Linea Directa


LA SUCESIÓN EN LA UNAM SERÁ SANGRIENTA
Por Gerardo Reyes Gómez (LD 04-11-02)

Si algún rector o ex rector de la UNAM nos dice que aceptó presentar su candidatura a la rectoría para completar un periodo de cuatro años, nos está mintiendo. Absolutamente todos, a partir del día que toman posesión planean y trabajan para ejercer el mando de jefe nato de la Universidad por dos periodos, unos logran la reelección y otros no, pero, sin excepción, así funciona la mente humana y un gran conocedor de ella es, precisamente, el actual rector doctor Juan Ramón de la Fuente.

En círculos académicos corren diversas versiones sobre los planes que tiene el rector De la Fuente para el futuro, pero sospechosamente ninguna contempla la de la reelección, sino que la mayoría de estas giran en torno a que él ha recibido una invitación del poder central para ocupar una posición muy difícil de rechazar. El resto de ellas suenan un tanto descabelladas. Se afirma, con una cierta contundencia, que el más alto funcionario de la gran casa de estudios aceptará la candidatura para contender en las próximas elecciones para la Presidencia de la República, bajo el cobijo de uno de los partidos de reciente emergencia al plano de la competencia política nacional. Los propaladores insinúan, sin llegar a explicitarlo, que ese partido podría ser el de Jorge Castañeda, esto es, el que le formó Sergio Aguayo para en su momento se proyectara la candidatura del canciller a la Presidencia de al República, claro que esto se presentaba viable antes de que a Castañeda se le comenzara a desdibujar el escenario, debido a una predisposición de franco rechazo proveniente de la señora Sahagún de Fox. Aclaramos que en lo descrito puede existir una buena dosis de maledicencia de parte de los interesados en difundir la especie pero recordemos: en política la forma es fondo.

Los argumentos con que tratan de justificar la última versión citada, se refieren al brutal desgaste que han sufrido en los últimos meses los tres partidos mayoritarios del especto partidista en México, el PRI, el PAN y el PRD. Sin embargo, esto no pasa de ser un intento de cubrir, tras una cortina de humo, el diseño de una estrategia encaminada a proteger, hasta donde sea posible la figura del rector De la Fuente, para que en el momento oportuno el rector, si así lo decide, se lance a la reelección sin darle tiempo a sus contendientes a hacerle garras su imagen. Hasta parecería que el diseño de la estrategia para proteger al rector hubiera sido diseñada por algún ex subsecretario que, sobre todas las cosas ama el poder, como su única y última razón de su existencia.

En fin, podríamos afirmar que, a pesar de todo, de no  llegar De la Fuente a la recta final por la sucesión con toda su fuerza y la legitimidad que respalda una muy buena actuación, la que más saldría perdiendo es, sin lugar a dudas, UNAM y al mismo tiempo la nación.


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com