UNA VOZ DE ALTURA

ALEJADRO DIAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL   nuevo.jpg (5064 bytes)

La semana pasada la cadena de Televisión CNN, en español, transmitió una muy interesante entrevista llevada a cabo en la Ciudad de México, en horario estelar, al filósofo y luchador social Javier Sicilia, donde se anunció la próxima aparición de su nueva obra "Estamos hasta la Madre".  

Lo singular del mensaje estriba en que, basado en el desarrollo de la lucha social llevada a cabo en nuestro país, es fácil observar que existe un activo frente de lucha, para tratar de frenar la irresponsable manera de gobernar del actual régimen político.  

La tendencia más importante de esta corriente, en la que coinciden personajes ligados a grupos de origen religioso, dirigidos por luchadores de renombre como Vera o Solalinde es que se observa una cada vez mayor congruencia en la respuesta de los frentes de lucha que van desde la crítica más ácida al poder central, hasta la demanda de desaparecer los poderes tradicionales y revertir algunos cambios que se han hecho a nuestra Carta Magna.

Todo lo anterior ha servido de perlas para darle a la sociedad mexicana la oportunidad de pensar en un cambio de régimen político que aporte mayor equidad social y respeto a la convivencia, apegada a un legítimo Estado de Derecho, con mayores garantías e justicia y disminuya la violencia incontrolada que nos trajo la maldita como salvaje guerra, que declarara el ex presidente Felipe Calderón en contra de la delincuencia organizada. Guerra que evidentemente perdió el Estado Mexicano. 

La mirada de la comunidad social mexicana observa con simpatía cualquier alternativa que le ayude a recobrar la esperanza de poner las cosas en su lugar, en beneficio de la gobernabilidad de la patria.

Algunas de esas revolucionarias tendencias, llaman a reconstruir nuestra Constitución Política, en beneficio de una sociedad azotada por la inseguridad, la injusticia, y los altísimos niveles de corrupción que muestran en su desempeño, nuestras más preclaras instituciones gubernamentales y las autoridades que actualmente las dirigen. 

En este empeño son bienvenidas todas las opciones que permitan una convivencia social, sana y equilibrada, para lograr en el menor tiempo posible la recomposición de leyes más justas, de las que por ahora muestran nuestras cada vez más viciadas instituciones. 

Es nuestro deber como ciudadanos y libres pensadores, recomponer nuestro tejido social, enfermo de violencia irracional, porque un grupo que usurpó el poder en su propio beneficio, esta acabando de matar las esperanzas de reconciliación social y política de los mexicanos.

POR GERARDO REYES GÓMEZ

20 de ABRIL de 2015

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com