UNA VOZ DE ALTURA

ALEJADRO DIAZ CAMACHO

  

EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL EDITORIAL  nuevo.jpg (5064 bytes) 

El cambio tan drástico en la política moderna de México y el reto del mundo es tan notable que no alcanzamos todavía a asimilarlo.  

Ya nada es igual, todo ha sido superado. Por ejemplo en España sin que los políticos se dieran cuenta se formó tan rápido como el rayo, una nueva fuerza política que en cosa de semanas terminará con el clásico bipartidismo de la Nueva España. 

De México, ni se diga. Si alguien les contara que en el Michoacán de nuestros amores, nadie se explica cómo le hizo "La Tuta, para poder exportar cientos de miles de toneladas de mineral de hierro para ser exportadas a China, desde sacarlas de Michoacán, y meterlas en varios enormes barcos para a precios de regalo birlarlas al mercado estadounidense con papeles y todo, en grandes operaciones financieras, que fueron registradas en los centros especializados de Nueva York y, efectivamente les dieron entrada en puertos chinos, mientras en México, nadie se las olía. Eso fue y sigue siendo toda una hazaña para ser publicada en la sección de "Aunque Usted No Lo Crea", de cualquier periódico del mundo.  

¿Cómo le hacen los mexicanos que se están muriendo de hambre, para batir los records de comparas de automóviles nuevos en los primeros meses de éste año, si ni siquiera están inscritos los compradores en los programas sociales del gobierno mexicano, dirigidos a paliar el hambre de la comunidad nacional? 

¿Cómo o dónde metieron esos cientos de miles de vehículos en las ciudades saturadas por los parques vehiculares que ya era extremadamente difícil soportar las supersaturadas calles de las principales ciudades del país? Y, además ¿cómo lograron los permisos de importación para introducir al país miles de autos usados procedentes de mercado estadounidense? 

¿A qué virgencita, como no sea la de Guadalupe, le estaremos  rogando los mexicanos, para que nos impongan a tan altos e impolutos funcionarios que manejarán las finanzas de los nuevos inversionistas transnacionales, como es el caso de Luís Téllez K., ex director de la Bolsa Mexicana de Valores para que les manejen los negocios a los dueños de las grandes petroleras internacionales que operan, desde ya, en México? 

¿Podría alguien decirnos cómo se atreve, y basados en qué, el Poder Ejecutivo a asegurar que estamos a un pequeño tramo de dejar nuestras penurias económicas, para dejar cabida al bienestar social que merecemos los mexicanos? Si ya nos han enseñado las autoridades que utilizan al INEGI, como una jerga de usos múltiples para limpiar la más cochina de las cocinas donde se preparan las comidas de los miles de corruptos?

POR GERARDO REYES GÓMEZ

15 de SEPTIEMBRE de 2014

 

LINEA DIRECTA GERARDOREYES.COM DERECHOS RESERVADOS.   regg48@hotmail.com