UNA VOZ DE ALTURA

ALEJANDRO DÍAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL   nuevo.jpg (5064 bytes)

LA CUARTA TRANSFORMACIÓN

“Conocer nuestra ignorancia es la mejor parte del conocimiento”. (Proverbio Chino)

Desde luego que para los hogares mexicanos, recuperar la paz, restablecer el sistema de seguridad y justicia corroído hasta sus cimientos y además terminar con la crisis actual de corrupción, de impunidad, de pobreza y de descomposición social, la cuarta transformación nacional que propone el próximo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aun cuando suena descabellada y a película de Misión Imposible, es importante tomarla en cuenta, sobre todo si el principio de esta transformación se orienta a fortalecer la educación y a combatir la ignorancia en la que estamos inmersos.

López Obrador refiere que a lo largo de nuestra historia, tres grandes transformaciones le anteceden, así justifica su propuesta: La primera, iniciada por el padre de la patria, Don Miguel Hidalgo y Costilla, culminó con una alianza entre Vicente Guerrero el valioso jefe del ejército insurgente y los jefes del ejército realista; Agustín de Iturbide y Antonio López de Santa Anna contra el cual combatían, lo cual dio como resultado más de 32 años de luchas intestinas con miles de muertos, que llevaron al país a perder la mitad de su territorio a manos de los estadounidenses, mientras la Iglesia católica acaparaba las riquezas de la nación. 

En la segunda, las Leyes de Reforma orientadas a recuperar los bienes de la nación en las manos del clero, llevaron al país a una serie de guerras internas seguidas por la intervención francesa; los resultados fueron igualmente diferentes a sus objetivos originales, cuando a la muerte de Benito Juárez, el país quedo en manos de Porfirio Díaz, quien luego de 30 años de dictadura dejo al país asolado por la pobreza, la inequidad y la injusticia, similar a lo que hoy sucede.

La tercera, iniciada por Francisco I. Madero, aunque diferente en sus resultados, tuvo igualmente un costo muy alto, en virtud de los hechos que siguieron a la toma del poder presidencial, Madero mismo fue su primera víctima, seguido por las centenas de mexicanos muertos durante los 10 años siguientes, siendo sus logros más importantes por sus implicaciones, la promulgación de la Constitución de 1917 y las acciones de Lázaro Cárdenas de repartición de tierras a los campesinos, la recuperación del petróleo como patrimonio nacional y la creación de las instituciones del México moderno.

Un análisis somero de las transformaciones mencionadas, indica que el sistema lagunar de algunas leyes de esa época y la ignorancia centenaria del pueblo mexicano y la de muchos de los líderes de esas transformaciones, fueron los factores principales para alterar los objetivos iniciales y ponerlos luego al servicio de quienes se hicieron del poder. Si bien los gobiernos de la Revolución pusieron especial énfasis en la educación, los niveles de ignorancia real siguieron siendo los mismos y tal vez, debido al fracaso de la reforma educativa promovida por Peña Nieto, así como por el escaso interés de los diversos gobiernos estatales por mejorar la educación y por terminar con la maldita ignorancia, estos se han incrementado. 

En la cuarta transformación, la educación debe ser la gran prioridad y desde ahora, el Congreso, debe dedicarse a enriquecer las leyes para que el poder del pueblo se convierta en algo real, y se asegure que los gobernantes cumplan constitucionalmente con la sociedad y no se presten a nuevos vicios y engaños que pueden desbarrancarnos a la situación actual, que por ignorantes tanto padecemos.

                                                                             Por ALEJANDRO DÍAZ CAMACHO

13 de Agosto de 2018

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com