UNA VOZ DE ALTURA

ALEJANDRO DÍAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL   nuevo.jpg (5064 bytes)

La muerte del último caudillo mundial tiene conmocionado al mundo.

En momentos que vive nuestro planeta una prueba de supervivencia en lo económico, político y social y los sistemas viven al borde del colapso, y en muchos lugares del globo terráqueo se viven etapas de pánico político, la disgregación da paso a fenómenos mundiales con inusitada violencia y pone a prueba todas las expectativas. 

Justo recién ahora ocurre la muerte del único superviviente heroico de una confrontación tan desigual, como injusta. Fidel Castro Ruz fue superviviente de la lucha más despiadada, después de la 2a. Guerra Mundial, entre el imperio económico militar de los EE. UU. y una casi minúscula nación latinoamericana.  

Superviviente de gran número de intentos de asesinato por parte de los servicios de inteligencia del imperio fue, al mismo tiempo, un pertinaz luchador e inspirador de la justicia internacional. El prototipo del héroe moderno, quien nunca olvido los principios de la Revolución que el mismo inspiró y dirigió. 

El mundo verdaderamente libre nunca lo olvidará, porque fue el David que se enfrentó al sanguinario Goliat de nuestros días. A pesar de todo, él nunca claudicó en sus principios e inspiró, durante más de medio siglo, a buen número de las juventudes revolucionarias. 

Honor a quien honor merece. No existen suficientes palabras para calificar a una personalidad como la del Comandante que logró supervivir a la enorme mayoría de sus poderosos enemigos.

Por GERARDO REYES GÓMEZ

28 de NOVIEMBRE de 2016

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com