LA CIA Y LOS ASESORES DE FOX
Por Gerardo Reyes Gómez. ( LD 11-07-00)


Cuando en esta hoja web afirmamos el día 15 de mayo pasado, en el artículo "FOX; UN PROYECTO TRANSNACIONAL" (ver artículos en Línea Directa sobre Vicente Fox) que el panista no era un candidato, sino un proyecto transnacional, no todos nos quisieron creer. Hoy las evidencias están a la vista. La fuga más evidente de información que confirmó nuestro aseveración vino a través del periódico "The Dallas Morning News", el cual afirmó el pasado domingo 9, que los verdaderos asesores del señor Fox, fueron Rob Allyn y sus socios Michael Portman y Mari Woodlief.

En el periódico texano los asesores del señor Fox, dieron cuenta de cómo le manejaron la apariencia, gestos, rasgos y carácter, a la manera de un cow boy mexicanizado: de botas, vaqueras, bigotes largos, hebilla grande y hablar golpeado. Pero, como podrá preguntarse cualquier mexicano inteligente ¿acaso los expertos asesores vinieron a México a prestarle asesoría a un presunto palurdo que los cautivó sólo por su Charmy y su frescura?

A otro perro con ese hueso. Los asesores de imagen del señor Fox vinieron a México a cumplir una misión, contratados por un centro de poder político del imperio global.  No vinieron gratis o sólo para cobrar algunos de los comerciales que se hicieron en la televisión para el señor gerente Fox, o para tomarse apresuradamente una copa de brandy con él, durante la campaña, en la camioneta blindada del entonces candidato panista.

Los ahora famosos asesores norteamericanos al servicio del virtual presidente electo, han tenido contacto en línea directa con el gobernador y candidato a la presidencia George W. Bush, a quien le manejaron su campaña ambientalista. Bush, hoy por hoy, representa la más seria amenaza a la candidatura del vicepresidente Al Gore. Y, que no nos cuenten, los famosos Bush en realidad representan un poderosísimo grupo de poder que aglutina, entre sus instituciones militantes, a la mismísima Agencia Central de Inteligencia (CIA). ¿A alguien le queda duda de quién esta detrás del asunto y, especialmente, detrás del señor Fox?

México continuará siendo objeto, durante los próximos meses, de una campaña de desinformación, perfectamente orquestada para hacer creer a los mexicanos que fueron los encantos de Fox y no los designios estadounidenses, los que llevaron al panista a la Presidencia de la República.

Sin embargo, dentro de veinticinco años, que es el periodo que marca la ley en EE. UU. para poder publicar los documentos clasificados, los historiadores de esa época podrán constatar que la carrera de Fox a la Presidencia de México estuvo rodeada de agentes que secretamente pertenecían a los servicios de inteligencia norteamericanos, como los señores Aguilar Zinzer, Jorge G. Castañeda y algunos otros de los famosos amigos de Fox.