Linea Directa


DE LA FUENTE, COMO VASCONCELOS, LANZA UN RETO

Por Gerardo Reyes Gómez (LD 29-03-04)

Como un tenaz o perseverante llanero solitario que cuenta con  más de una bala de plata en su cartuchera, el doctor Juan Ramón de la Fuente no quita el ojo del grano de  la mira, y aprovecha cualquier cenáculo de poder legítimo para hacerse presente, si no como candidato ciudadano a la Presidencia de la República, sí desde la posición del más ético de los precandidatos que en un momento de grave crisis de Estado, como la que se avecina, podría surgir de forma espontánea o natural.

Mientras Jorge Castañeda Gutman, el cachorro del Departamento de Estado, hace alarde de cuantiosos recursos de oscuro origen destinados a la más larga de las campañas de un precandidato, que solo tiene paralelo con la que desarrolló Vicente Fox durante la administración de Ernesto Zedillo, el jefe nato de la UNAM tiene que circunscribirse a participar en foros que le privilegian su prestigio y calidad ética. Como es lógico suponer la distancia entre las estrategias de los contendientes es enorme, como, también, las bases ideológicas que inspiran a ambas posiciones.

Se hace claro que la moderna como eficiente mercadotecnia política no será la catapulta más fuerte que utilizará el doctor De la Fuente para tratar de demoler las murallas de la conciencia política de los mexicanos, especialmente cuando recientes herencias y abusos han conducido a francas aberraciones y notables distorsiones de nuestra realidad política, que ahora amenazan con entregarle a los dueños y concesionarios de los “mass media” electrónicos, la capacidad de dirimir en sus espacios y, a su conveniencia de intereses el, futuro del Estado, sin embargo, existen otras opciones, armas que proporciona el talento, así como el ejercicio de un decidido liderazgo dirigido a alimentar la satisfacción de valores que enriquezcan la convivencia cívico-política de los nacionales.

El trabajo político está en marcha, para ello se ha hecho necesario conciliar puntos nodales de acercamiento entre partidos políticos, limar asperezas, inspirar la indispensable confianza de importantes liderazgos y abrevar en algunas fuentes de poder. Si la vida partidaria en México está descompuesta, y las relaciones son, por el momento, caóticas como producto de una estrategia del poder central, a la cual sirve Jorge Castañeda, no es atentando, promoviendo y fomentando la corrupción interna de la columna vertebral del partidarismo político (ya que actualmente es la única fuente constitucional de legitimidad, para intentar la instauración de la democracia) como se llegará a sanear a la República.

Como apuntó correctamente De la Fuente en un reciente foro de industriales, La democracia no es suficiente y, sobre todo, cuando no se entiende y se quiere reducir la vida democrática a ''un simple mecanismo de legitimación popular y a un producto de las relaciones públicas electorales''. Queda claro que México merece mucho más de lo que le ofrecen los grupos de poder que impulsan a Castañeda, e inspiran a la presente administración.

Un aspecto que deberá cuidar el jefe nato de la UNAM es que, estando sus pretensiones atendiendo a una aspiración personal, no deja de ser un reto el vivir una aventura que le dicta su conciencia de universitario, ciudadano ilustrado y responsable, confrontando la medianía de un grupo de advenedizos muy menores, impuestos por centros de poder económico global. Y en la Universidad solo existe un caso con un cierto paralelismo o situación semejante: la del maestro José Vasconcelos, cuando enfrentándose al poder público de estructura militar retó a los poderes del Estado. Finalmente a él no le fue bien, aunque, justo es reconocerlo, fue un paso necesario en el proceso de maduración de la vida política del país.

Todo lo anterior nos conduce a formularnos la siguiente pregunta: ¿Acaso lo que es bueno para De la Fuente, es bueno para la Universidad? Porque si ese fuera el caso, también tendría que ser bueno para México o… ¿acaso me equivoco?


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com