Linea Directa


EL ESPÍRITU MARIANO EN CIUDAD JUÁREZ
Por Gerardo Reyes Gómez. (LD 18-12-01)

El día primero de diciembre del 2000 el señor Vicente Fox envió un mensaje, no tan subliminal, a la nación y al mundo. En esa fecha, el día que tomaba posesión como presidente de México, antes de ir a prestar juramento de fidelidad y entrega al pueblo en el Congreso, fue a oír misa en la Basílica Gudalupana; luego fue a desayunar con un grupo de niños pobres y hasta después se presentó en San Lázaro; estaba marcando las prioridades de su próxima actuación, como hombre creyente, antes que presidente.

Así que ha sido grande la sorpresa para sus gobernados cuando, con una total falta de congruencia en sus creencias religiosas, el señor Fox ha puesto de lado su vocación mariana, con relación a las doscientas sesenta y un hijas de María, víctimas de un salvaje ritual de violación e inmolación por parte de un grupo de asesinos en Ciudad Juárez Chihuahua. No es posible que el presidente Fox pretenda ignorar un genocidio que lastima hasta las conciencias más duras de los mexicanos y si, por alguna razón que desconocemos, prefiere hacerse el desentendido, muy poderosos deben ser sus argumentos para dejar de cumplir con la obligación que le imponen sus principios morales y su deber como presidente. El primer mandatario tomó muy tarde la decisión de ejercer la facultad de atracción que posee el Poder Ejecutivo para investigar, aclarar y poner a disposición de la justicia a los responsables del genocidio, quizá porque, al igual que el resto de los mexicanos, no le tenemos la mínima confianza a la Procuraduría General de la República.

Nosotros, por nuestra parte, atendiendo al compromiso que Línea Directa mantiene con sus lectores proponemos una investigación por tres diferentes vertientes:

a)      la investigación in situ, esto es, la que se realiza en los lugares de los hechos y que en estos momentos, por la incompetencia de todas las autoridades locales, están llevando a cabo discretamente algunos elementos del FBI. Recordemos que en la vecina ciudad de El Paso, se encuentra una de las oficinas más importantes del FBI en la Unión Americana.

b)      b) investigar a las autoridades locales, policíacas y judiciales, para descubrir quiénes y cómo han desaparecido evidencias, así como los expedientes de anteriores indagatorias  judiciales. Ello también podría llevar a conocer a los culpables de lo que parece ser una macabra conspiración, porque sabiendo a quién protegen, se sabrá al mismo tiempo los nombres de los culpables; y

c)       investigar en la capital de Estado y en la capital de la República quiénes están brindando protección en el ámbito federal, para que un genocidio, del de las características que nos ocupa, no haya levantado, contra toda lógica, una ola de protestas sociales que debería haber obligado a la dirigencia del Gobierno Federal a tomar cartas en el asunto y haber resuelto el caso, en beneficio de la justicia y de la sociedad de Chihuahua. 

Como elemento adicional desearíamos que los lectores se respondieran: ¿quién tiene el poder político suficiente para utilizar, como grupos de choque de corte nazi, a bandas de “cholos” que tienen  atemorizada a la población juarence y que impiden el libre tránsito de la justicia?

Tiene la palabra el más mariano de nuestros presidentes en un siglo.


volver al homepage
HOMEPAGE


LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com