UNA VOZ DE ALTURA

ALEJADRO DIAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL   nuevo.jpg (5064 bytes)

IRACUNDA Y MALTRECHA LA DIRIGENCIA DEL ESTADO MEXICANO 

Aún inmersa en los vapores de la última derrota de los pasados comicios, la dirigencia política nacional se encuentra dolorida, lastimada y violentamente resentida. 

Sin atreverse a pensar que la razón los abandonó, tratan de echarle la culpa a mil otros pretextos, sin aceptar que son ellos los causantes del debacle priísta. 

Sin embargo, hay miedo y mucho resentimiento en el interior de Los Pinos. Aunque ya comenzaron a aceptar que el deterioro de la figura presidencial fue la principal causa que propició los resultados. 

El miedo y la rabia se observan porque la fuerzas federales se encuentran en estado de preguerra. Para todos es observable que circulan por las calles de la capital y su zona conurbana, camionetas verde olivo del tipo "Pic Up" artilladas en su cajuela con ametralladoras calibre cincuenta. Y es que como tienen la cola sucia, mejo se previenen. 

Los últimos comicios, aunque todavía no lo acepta la presente dirigencia, pero para allá va la cosa, provocaron la virtual caída de precandidato de Peña Nieto, el niño Nuño y además  el reconocimiento que también el secretario de Hacienda quedaron fuera de la competencia por la Silla Presidencial del próximo sexenio. Don Beltrone todavía no lo quiere aceptar, pero también salió fuera de concretar es operación política. 

Si no comienzan a ponderar que el Gobierno Federal, comenzando por su actual presidente, están para estas fechas fuera e la jugada,   que vendrá la decisión final de más arriba, antes de la próxima elección, entonces es como aferrarse al poder contra natura. 

En un Estado que pretende alcanzar mayores niveles de aceptación, no caben las debilidades que fueron causa de la pasada derrota. Se es, o no se es. Entonces no hay duda. 

El incapaz y prepotente Niño Nuño, ha quedado fuera de la contienda, aunque su enfermizo orgullo no lo acepte. Si no quieren evitar que corra la sangre, tendrán que aceptarlo. Pronto tendrán que ponerle un hasta aquí a Peña Nieto, que al fin y al cabo es el responsable de obtener lo que tenemos.

por GERARDO REYES GÓMEZ

20 de JUNIO de 2016

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com