Linea Directa


EL “TWIN TOWERS GATE” DE GEORGE BUSH
Por Gerardo Reyes Gómez (LD 10-06-02)

Esta Ciber revista electrónica se enorgullece una vez más de su trabajo de investigación, de su valentía para publicar la información que otros rehuyen, y la oportunidad para tratar los problemas de los servicios de inteligencia. Si los no siempre honorables representantes en el Capitolio en Washington quisieran saber algunas verdades, deberían hacer a la CIA la siguiente pregunta ¿qué ha publicado Línea Directa en relación a los atentados terroristas del 11 de septiembre? La investigación que llevan a cabo a puerta cerrada, que podría interpretarse como realizada a espaldas del pueblo estadounidense, se vería enriquecida y se llevarían una no muy agradable sorpresa.

Lo anterior viene a cuento por dos razones de mucho peso: la primera es que después de más de seis meses de los atentados terroristas a las Torres Gemelas, dos publicaciones de alta fama y gran prestigio, como son el New York Times, y el Washington Post, publicaron algunos resultados de sus investigaciones sobre la responsabilidad de los servicios de inteligencia, específicamente la CIA y el FBI, por no haber detectado a tiempo los lamentables sucesos y la muerte de más de 3000 víctimas cobradas por los vengadores del Islam de Al Quaeda. Lo que dio origen a una investigación del Congreso que aún no termina y meterá en problemas a algunos de los más altos mandos de inteligencia de su país.

En este juego de información de inteligencia, un presidente de una nación africana acaba de cometer un grave error del cual, estoy seguro, no se percató: me refiero a Mubarak, el presidente de Egipto, quien muy orondo declaró que él también había avisado oportunamente a la CIA que tendría lugar un atentado terrorista durante septiembre del 2001 organizado por el grupo de Al Quaeda, grupo al cual un elemento de los servicios de inteligencia egipcios había logrado infiltrar. A este respecto dicta un viejo refrán jurídico: “a confesión de parte, relevo de pruebas”.

Hosni Mubarak, sin que el Congreso estadounidense le hubiera preguntado, afirmó lo que ya casi todos sabíamos, porque ya lo sabía: la CIA, el FBI, el Mossad (los servicios de inteligencia israelíes) los servicios de inteligencia rusos y ahora resulta que hasta la inteligencia egipcia, sin embargo, el único que no lo sabía era el pueblo de los EE.UU. y lo grave del asunto, es que Mubarak aún está considerado como uno de los líderes del mundo islámico y confesó haber infiltrado a Al Quaeda, la ala radical del movimiento organizado del islamismo. Para Línea Directa le viene a confirmar lo que ya publicamos nosotros: Mubarak trabaja para la CIA, tal como lo hizo, en su momento el ex presidente Anwar el-Sadat.

Si alguno de los “inocentes” miembros del Congreso estadounidense investigara cuántos israelitas murieron en el atentado contra las Torres Gemelas, encontrará que si acaso alguien murió fue algún despistado, porque el resto de los israelitas sospechosamente no se presentaron ese día a trabajar, ya que habían sido avisados por el Mossad que algo ocurriría. Eso, desde luego, fue muy justo para los que salvaron la vida, pero fue un acto terriblemente criminal para los que murieron en el atentado. Y, confirmamos: la CIA sí sabía que ocurriría los atentados terroristas.

El Consejo de Seguridad de los EE.UU. tiene la obligación de proteger la institución presidencial y después de que vieron cómo que se le venía el mundo encima a George Bush le recomendaron la creación de una super institución encargada de la seguridad nacional contra el terrorismo. Sin embargo, ello no pasa de ser una enorme cortina de humo para ocultar tras ella la culpabilidad del presidente estadounidense, pues finalmente hasta un militar de alta jerarquía ha admitido públicamente que sí fueron avisados los servicios de inteligencia de su país.

Así las cosas, el Congreso tendrá que decidir si defiende los intereses del grupo en poder, que está por encima de George Bush y su equipo, o defiende los intereses del pueblo estadounidense, y en este caso tendría que sacar a la luz todo lo sucio de lo que podría llamarse TwinTowersgate, una verdadera amenaza para la dinastía Bus. Creemos que el Congreso finalmente se decidirá por proteger a esa muy poderosa como malévola dinastía, pero la moneda está en el aire.

Artículos relacionados:

EL TERRORISMO GLOBAL Y SU SECUELA (LD 11-09-01)

http://gerardoreyes.com/page920.html

INFINITA ESTUPIDEZ (LD 24-09-01)

http://gerardoreyes.com/page930.html

EL PODER GLOBAL DETRÁS DE GEORGE BUSH (LD 15-10-01)

http://gerardoreyes.com/page946.html

DERECHO A LA INFORMACIÓN EN USA (LD 05-11-01)

http://gerardoreyes.com/page964.html


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com