Linea Directa


EL EFECTO CASTAÑEDA OBLIGA A LAS REDEFINICIONES
Por Gerardo Reyes Gómez (LD 01-04-02)

No fue nada fácil, pero Línea Directa se adelantó por casi dos años para prever el efecto Castañeda. Con toda oportunidad denunciamos que aquel que iba a ser nombrado canciller en el Gabinete de Fox, ya de tiempo o atrás trabajaba para los EE.UU.

Al final de este escrito el, lector podrá consultar los artículos relacionados a que nos referimos. Por fortuna para nosotros nadie podrá desmentir que fuimos los primeros en percatarnos que el agente doble debía su lealtad al Departamento de Estado y no a los mexicanos. La situación actual que viven las relaciones internacionales de lo que queda de nuestro país, así lo evidencian, aunque hoy lo importante es realizar un ejercicio serio de prospectiva para ver qué va a pasar en el futuro cercano y lo que nos depara el futuro remoto, si contamos con por lo menos un traidor en las estructuras internas de primer nivel del Poder Ejecutivo.

¿Qué va a hacer Fox sabiendo que ya nadie puede ocultar que Castañeda le debe toda su obediencia a la administración de George Bush, y la pesada situación que esto le creará a él y al país? Y por desgracia nuestro pronóstico es el siguiente: Fox no va a hacer nada; tendrá que resistir, aunque su deterioro personal se agudice en varias como importantes sectores de la política nacional. Como alguna vez ya lo hemos apuntado Fox no tiene autoridad sobre su canciller; a él lo nombró un grupo de poder estadounidense y solo ellos podrían quitárselo de encima.

En otros ámbitos la cosa es diferente. El efecto Castañeda planteará la necesidad de redefiniciones importantes. El PAN muy pronto tendrá que aceptar que respaldando al presidente Fox trabaja para los intereses del imperio. Ya no podrán esgrimir ni siquiera los débiles tintes del nacionalismo que alguna vez le impusieran sus creadores como Gómez Morín y el resto de sus fundadores. El PAN, con o sin catarsis, tendrá que adoptar el papel que asumiera el partido conservador durante el movimiento de  Reforma a mediados del Siglo XIX. Al igual que el partido conservador le rindió pleitesía a Maximilano de Habsburgo y a su emperatriz Carlota, el PAN se pondrá al servicio del imperio y no sólo de sus mejores causas sino que le pedirán que participen en el trabajo sucio para legitimar una situación de facto. Si les piden que hagan suya la candidatura de Castañeda a la Presidencia de la República para el próximo sexenio, después de hacer horribles gestos y de ejercer su derecho al pataleo, aceptarán más tarde o más temprano, el juego de la traición. Todo lo modositos que parecían ser los panistas se diluirán cuando los enfrenten a su esencia más pura: ellos son los herederos de la reacción.

La nueva dirigencia del PRI que recientemente ganó la elección para ejercer la presidencia del partido, gracias a un acuerdo entre lo más corrupto del PRI, personificado en sus militantes Roberto Madrazo y Elba Esther Gordillo, y el presidente Fox, repito, esa corrupta dirigencia tampoco hará nada o casi nada para contrarrestar el efecto Castañeda, con tal de que a ellos se les permitan participar del poder político y salvaguardar algunos de sus más caros intereses, como son los del narcotráfico y el coroporativismo sindical.

El Partido de la Revolución Democrática pronto tendrá que replantearse su autrotransformación y redefinición de objetivos, ideología y estrategia. Con el actual bagaje, el PRD no podrá contrarrestar la avasalladora fuerza del imperio y será arrastrado a conocer nuevas profundidades de irracional sectarismo y manipulación.

El general Clemente Gerardo Vega, secretario de la Defensa Nacional tendrá que evaluar, junto con su Estado Mayor, si se convierte en un traidor como Victoriano Huerta, a las órdenes del verdadero embajador de los EE.UU.: el señor Castañeda. Y si ese fuera el caso, tendría que prepararse a morir, como mueren los traidores, como murió el mismo Huerta, encarcelado en una prisión militar norteamericana y envenenado por miembros del ejército estadounidense, o si, con valentía y pundonor el ejército esgrime algún tipo de reacción que ponga a buen resguardo un mínimo de su dignidad.

Las cosas se están acelerando y vienen cosas terribles pare al país.

Artículos relacionados:

FOX UN PROYECTO TRANSNACIONAL (LD 15-05-00) http://gerardoreyes.com/page68.html 

LA CIA Y LOS ASESORES DE FOX (LD 11-07-00)

http://gerardoreyes.com/page17.html

LA LEGITIMACIÓN DEL CANCILLER CASTAÑEDA (21-11-00)

http://geardoreyes.com/page374.html

volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com