Linea Directa


LAS MUERTAS DE JUÁREZ Y VICENTE FOX

Por Gerardo Reyes Gómez (LD 24-02-03)

Vicente Fox llega tarde y mal. Es patético, por decir lo menos, que en las proximidades del Día Internacional de la Mujer, el presidente se acuerde de las muertas de Juárez, justo cuando se encuentra desplegando una campaña proselitista a favor de su mezquino proyecto político para intentar mantenerse en el poder. Las muertas de Juárez no debieran ser un instrumento y mucho menos un pretexto, para apuntalar su endeble estrategia; por eso nos permitimos llamar al presidente Fox, de nueva cuenta, ¡men-ti-ro-so!

El recuerdo de las muertas de Juárez clama por justicia, pero el terror de las vivas de Juárez clama por piedad, por el fin de la impunidad, por la defensa de sus mínimos derechos, como el de vivir en paz; el ser liberadas de miedos y temores extremos cuando transitan por las calles de su ciudad, cuando se ven obligadas a desplazarse solas, y apenas se ven bañadas por las sombras de la noche. Cuando tiene hijas jóvenes a quienes no saben si las volverán a ver amanecer. Las vivas ya están hartas de ser tratadas como ciudadanas de segunda o tercera clase, donde los gobiernos estatal y federal, estúpidamente machistas ignoran sus demandas, y relegan al cajón de los olvidos los crímenes de numerosas víctimas, cometidos durante un larguísimo periodo de diez malditos años.

Por eso afirmamos que no se vale que Vicente Fox acuda al expediente de decirse lastimado como funcionario y ser humano. Por que el genocidio de jóvenes mujeres no comenzó ayer. Aquí en esta Web “Línea Directa” fue abierto un expediente desde hace por lo menos dos años, cuando el clamor por tan aberrante injusticia había rebasado las fronteras de Chihuahua y desde entonces nos referimos directamente al presidente de la república y a su aparente complicidad, porque él fue quien nombró a Francisco Barrio Terrazas, secretario de la Contraloría; un funcionario que desempeñó el cargo de gobernador de Chihuahua cuando se cometieron una buena parte de los casi trescientos asesinatos y no una cantidad más reducida, como mañosamente consigna el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Barrio puede decir misa, pero no puede dejar al margen el hecho de que mantiene relaciones directas con varios grupos de “Cholos”, un aberrante modelo de pandillas, extremadamente violentas, nacido en una franja social perteneciente a la tierra de nadie y que ha proliferado en la zona norte de nuestro país y la zona sur de los EE. UU. Sin embargo, lo que no queda claro es cómo pudo Barrio Terrazas llegar a un gabinete de mochos, sin haber gozado del apoyo total de los grupos de ultraderecha afines a Fox. Así que ahora ya no le queda al presidente vestirse con ropajes de beatitud y darse sus golpecitos de pecho. Si continúan los asesinatos en Ciudad Juárez, es porque así conviene a sus intereses, y no solamente es culpable por omisión, sino por comisión de presunta complicidad.


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com