UNA VOZ DE ALTURA

ALEJANDRO DÍAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL   nuevo.jpg (5064 bytes)

LA SUPREMA CORTE

No cabe la menor duda, el tema del huachicol, que existe por lo menos hace 25 años, desvió nuestra atención en otro tema álgido: los salarios entre poderes. Al respecto, los 11 ministros que integran la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) acordaron disminuir 25 por ciento sus salarios para este año respecto del que recibieron en 2018, con lo cual pasarán de percibir 269 mil 215 pesos mensuales a 201 mil 750, y la medida se aplicará desde esta primera quincena del mes de enero.

Tras una sesión privada llevada a cabo en la sede de la SCJN en Ciudad de México, los ministros llegaron a un acuerdo, y falta que se fijen los salarios que percibirán otros integrantes del Poder Judicial de la Federación (PJF), como los magistrados electorales de la Federación, los magistrados y jueces de circuito, aunque ello se establecerá a partir de las negociaciones y acuerdos a que se llegue con los integrantes del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

El ministro Arturo Zaldívar, en su calidad de presidente de la SCJN, dio a conocer que la disminución salarial fue acordada de manera voluntaria por los 11 ministros y la medida también alcanzará a quien sustituya a la ministra Margarita Luna Ramos, quien pasará a retiro el 18 de febrero de este año y su cargo será ocupado por quien designe el Senado a propuesta del Presidente de la República. De esta manera los salarios de los ministros de la Corte pasan de 269 mil 215 pesos al mes a 201 mil 750, lo que significa una disminución de 67 mil 303.75 pesos. Por año esto significa que dejarán de percibir 807 mil 645 pesos, con lo cual sus ingresos pasan de 3 millones 230 mil 580 a 2 millones 422 mil 935 pesos.

La Cámara de Diputados acordó en diciembre pasado en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 que los ministros obtuvieran los salarios fijados en 2009 (en este caso como Margarita Luna Ramos y Luis María Aguilar) y que ascendían a 4 millones 169 mil pesos, mientras los nombrados a partir desde 2010 (Alberto Pérez Dayán, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena y Eduardo Medina Mora) podían obtener ingresos anuales de 3 millones 53 mil 608 pesos. Sin embargo, desde 2011 –durante la presidencia de Juan Silva Meza–, los integrantes de la SCJN llegaron a un acuerdo interno para que todos los ministros ganaran el mismo salario base. En ese contexto, durante 2018 cada uno de los togados obtuvo 269 mil 215 pesos de ingreso neto mensual.

Con ese referente y ante las críticas que se realizaron desde el Congreso, el Poder Ejecutivo y diversas organizaciones sociales a los altos sueldos de los integrantes del PJF, el ministro Arturo Zaldívar dio a conocer el acuerdo; sin embargo precisó que los artículos 94 y 123 constitucionales establecen que durante su encargo no se pueden disminuir los salarios de ministros jueces y magistrados y que a trabajo igual debe corresponder salario igual.

Por ello, señaló, “las percepciones que reciben los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación no pueden ser diferenciadas ni pueden ser disminuidas por actos provenientes de los otros poderes. Ello no impide que en ejercicio de su independencia y autonomía de gestión presupuestal, la SCJN ejerza una autorregulación de las remuneraciones de sus integrantes bajo los principios de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez que la propia Constitución establece, sin importar lo que el titular del ejecutivo federal señale. El mensaje es que los ministros también saben decir “Me Canso Ganso” y que esta postura, está más clara que el agua o por lo menos así nos lo hacen creer.

 

                                                                            Por ALEJANDRO DÍAZ CAMACHO

14 de Enero de 2019

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com