Linea Directa


¿QUIÉN MANDA EN MÉXICO, FOX O LA COCA-COLA?

Por Gerardo Reyes Gómez (LD 06-01-03)

 

Justo el día en que papá Noel, mejor conocido como Santa Clos en la moderna tradición estadounidense, se preparaba para llevar sus juguetes a millones de niños, esto es, el 24 de diciembre pasado, la empresa Femsa del grupo Monterrey, envió a los cuatro vientos un comunicado de prensa con bombos y platillos: había adquirido otra empresa más grande que ella: Panamco, en la friolera de solo 3.6 mil millones de dólares, aunque, para convencer a los accionistas para deshacerse de un muy buen negocio, debieron pagar un importante sobre precio; cada acción recibió 21 dólares. Así hace las cosas Femsa. 

Antes de continuar debemos aclarar que Femsa no es una compañía cualquiera. Es la empresa de bebidas más grande de Latinoamérica y la primera en haber llevado a uno de sus ex empleados a la Presidencia de México. Al comprar la Panamerican Beverages Inc. (Panamco), la empresa embotelladora de la marca Coca-Cola más grande de América Latina, Femsa ha dado un paso gigantesco y se ha convertido en la joya de la corona de The Coca-Cola Company.

La mayor parte de la humanidad, ocupada fundamentalmente en labores de supervivencia, no se da cuenta de lo que significa que una empresa haya impuesto en la Presidencia de un país de nivel medio a un hombre que, en su momento creyó adecuado. Pero aun es mucho más grave que muy pocos se percaten de que la Coca-Cola Company se dedique a otro tipo de fraude de los llamados legales.

Si alguien se pregunta por el precio de venta de una coca cola en México, y el precio de un litro de leche, se dará cuenta de inmediato que, dependiendo del envase y la cantidad, la coca cola cuesta casi el doble que la leche y aunque ese refresco de cola posee una cantidad apreciable de azúcar o de algún sustituto, no existe punto de comparación entre los poderes nutrientes de ambas bebidas. Ese diferencial de precio entre los dos líquidos es lo que constituye un fraude, porque el producto que vende la transnacional no posee las proteínas, las vitaminas ni otros componentes básicos nutricionales que contiene la leche. Cada vez que se vende un refresco de esa empresa se comete un mini fraude, aunque su inmenso poder económico de la Coca Cola Company se deriva de cometer millones de mini fraudes, porque vende millones de refrescos diariamente.

Si lo descrito fuera todo, ya de por sí sería muy grave, pero sucede, además, que en México las embotelladoras de Coca Cola no paga ni el agua que consumen. La mayoría de ellas están legalmente autorizadas para extraer el agua del subsuelo para ser utilizada en sus procesos industriales, utilizando un recurso estratégico propiedad de la nación que usufructúan en su propio beneficio debido a concesiones gubernamentales.

Esta gigantesca transnacional del fraude es la que apoya a Vicente Fox y le hizo realidad su sueño a Marta María Sahagún, aquel sueño de ¡Vamos Marta! ¡Hasta la Presidencia! Porque la Coca-Cola Co. sí sabe para que sirve el poder, además de saber hacer negocios y fraudes fabulosos.


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com