesos trucados en una elección que ha sido calificada de elección de Estado. Y ellos, con toda su enorme autoridad moral, están a favor de los que menos tienen, en tiempos en que la elite financiera, especialmente la elite internacional bancaria, logra ganancias record, a pesar de lo poco propicios que son los tiempos para los negocios.

¿Quién, con más conocimientos y autoridad, podría objetar las tesis del Dr. Pablo González Casanova en materia de democracia? Como no sea una camarilla ambiciosa, insensible y contumaz en busca de mantenerse en el poder político sobre una inmensa pila de escombros, producto de la destrucción de nuestras instituciones y de la soberanía nacional. ¿Quién podría contra argumentar con sólida lógica, las tesis del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM que, a cerca del conflicto electoral ha publicado dicha institución bajo la firma de académicos de reconocido prestigio?

Por lo anterior se nos hace muy meritoria la posición del líder de la UNAM quien, con clara perspectiva de su misión de jefe nato de la gran casa de estudios, prefiere arriesgar su propio liderazgo que perseguir  una aventura o ir en pos de un sueño de justicia y equidad. Entre la lealtad a la Comunidad de la Universidad, para tratar de mantenerla al margen de la violencia, el doctor De la Fuente, sin detenerse a pensarlo, ha escogido sacrificar sus metas personales. Porque ya habrá tiempos de conciliar los sueños y las legítimas ambiciones, dado que aún no está dicha la última palabra sobre el proceso de sucesión presidencial.


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com