UNA VOZ DE ALTURA

ALEJADRO DIAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL   nuevo.jpg (5064 bytes)

LA COMPRA DEL VOTO 

México vive una etapa de vergüenza y oprobio político muy especial.

El partido en el poder ha lanzado sus campanas al vuelo, aprovechando la pobreza de la ciudadanía creó un sistema de cooptación extremadamente corrupto, que basa sus esperanzas en el reparto se pantallas de televisión de tecnología digital. 

Como está programado para fines de este año el salto tecnológico que suplirá a la tecnología analógica por la digital, el sistema político oficial, se propuso regalar un gran número de pantallas electrónicas con el nuevo sistema para captar las nuevas señales que en pocos meses se extenderá para cubrir el cambio de tecnología de las transmisiones de las empresas de televisión. 

Mandados a fabricar por miles y miles esos equipos, le permitió al sistema político, un considerable ahorro en los costos de fabricación. Los dirigentes partidistas en el poder tomaron la decisión de utilizar estos nuevos aparatos para comprar el voto ciudadano y así obtener el control político de la voluntad y la intención política ciudadana. 

Además de lo anterior y contando con el control de la administración federal poseen la facilidad de utilizar al personal y la infraestructura al servicio del Estado para ahorrarse gastos de administración y distribución. De esta manera utilizando los programas sus programas de ayuda social permitirán beneficiar a quienes estén dispuestos a votar por el partido que les ofrece "gratis" los aparatos digitales. 

Pero que no se engañen los electores, todo eso es una corrupta estrategia para controlar el voto ciudadano a su favor. Es una macro operación que tiene por objeto mantenerse en el poder político de México. Para estos efectos consiguieron la cooperación de muchos empresarios que aportaron fondos para llevar a cabo el proyecto, que en estos días se ha montado, para la compra del voto de manera fraudulenta, porque el voto no debe ser comercializado a tal grado que distorsione la realidad política del país. 

Todo esto va en detrimento de la libertad política a la que tiene derecho el pueblo de México. Esa no es una estrategia válida para imponer y manejar la voluntad política de la ciudadanía. Son otros muchos factores los que deberían influir en la conformación del voto popular, como por ejemplo, el desarrollo de la economía, de la educación el respeto a la justicia, el incremento a la seguridad y el crecimiento y desarrollo económico de la nación.

por GERARDO REYES GÓMEZ

31  de AGOSTO de 2015

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com